Lunes 18 de Noviembre del 2019

Una voz esclarecedora

 

Una voz esclarecedora

El pasado domingo 5 de mayo en el programa Estado Nacional se habló sobre el tema Venezuela. Durante la primera parte del programa los panelistas dieron como verdades irrefutables un reconocimiento a un tipo auto designado Presidente encargado, que juró como tal en una concentración callejera y a la que concurrieron algunos presidentes a reconocerlo como tal ignorando asi, de sopetón, la voluntad expresada de más de seis millones de ciudadanos venezolanos que le dieron su preferencia a quien sí es presidente, el señor Maduro. Entre los panelistas estaba uno que es habitual, el señor Gonzalo Müller, abogado identificado con el partido UDI, el sociologo Alberto Mayol, Francisco Vidal, otro habitual del programa y Mauricio Rojas ministro de cultura en el actual gabierno por tres días. Durante más de media hora se dió curso a todas las versiones de la oposición golpista venezolana, pero ni una sola palabra de esa oposición que si participó de la elección en que triunfó el actual gobernante venezolano y que sí reconoció el triunfo de éste y el desarrollo de todo el proceso electoral de ese pais. Esa oposicíon fue completamente olvidada entre estos partícipes del diálogo que comento. La crisis venezolana, según ellos, tiene dos rostros: Maduro y Guaido.

De paso son ellos unos demócratas impolutos desde donde predican y claman por la democracia y los derechos humanos en todas partes dicen incluido el periodista conductor pero quien siga el programa de manera habitual no podría asegurar que allí la situación de los migrantes centoamericanos que a pie intentan llegar a los Estados Unidos y donde son tratados con esa delicadeza que se expresa en separar a los niños de sus madres y meterlos en jaulas por disposicion de esa maravilla democatica mister Trump. Ni se inquietan siquiera por la masacre permanente que Israel lleva a efecto en Gaza. Ni por los bombardeos deportivos, quizá así piensen ellos, que Saudi Arabia,de vez en cuando, realiza contra Sudán. No, toda la preocupación es la crissis venezolana y esa admiración por la política estaudinense y esa democracia donde el racismo campea a sus anchas, donde matanzas en barrios o colegios es tan habitual que para ellos no significa motivo alguno de preocupación. Venezuela sí es motivo de preocupación pero solo la versión de un sector: Ese "legítimo" presidente que no fue candidato presidencial y que como diputado alcanzó una cifra cercana a cien mil votos.

Luego estuvo el ministro secretario general de gobierno que defendió, naturalmente, los proyectos de gobierno explicando de manera edulcorada los beneficios que éstos trarán para el pais.

Finalmente la invitada fue la diputada comunista Carmen Hertz, quien tras recordar a la dirección del partido comunista apresada, torturada y finalmente desaparecida por la dictadura que defienden los partidos de derecha chilenos y para los cuales estos crímenes sólo opacan la "obra" realizada por las fuerzas armadas ejecutadas con la colaboración y entusiasmo de todo ese sector al cual la muerte y asesinato de marxistas no les incomoda y que tan representadas están en este programa. La diputada aportó al debate información concreta sobre la "crisis venezolana" tales como el cerco económico llevado a cabo por los EstadosUnidos desde hace ya varios años que es catalogado como crimen de lesa humanidad y que ha significado muerte para alrededor de cuarenta mil venezolanos. Señaló que para entregar ayuda humanitaria esta se hace bajo reglas específicas y que lo de Cúcuta fue sólo un circo propagandístico que en menos de 24 horas se desmoronó. Recordó que la última elección presidencial venezolana se realizó bajo la observación de veedores internacionales encabezados por el ex presidente español Rodriguez Zapatero y los oyentes pudimos comprobar que a ninguno de estos antecedentes se les pudo refutar.

El ex minitro de cultura por tres días, haciendo alarde cultural, como se hablaba de la "crisis venezolana" expresó su entender del problema en discusión criticando al partido comunista, que había aplaudido a Stalin y algo creo que dijo de Lenín. Ubicadito Mauricio Rojas a quien la diputada en un rasgo de generosidad (o de lástima) le espetó que "los conversos son los peores" en lugar de decirle francamente traidor vergonzante, típico pelafustan en venta a tanto la palabra.

Lautaro Cotal Rojas


 

 

Otros Columnistas

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.