Lunes 18 de Noviembre del 2019

Piñera, un figurín

 

Piñera, un figurín

Tras el rotundo facaso de Piñera en Cúcuta, donde no fue el protagonista que ansiaba ser y hasta donde no pudo aparecer en la foto de algunos momentos estelares que su ansia de figurar le exige y donde hasta extravió su visión, hecho que le indujo a sostener que la pobreza que había a su alrededor era culpa de venezolanos.

Hoy, pasados sólo algunos días, el abandono de Cúcuta se ha extremado y sus habitantes y comercio claman por una atención a sus problemas sin que nadie se preocupe de ellos. Triste realidad y clara miseria de aquellos medios de comunicación que allí estuvieron y que callan realidades que debieran informar.

Pero el hombre persiste. Ha logrado juntar a su alrededor a un grupo de presidentes de claro tinte derechista que en 45 minutos dicen haber creado una nueva entidad que deberá opacar a las muchas ya existentes y que, por fin, lo nombran a él presidente y que esto lo mostrará ante el mundo como un lider continental. ¿Por qué ha de serlo Michelle Bachelet y no él?

El problema que se plantea desde un principio es que mienten al señalar que será una organización no ideológica cuando sus componentes son admiradores profundos de la privatización de los bienes de los estados para entregarlos a privados, entiéndase trasnacionales, sometiendo a nuestros pueblos a sólo ser proveedores de materias primas sin agregar valor alguno y someternos a ser dependientes de potencias imperialistas.

Pero el desesperado afan de ser protagonista de todo se vio opacado por la presencia de Jair Bolsonaro, cuyas afirmaciones extremistas, homofóbicas, misógenas, facistas y racistas atrajo mayor preocupación periodística y quienes le acompañaron agregaron expresiones que ofenden a las víctimas de la dictadura de Pinochet y que naturalmente alegran a sus colaboradores muchos de los cuales fueron partícipes destacados de la dictadura. Los miembros de la Udi se ven reflejados en este personaje que dice brutalmente lo que ellos siempre han pensado y que tratan de ocultar en un supuesto sentido democrático. ¿O alguien cree que lo son?

Los otros presidentes pasaron casi inadvertidos por su intrascendencia y en la población no llamaron mayormente la atención. Numerosas organizaciones

chilenas llamaron a expresar su repudio a estos visitantes que al final de cuentas ninguna idea concreta de desarrollo y unidad presentaron, salvo su obstinada idea de entrometerse en la vida de los venezolanos de quienes dicen solidarizar pero de lo que ansían en verdad es apoderarse de su petróleo. El Jefe de todos estos politicos Donald Trump ya lo expresó y la reacción ha sido inmediata. No olvidemos que nuestro presidente en un acto creativo, propio de él llevó nuesto máximo símbolo patrio a insertarlo disminuido y pequeñito en la bandera de los Estados Unidos. ¡He aquí al gran patriota! ¡Comercio es patria, negocios, negocios!

En esta farándula los medios de comunicación carentes de una información digna de detallar sobre alguna propuesta que no sea una nueva división de nuestros pueblos se dedicaron a mostrar paseos de Bolsonaro hijo y hasta un ridículo show de un pelafustán que alguna vez ofició de payaso y que en un centro de comida grita un "viva presidente". Eso si, nada de las manifestaciones populares de rechazo al lote de reaccionarios.

Lautaro Cotal Rojas


 

 

Otros Columnistas

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.