Martes 24 de Octubre del 2017

Suecia: Recibamos el 2011 con el continuismo


05 ene 2011
 

Suecia: Recibamos el 2011 con el continuismo 


El hombre en su Encrucijada. Diego Rivera

Dejamos detrás un 2010 en una regresión social sin precedentes. Se abate sobre Europa como un vendaval que arrastra, cumpliendo con las exigencias del BCE, FMI, BM y la UE, todas las conquistas sociales arrancadas en duros combates de la clase trabajadora, por varias generaciones.
Nada se salva en esta debacle: empleo, trabajo estable, sanidad, educación, cultura, libertades públicas.

El fantasma de la miseria persigue a millones de personas desocupadas, enfermas, jubiladas que ven caer sus ingresos y garantías sociales ante la voracidad de un sistema económico insaciable.

El BCE ha creado un fondo permanente de 750.000 millones de euros para el rescate de países en bancarrota, absolutamente fabricada, para obligar a los mismos a solicitar créditos de miles de millones de euros, para imponerles una política nefasta de recortes.
Carlos Marx lo decía ” No hay independencia política, sin independencia económica”.

Por lo tanto imponen estos organismos la política interna, externa y económica.
Endurecen en lo que llaman Agenda 2020, la política de recortes y reformas de las leyes laborales, e impondrán sanciones a los que no cumplan con los limites de los presupuestos del 3% del BNP.
Pero la pérdida de soberanía no es solo en la obligación de la aplicación de los brutales planes de ajustes, sino que tienen que invertir el dinero en aquello que sus acreedores les indiquen incrementando los gastos militares.
Esta política nosotros la conocemos en América Latina desde la década del 60.

Hay una simbiosis total entre el capital y el estado, para imponer férreos planes de ajustes, conjurar a través del endeudamiento del país hasta limites imposibles, todo riesgo de resistencia obrera y popular, cualquier atisbo de soberanía. El miedo al desempleo es otro de los factores.
Pero en este mismo momento no pueden impedir que se desarrolle en toda Europa, con excepción de algunos países, como el caso Suecia, una guerra social de alcances impredecibles.
A esto se han prestado sin vacilaciones todos los gobiernos sin distinción de color político, consientes que solo beneficia las Grandes Transnacionales y Bancos.

En Suecia desde la década del 90 se aplica esta receta, sin una respuesta de las fuerzas políticas y sindicales. Por el contrario tomadas en forma conjunta a espaldas de sus propias bases. Suecia tiene establecida, la reglamentación sindical, acuerdos entre sindicatos y patronales que ilegalizan toda protesta que salga del marco de sus “convenios” salariales.

Se ha impuesto en silencio la reforma de las pensiones, su privatización, obligando a integrarse en los Fondos de Pensiones. Caja de Seguros Sociales [Försäkringskassan], ya no será su médico de confianza, por encima de la opinión del médico tratante, quién revolverá el derecho a percibir el seguro, sino la funcionaria/o que tenga el caso.

Reducción del gasto público para servicios esenciales, sanidad, transporte, electricidad, farmacia, educación.Privatizandolos con un desmejoramiento y encarecimiento de los mismos.

Donde no hay día que no se denuncien casos violatorios de los derechos ciudadanos: Pacientes terminales obligados a reintegrarse al trabajo. Ancianos, que solo el coraje civil de una enfermera, permitió que se denunciara la situación de pacientes con Alzheimer, encerrados por las noches, solos, por falta de personal.

Urgencias hospitalarias que no garantizan la seguridad de los pacientes. Ambulancias sin los elementos necesarios. Tienen que suceder hechos muy graves con desenlaces mortales, para que se tome conciencia de la gravedad.

Observamos con preocupación una fascistización de la sociedad: cuando la cultura se mediatiza, privatiza. Bibliotecas, imponiéndonos grandes monopolios como Bonniers o AdLibris, que literatura vamos a digerir. Radio y Televisión [Public Service], que se supone, garantía de la libertad de prensa y expresión. La cultura cumple un rol fundamental en el desarrollo de la sociedad. Es un revulsivo, que debe crear el debate político, ideológico. La cultura es propiedad de todos.
Escuelas, universidades, bibliotecas son parte de nuestros bienes comunes. Lo contrario abre las vías para deliberadamente mediatizar el nivel de la gente.

La educación pública ha experimentado un cambio cualitativo en su forma y objetivo. Ha dejado de ser un derecho para convertirse en negocio; los docentes empleados que persiguen el éxito de sus clientes, los estudiantes. Y a meras funciones administrativas.

Bajo el paraguas inmenso del “terrorismo” cabe todo. La militarización del Mundo, Europa y Suecia. Obligando a acompañar los intereses geopolíticos-económicos intervencionistas de EEUU.

El ministro Tolgfors cuando se cuestiona la presencia de Suecia en Afganistán, en declaraciones vertidas en la propia prensa sueca, Radio P1: manifiesta entre otras cosa que “ Aquellos se se muestran escépticos, dudosos o negativos ante la guerra química sueca en Afganistán, son delincuentes. Por qué el debate dificulta la seguridad de nuestra fuerzas allí. Los que dificultan, la labor de los soldados, cometen el delito de “Traición a la Patria. Hasta 1970 castigado con la pena de muerte. Actualmente cadena perpetua”. Delirante!!

En estos momentos se realizará un juicio contra un grupo de soldados americanos que mataban civiles como deporte y juntaban restos de cadáveres como trofeos. Junto a estos soldados luchan los soldados suecos.
Ante una guerra que va durando 9 años, donde los daños humanos, materiales son gravisimos, y ecológicos mas graves que en Vietnam.

Moralmente perdida y de la cual el Premio Nobel de la Paz, Obama y su gobierno no saben como salir de allí. Suecia mantendrá sus tropas hasta 2014. Con la anuencia del gobierno y la Social Democracia, que nuevamente traiciona sus promesas electorales.

Dos acontecimientos muy graves vinculados a supuestos atentados terroristas en Suecia, dispararon las alarmas hasta el grado 3.

La Policía Antiterrorista había sido alertada de una amenaza de una bomba en el centro de Gotemburgo, y por consiguiente la había eliminado. Esto dio lugar que ante el sistema de micrófonos ocultos y palabras mal interpretadas escuchadas, sospecharan de que una familia de origen palestino, ciudadanos suecos, estuvieran involucrados.

Llevaron a cabo un allanamiento brutal en sus domicilios, destrozando puertas, ventanas, muebles, sacando de sus camas en mitad de la noche a los presuntos sospechosos, inclusive niños, que fueron llevados a jefatura e interrogados.

Sin llamar, sin orden judicial y con sus uniformes especiales, vestidos de negro, máscaras antiterroristas, estas fuerzas llamadas “Policía Antiterrorista”, colocaron a los sospechosos en el suelo con los brazos a la espalda, esposados, amenazándolos con sus metralletas con rayo láser.

Uno de los detenidos no era ni siquiera sospechoso. Si no hubieran sido extranjeros, se habrían legitimado, llamándolo para un corto interrogatorio.

Pero se trataba de un ciudadano sueco que se llamaba Muhammed!

Por eso era necesaria toda esta violencia, para que después de declarar ante el juez fueran dejados en libertad sin cargos. Cuando el allanamiento la amenaza ya había sido eliminada. Sus abogados tenían prohibido revelar nada ante la prensa. Solo la policía y el fiscal podían aclarar las razones de este allanamiento.

Pero las secuelas dejadas en sus vidas y en esos niños son para siempre.
Me recuerda Uruguay y Bs.As. donde también nosotros vivimos una experiencia similar.

Poco después se inmola un joven en el centro de Estocolmo, fundamentalista.y nuevamente se plantea la necesidad de “Proteger Suecia” del peligro del terrorismo internacional.

Ciertas asociaciones musulmanas toman distancia, y la prensa de siempre intensifica su campaña antimusulmana y antiterrorista con los expertos que nunca fallan ni faltan.

Sacamos de foco la pregunta fundamental: Que tiene que hacer Suecia en Afganistán, pregunta que se hace un 77% de la población, que quiere que sus tropas sean retiradas de allí.

Inmediatamente el gobierno y la  Social Democracia da marcha atrás en su promesa electoral, impulsan la necesidad de, profundizar la aplicación de la Ley FRA, con todo lo que implica del control indiscriminado de la población y además enviando toda esa información a EEUU. A sus servicios de inteligencia.

EEUU también exige la entrega de toda la red de cables de TELIA ante la futura “Guerra Cibernética”.

Toda esta política general ataca la Democracia en sus cimientos, y su defensa es la denuncia y el rechazo.

Como confrontar esta realidad. Ese Nuevo Orden Mundial ya esta presente.
El predomino del discurso económico sobre el político, aniquila la posibilidad de reconsiderar las metas de la sociedad, por ende cambiarla, llevando al desarme ideológico.

La única manera es indudablemente la acumulación de fuerzas, suena conocido, si!!

Fortalecer la coordinación europea de las luchas sindicales, por una alternativa ante el poder imperialista, que solo la pueden ofrecer los trabajadores en lucha y los pueblos!!

Este sistema esta condenado. La responsabilidad que tenemos es la de tomar posición y exigir juntos el lugar al que tenemos derecho en la sociedad.

En lo personal mis mejores deseos de Justicia Social y Paz!


Gloria 

Publicado por Esta voz
http://estavoz.blogspot.com/
 

 

 

Otros Columnistas

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.