“La Víctor Jara” y su asamblea anual

“La Víctor Jara” y su asamblea anual

“La Víctor Jara” y su asamblea anual

La Federación Nacional Víctor Jara cumplirá 50 años el 2025, el próximo 19 de mayo
tendrá su Asamblea Anual correspondiente al 2024 actual. Medio siglo de actividad,
diaria; si consideramos los momentos que no son solo actos y reuniones en el local
sino su planificación, las necesarias relaciones con el frente sueco, con los amigos y
aliados, la permanente preocupación por el devenir en Chile como contenido de su
quehacer, podemos ver una labor permanente que amerita un prolongado y profundo
estudio. No es posible en este escrito presentar todo ese trasfondo, apenas
mencionarlo en un apretado resumen. La anunciada Asamblea Anual debiera de todos
modos tomar en cuenta esa historia, el estudio en profundidad no se ha hecho aún.
Es necesario proyectar el futuro en consecuencia con el origen y propósito de la
existencia de la Federación. Bajo el rancio postulado “son otros tiempos” que domina
el debate hoy, se esconde el desconocimiento del ayer y se soslaya definir cuáles son
esos nuevos tiempos. Al llegar a Suecia nos correspondió actuar en un complejo
entorno político, local e internacional, lo que exigía conocimientos y habilidades que
no dominábamos. En un comienzo éramos todos exiliados, más allá de rearmar
nuestras vidas se esperaba que representáramos dignamente a las víctimas de la
represión desatada por el golpe cívico militar del 11 de septiembre de 1973 en Chile.
Eran los tiempos de “la guerra fría”, la lucha por la paz se sustentaba por la solidaridad
entre los pueblos. El país que nos acogió estaba entonces a la cabeza de las fuerzas
pacifistas del mundo occidental. Hoy estamos a las puertas de una tercera guerra
mundial, el país que nos acogió se ha sumado a las fuerzas que impulsan la guerra. La
solidaridad anda de vacaciones. En Chile el fascismo se impuso a sangre y fuego, hoy
actúa en todo el mundo preparando la violencia y ganando elecciones. Los tiempos de
guerra fría están de vuelta, con sus conflictos locales incluidos.
¿Cuáles son los nuevos tiempos que obligarían a la FVJ cambiar de rumbo y tarea?

Origen y razón de ser:
La organización nace como el necesario instrumento que permite al Partido Comunista
de Chile accionar en la legalidad sueca. En 1973, apenas dos meses después del golpe,
unos 7 militantes entre residentes y recién llegados apoyados por Luis Enrique Délano,
nuestro embajador saliente, constituimos la célula Enrique París, a partir de ella se fue
desarrollando la actual organización. Más tarde, la dispersión en comunas generó la
formación de cerca 45 asociaciones Víctor Jara a lo largo el país, con un listado de
miembros que pasó de los 3.500 adherentes. Por ello es una federación nacional.
A su turno, cada partido chileno en el exilio vio la necesidad de su propia legalidad y
generó las asociaciones Huelén, Gastón Lobos, Arauco y varias más. Logramos la
personería jurídica de la VJF en 1975 con el documento que rige su existencia hasta
hoy.
Todas las asociaciones de origen político o gremial generadas por la comunidad
chilena en Suecia corresponden a la necesidad de actuar legalmente en el país, no son
el organismo que las creó, son el instrumento para su relación con el entorno local y
legal.

Solidaridad, política y cultura
Prevalece aún la concepción de que solo las artes son cultura y deben “adornar” la
actividad social. No es el momento de teorizar acerca de esos conceptos, pero
sabemos que son componentes inalienables de la condición humana. En nuestro caso
no era posible en los años de exilio recabar solidaridad sin mostrar quiénes y qué
éramos, tampoco es posible hoy, como comunidad de inmigrantes, conservar nuestra
identidad sin ejercer nuestra cultura y aportar a la que nos acoge, lo que da a nuestra
razón de ser una clara dimensión política.
Postular que una organización cultural no es política es confundir los conceptos, las
artes buscan reconocimiento en el ámbito social, por tanto, su ejercicio deviene en
acto político.
Es de esperar que la Federación Nacional Víctor Jara, en su propósito original de
actuar en su legado político y cultural, refuerce su cometido el 19 de mayo.
Es urgente ahora.

Germán Perotti
11 de abril, 2024

  Categories: