“Necesitamos pasar a la ofensiva”: Lautaro Carmona

“Necesitamos pasar a la ofensiva”: Lautaro Carmona

enero 16, 2024Prensa el Siglo

En su discurso al inaugurar la Fiesta de los Abrazos, el presidente del Partido Comunista llamó a “la más amplia unidad que permita la convergencia desde el centro a la izquierda” para concretar transformaciones y expresó que “la lucha para detener el avance y peligro de la derecha y la ultraderecha, es lo que debe darle centralidad a la actuación política de los sectores democráticos y progresistas”. Enfatizó que el triunfo En Contra en el plebiscito pasado, “fue una derrota política y electoral de la derecha y de su propuesta ultraconsevadora, como expresión más extrema del capitalismo neoliberal”. Hablando de sucesos recientes de corrupción y malas prácticas, el dirigente comunista sostuvo que “tenemos que hacer debate abierto, sin ninguna limitación, la gente tiene que sentir que acá están las fuerzas de la probidad, de la honradez, de la transparencia, del servicio a la comunidad como vocación”. Manifestó que “hoy, con el avance de fuerzas reaccionarias y de corte fascista, se hace más necesario, reivindicar el respeto irrestricto a los derechos humanos, la no repetición, la condena permanente a la dictadura” y reivindicó y respaldó “el anuncio de nuestro Presidente Gabriel Boric, del Plan Nacional de Búsqueda, que tiene como objetivo esclarecer la desaparición forzada y el paradero de miles de compatriotas”. En materia internacional, en su discurso, Lautaro Carmona expresó: “Reiteramos nuestro llamado a detener el genocidio que se está llevando a cabo en contra del pueblo palestino…Debemos asumir una actitud más decidida para parar estas masacres”. “Con la misma convicción, condenamos el inhumano bloqueo que mantiene Estados Unidos contra el pueblo de Cuba”. “Solidarizamos con el pueblo del Ecuador, que está siendo víctima del crimen organizado y el narcotráfico”.

“El Siglo”. Santiago. 1/2024. El siguiente es el texto íntegro del discurso de Lautaro Carmona, presidente del Partido Comunista de Chile, en la inauguración de la Fiesta de los Abrazos el 13 de enero de 2024:

“Nos honra saludar la presencia del Presidente de la República, compañero Gabriel Boric Font, reciba el cariño y respaldo activo de los comunistas chilenos. Muchas gracias por hacerse presente, al igual que otros años, en esta versión de la Fiesta de los Abrazos.

Compañeras y compañeros, en representación de nuestro Partido les hacemos llegar un abrazo fraternal, solidario y comprometido con las luchas que son parte de las urgencias de este tiempo político. Para cada una y uno de los representantes de comunidades de nuestros pueblos originarios, del movimiento sindical, poblacional, juvenil y estudiantil, de los derechos humanos, de la cultura, artistas e intelectuales, de los movimientos de solidaridad internacional con la lucha de otros pueblos.

Nuestro saludo a alcaldes y alcaldesas, concejales y consejeros regionales, parlamentarias y parlamentarios. Un abrazo para las y los representantes de las distintas fuerzas políticas que nos acompañan. Nuestro saludo, también, a quienes cumplen importantes tareas de gobierno, ministros y ministras, que nos llena de orgullo tener la presencia de Camila, de Jannette y de Nicolás.

Un abrazo cariñoso a la Juventudes Comunistas, nuestra Jota. A nuestros amigos y amigas, a todos los asistentes, sean bienvenidos y bienvenidas a la nueva versión de esta fiesta.

La Fiesta de los Abrazos se ha transformado en un hito de encuentro del mundo de izquierda y progresista de nuestro país, y también de compañeros y compañeras que llegan de otras latitudes del mundo, representando fuerzas políticas y causas nobles por las cuales luchan.

Esta actividad tiene su origen en los años de la lucha contra la dictadura, recordemos que hasta ese tiempo, celebrábamos el aniversario del Partido el día 02 de enero, cuando este pasó a nominarse Partido Comunista de Chile. En este mismo espacio, se realizó una masiva actividad, el año ‘87, ‘88, que terminó con una tremenda represión, que no impidió que sonaran los cassette en diferentes radios, que se encontraban distribuidas, dando un mensaje de la Dirección del Partido. Posteriormente estuvimos en el Estadio Marianista de la comuna de Pedro Aguirre Cerda, en el Parque Forestal de la comuna de Santiago. Es inolvidable también, el acto “Viva la Gente” realizado en el Estadio Santa Laura, en enero del año 1990, cuando Gladys desafiando al dictador, en los hechos reivindica la legalidad desde la clandestinidad.

Este es el espacio donde nos abrazamos en la lucha, es un momento de evaluación y proyección política, donde compartimos experiencias a través de los intercambios políticos, la música, el arte, la cultura, la gastronomía, y distintas expresiones que son representación legítimas de nuestro pueblo.

La solidaridad de los pueblos

Esto frente a los distintos conflictos provocados por las potencias imperialistas y sus aliados, nos llevan a levantar banderas solidarias con los pueblos que luchan y resisten defendiendo su identidad y existencia, como es la respuesta que el mundo da ante los ataques en la Franja de Gaza. Reiteramos nuestro llamado a detener el genocidio que se está llevando a cabo en contra del pueblo palestino, y exigir el cese al fuego inmediato, y detener la masacre contra la población civil.

Debemos asumir una actitud más decidida para parar estas masacres, que ha costado la muerte de miles de inocentes, en especial de niños y niñas, que han sido las víctimas principales de los bombardeos por parte del Estado de Israel. Nadie con básica sensibilidad humana, puede no conmoverse.

Valoramos la decisión de nuestro gobierno de la presentación de una “remisión de la situación en Palestina” ante la Corte Penal Internacional, para que se investiguen los crímenes que se comenten en los territorios palestinos ocupados.

La embajadora de Chile ante la ONU Paula Narváez, sostuvo que “todas las partes involucradas, así como la comunidad internacional de manera conjunta, deben trabajar para que esta guerra termine y que se inicie un proceso de diálogo real y fructífero que nos permita transitar hacia la existencia de dos estados reconociendo el derecho de Israel y Palestina de coexistir en paz, dentro de fronteras seguras acordadas mutuamente e internacionalmente reconocidas”.

Por humanidad, por Palestina, incrementemos nuestra solidaridad plena, y que, en esta Fiesta de los Abrazos, se levante su voz para exigir el cese al genocidio y una Palestina Libre.

Aquí no caben dudas, cuando ponemos la defensa de los derechos de la humanidad en el centro, debemos multiplicar nuestros esfuerzos, por avanzar y exigir la resolución pacífica de los conflictos entre Estados, priorizando una visión anti-imperialista, a favor de la convivencia multilateral, centrados en la paz, el derecho internacional y la autodeterminación de los pueblos.

Con la misma convicción, condenamos el inhumano bloqueo que mantiene Estados Unidos contra el pueblo de Cuba. Esto a pesar de que, en reiteradas ocasiones, la Asamblea General de las Naciones Unidas, de forma mayoritaria ha votado y condenado el bloqueo en contra de este pueblo hermano.

Estados Unidos, desde una lógica imperialista e intervencionista, ha puesto a Cuba en un listado de países que promueven el terrorismo, para justificar sus acciones en contra de la isla, y así asegurar distintas iniciativas que buscan la desestabilización política, económica y social del país caribeño.

Hace pocos días, se cumplieron 65 años del proceso de la Revolución Cubana, le transmitimos nuestro mensaje de reconocimiento y solidaridad, a través de la delegación encabezada por su embajadora que se hace presente en este anfiteatro de la Fiesta de los Abrazos. La que saludamos y valoramos, porque ha sido consecuente con un proceso cuyas bases están en la soberanía de su propio pueblo. Cuba tiene todo el derecho a su libre determinación, debemos incrementar nuestra solidaridad activa, con una nación hermana, que ha dado mucho por otros pueblos, y en especial por el chileno. El Partido Comunista se dispone a elevar y hacer más concreta la solidaridad frente a la criminalidad del bloqueo que se mantiene.

Solidarizamos con el pueblo del Ecuador, que está siendo víctima del crimen organizado y el narcotráfico. Este flagelo que tiene distintas expresiones en nuestros países, ha contado con tierra fértil en las políticas neoliberales, que ha provocado la reducción del Estado y de sus políticas públicas, que vayan de la mano en resolver necesidades sociales, que apunten al bienestar de la población mejorando su calidad de vida.

Somos claros en decir que se debe combatir el crimen organizado de forma directa tanto con las instituciones formadas para eso, como con leyes que entreguen mejores condiciones para lo mismo. Sentimos satisfacción que nuestro Gobierno, el que encabeza el Presidente Boric, ha sido el que ha llevado adelante mayores iniciativas legislativas y mayor fortalecimiento, en forma integral, de todas las tareas que hay que acometer para abordar exitosamente la lucha contra este flagelo y no vernos en el riesgo de lo que pasa en el Ecuador, en El Salvador, en Colombia, en México, etc.

Tenemos debida conciencia que la lucha por políticas sociales que permitan un mayor nivel de igualdad y justicia, también constituyen parte del dispositivo que los Estados, los pueblos y los gobiernos deben implementar para quitarle la posibilidad que recluten, por la necesidad, a los que ellos llaman “soldados”, niños y niñas, para llevar adelante la monstruosidad de sus acciones.

En definitiva, sigue pendiente la lucha por un mundo mejor, más justo, en paz, de justicia social, que fortalezca políticas de pleno respeto a los derechos humanos, con una visión de género y de la mano de un desarrollo sustentable y de crecimiento armónico con el medioambiente.

Unidad para impulsar las demandas de Chile

El año que recién se cierra, conmemoramos los 50 años del golpe civil-militar, que con su carácter fascista, con el apoyo del imperialismo norteamericano y las fuerzas reaccionarias de nuestro país, costaron la vida, la tortura, el exilio, la relegación y la persecución más atroz en contra de un sector político de la población y del pueblo. Por el delito de pensar distinto, de tener una propuesta y un proyecto de sociedad diferente. Esto se llevó a cabo, derrocando un gobierno democráticamente electo y que había sido la expresión legítima de años de lucha de nuestro pueblo, por más democracia y justicia social.

Este Gobierno encabezado por Salvador Allende, es un proyecto inconcluso en tanto fue capaz de recoger las demandas de la comunidad, en especial de los trabajadores y trabajadoras. La soberanía nacional de nuestros recursos naturales y bienes comunes, la justicia social, la cultura y la educación como motor de movilidad social, la salud como un derecho, entre otras políticas públicas, fueron parte de esta épica histórica de millones de chilenos y chilenas.

Hoy, con el avance de fuerzas reaccionarias y de corte fascista, se hace más necesario, reivindicar el respeto irrestricto a los derechos humanos, la no repetición, la condena permanente a la dictadura y de quienes fueron parte, así como abrir paso a mayor verdad y justicia en torno a los crímenes de lesa humanidad ocurridos en nuestro país, y avanzando en contra de la impunidad. En este sentido, reivindicamos un hecho muy importante, el anuncio de nuestro Presidente Gabriel Boric, del Plan Nacional de Búsqueda, que tiene como objetivo esclarecer las circunstancias de la desaparición forzada y el paradero de miles de compatriotas, implementando medidas de reparación, verdad y no repetición.

Nos cruzaremos contra el negacionismo, pero también, contra las pretensiones que buscan lograr regalías y beneficios carcelarios a los criminales de lesa humanidad de Punta Peuco. Quienes están comprometidos con el exterminio en un sector de nuestro pueblo, no pueden aspirar a reivindicaciones de beneficios, toda vez, que son delitos que no prescriben, ni se pueden anular.

En el último plebiscito, el pueblo de Chile, mayoritariamente votó en contra de la propuesta de una Constitución hegemonizada por la derecha. Una propuesta reaccionaria y conservadora, que nos hacía retroceder, aún más, en derechos conquistados por el movimiento social. Se rechazó una propuesta que entregaba rango constitucional a las AFPs e Isapres, que eliminaba derechos conquistados por la lucha feministas y de las mujeres, y que relativizaba el combate contra el narcotráfico y el crimen organizado, entre otros temas.

Este voto en contra, fue una derrota política y electoral de la derecha y de su propuesta ultraconsevadora, como expresión más extrema del capitalismo neoliberal. Si bien, no lo reivindicamos como un triunfo, si decimos que es la expresión mayoritaria por avanzar en darle solución, y no retroceder, en demandas sociales que llevan años planteándose.

Las enseñanzas del 17 de diciembre, constituyen demandas para las fuerzas políticas democráticas, de izquierda y progresistas. Desde nuestra mirada, el desafío político mayor para tomar y mantener la iniciativa, es develar y denunciar los peligros reales que impone una política de derecha, que tiene como propósito hacer retroceder las conquistas democráticas alcanzadas por el movimiento popular, y profundizar el modelo neoliberal y los valores conservadores.

La lucha para detener el avance y peligro de la derecha y la ultraderecha, es lo que debe darle centralidad a la actuación política de los sectores democráticos y progresistas.

En el permanente desafío, para conquistar una correlación de fuerzas favorable, un factor siempre será la política de alianzas en cada período político. Hoy por hoy, es la más amplia unidad que permita la convergencia desde el centro a la izquierda. Supone un rol de primera responsabilidad a los partidos que somos fuerzas de gobierno, pero no solo a ellos, sino también a otras fuerzas, que coinciden en derrotar unidos a la derecha. Incluye partidos, movimientos y/o sectores políticos con y sin representación parlamentaria. Nuestra invitación debe ser coherente, que cada cual decida si se integra o no, pero lo principal, es impedir cualquier política de exclusión, actuando con la convicción de que todos somos necesarios.

Desarrollar la capacidad para que la amplia unidad no se remita solo a referentes superestructurales a nivel nacional, que tienen su valor, pero que no agotan el proceso de construcción unitaria en el movimiento popular. Debemos basificar estas expresiones de convergencia unitaria, hacer experiencias territoriales concretas, que sean una invitación a diferentes sectores, hasta que lleguemos a darle un espacio de pertenencia natural a millones, que no siendo militantes, si tienen posición tomada desde el punto de vista de la izquierda y la lucha por las transformaciones.

Pero un proceso de convergencia unitaria requiere también, avanzar en contribuir al fortalecimiento del movimiento social, y en particular del movimiento sindical. Queremos saludar el Congreso reciente que ha desarrollado la Central Unitaria de Trabajadores, que con orgullo, llevó el nombre de José Figueroa. Desde ya, nos hacemos parte de los acuerdos y conclusiones a las que llegaron.

Debemos avanzar hacia la convergencia política y social, donde el movimiento sindical, desde su propia identidad, autonomía e independencia, haga una contribución, como en otros momentos, a la lucha emancipadora de nuestro pueblo.

Nuestra voluntad y llamado a la unidad, lo hacemos en el respeto a cada fuerza política, con la conciencia que todos los partidos tenemos que comprender y desprendernos para llevar hasta el final, la posibilidad unitaria. La experiencia reciente del 7 de mayo, y dos listas de consejerías constitucionales, impidió la electividad de un mayor número de consejeros para impedir la aplanadora de la derecha con hegemonía en los sectores más reaccionarios.

En días recientes, hemos sostenido una franca, directa y fraternal conversación con el Presidente de la República, nuestro presidente, compañero Gabriel Boric. Y hemos intercambiado un diagnóstico de la situación social, económica y política de nuestro país. También del complejo y dramático escenario mundial.

Además, hemos realizado reuniones más intensas entre los partidos que somos parte del Gobierno. Necesitamos pasar a la ofensiva. Requerimos enfrentar las situaciones sociales y económicas que afectan severamente a las mayorías nacionales, situaciones referidas a la salud, la educación, los salarios, las pensiones, la vivienda y la seguridad ciudadana.

Para poder avanzar en políticas sociales más profundas, se hace necesario un pacto fiscal, que permita incorporar más recursos al erario nacional. Esta propuesta, se ha visto detenida por el obstáculo que provoca la derecha en el Parlamento, buscando sabotear al gobierno, pero afectando al mundo social que le hacen falta esas políticas. Debemos tener una capacidad de saber denunciar, en cada territorio esa actitud criminal, frente a necesidades largamente esperadas y urgentes.

Saludamos la reciente elección del Colegio de Profesores y Profesoras, y la disposición que tienen a construir, en una propuesta con nuestro Gobierno, políticas que han estado en la agenda histórica de este gremio, entre otras, el pago de la deuda histórica a los profesores y profesoras, situación que se da a través de una acto discrecional y autoritario de la dictadura.

En otros planos, la derecha guarda silencio, cuando es necesario hablar de una política de probidad y transparencia, sobre todo en los fraudes de  alcaldías controladas por los partidos de oposición. Tenemos que hacer debate abierto, sin ninguna limitación, la gente tiene que sentir que acá están las fuerzas de la probidad, de la honradez, de la transparencia, del servicio a la comunidad como vocación.

Exigimos que se levante el secreto bancario, para combatir de mejor forma el crimen organizado, entre otros, el de cuello y corbata, que son los que defiende la élite política de nuestro país.

En este mismo contexto, la derecha se ha opuesto a la reforma de pensiones, salvaguardando los intereses de los dueños de las AFPs y postergando el bienestar mayoritario de la población, que sin un pilar solidario, seguirá recibiendo pensiones miserables. La urgencia que tienen nuestros pensionados, debe llevar adelante, tanto en el movimiento social, sindical en particular, así como en las bancadas parlamentarias, construir el acuerdo, que permita destrabar esta discusión, para dar un paso adelante significativo en hacer justicia respecto a la inequidad y los abusos que el sistema de AFPs imponen en las pensiones de quienes han entregado toda una vida al país.

Los y las comunistas reafirmamos nuestro compromiso de avanzar en el programa ofrecido al pueblo de Chile, este compromiso lo hemos asumido desde nuestro Gobierno, así como desde los diferentes espacios de representación del cual somos parte, tanto en lo local, en cada región y en los cargos parlamentarios. Tenemos la convicción de llevar adelante nuestra gestión, sobre todo de representación, vinculada siempre al movimiento popular, con una raigambre profunda en la base social.

Este planteamiento lo profundizaremos en el marco de la discusión de nuestro XXVII Congreso Nacional partidario, que se realizará durante este año y que incorporará al conjunto de la militancia en la discusión y propuestas que haremos los y las comunistas a nuestro país. En este, sabremos relacionar la discusión, con la implementación de las tareas políticas, en un Congreso que debe ser de masas y en las luchas del pueblo. El Partido con más adherentes del país, debe lograr que ellos o un gran porcentaje den el paso a la militancia activa, engrosando las filas del Partido y las Juventudes Comunistas.

Un justo homenaje 

Compañeros y compañeras, este es el primer año, que en nuestra Fiesta de los Abrazos, no contaremos con la presencia de quien fuera presidente de nuestro Partido, quien estuvo desde la primera Fiesta durante la dictadura, hasta el año pasado en este mismo lugar y en este mismo podio. Me refiero al compañero Guillermo Teillier Del Valle, quien nos ha dejado hace algunos meses. Para él, porque así lo asumimos, un reconocimiento en un fuerte aplauso, que nos comprometa a actuar en consecuencia de ese legado. Nuestro cariño a Margarita, a Pablo, a sus hijos, a toda su familia.

Así como Guillermo, son innumerables los militantes de nuestro Partido, que han contribuido a la lucha por un Chile más justo, a quienes recordamos hoy en los nombres de Luis Emilio Recabarren y Teresa Flores, fundadores de nuestro Partido. En el nombre de dos grandes líderes de nuestro Partido de los últimos 50 años, compañero Luis Corvalán y Volodia Teitelboim. Pablo Neruda, Violeta Parra y Víctor Jara, representantes de lo más alto del arte y la cultura de nuestro país; Sola Sierra y José Valenzuela Levy, luchadores en contra de la dictadura y por los derechos humanos. Son muchos y muchas los que podemos nombrar, los que han contribuido y han hecho carne las demandas y necesidades del pueblo. Y en este mismo sentido, cómo no recordar el liderazgo y consecuencia de nuestra entrañable compañera, Gladys Marín.

Con este homenaje a cada compañero y compañera que no se encuentran físicamente presentes, pero que son parte de la lucha del pueblo.

Con la tarea de seguir luchando por la paz y el respeto irrestricto a los derechos humanos.

Con la convicción de que es la unidad de todos los sectores de izquierda y progresistas, lo que nos permitirá avanzar en mayor calidad de vida para nuestro pueblo.

Con el compromiso de los y las comunistas de seguir contribuyendo a la profundización de la democracia, para que esta se sienta en cada rincón de nuestro país, como expresión de la justicia social.

¡Porque otro mundo es posible, mil veces venceremos!!!

Damos por inaugurada la Fiesta de los Abrazos 2024

¡Muchas gracias!!!

  Categories: