Análisis del sionismo y las agresiones en Palestina y otros lados

Análisis del sionismo y las agresiones en Palestina y otros lados

enero 29, 2024Prensa el Siglo

Durante la Fiesta de los Abrazos 2024, un panel de expertos analizó la crítica coyuntura en Palestina en el foro “El Derecho a la Autodeterminación de los Pueblos y la Paz Mundial”. Tanto para el vocero de la Coordinadora por Palestina, Pablo Abufom, como para el periodista y analista internacional, Pablo Jofré, es difícil que el conflicto palestino-israelí se resuelva con la existencia de dos Estados en un mismo territorio. Respecto del apoyo internacional para exigir el cese al fuego en Gaza, Abufom señaló que “en el contexto de hoy no podemos dejarnos seducir por los paladines de la multipolaridad”. Asimismo, señaló que la demanda interpuesta en la Corte Internacional de Justicia por Sudáfrica y otros países contra Israel por genocidio, “no pesa nada mientras Estados Unidos mantenga el poder de veto” en la ONU y otras instancias. Jofré afirmó que el peligro del sionismo como ideología en Chile y Latinoamérica “es absoluto”, recordando la formación de policías militarizadas en el mundo por parte de Israel, como ocurrió con el “Comando Jungla” de Carabineros, que fue instruido en Colombia por asesores del Mossad.

Úrsula Fuentes Rivera. Periodista. “El Siglo”. 29/1/2024. “El derecho a la autodeterminación de los pueblos y la paz mundial” fue el nombre del foro realizado durante la reciente Fiesta de los Abrazos del Partido Comunista (PC), en que un panel de expertos compuesto por el cónsul sirio, Yamen Bader, por el vocero de la Coordinadora por Palestina, Pablo Abufom, y por el periodista y analista internacional, Pablo Jofré, abordaron la coyuntura en Palestina, donde los permanentes ataques y bombardeos de Israel han dejado cerca de 26 mil muertos en los último cien días.

Al respecto, el cónsul de la Embajada de la República Árabe de Siria, Yamen Bader, indicó que “Israel está cometiendo un genocidio en contra de los palestinos con apoyo occidental sin ninguna vergüenza, matando a miles de niños, mujeres y ancianos, y continúa su matanza pese a todas las voces internacionales que exigen el alto al fuego en Gaza”.

Además de manifestar el apoyo de Siria al pueblo palestino y de relevar su derecho a la autodeterminación, informó que aún “la opresión israelí perpetra agresivos ataques en los territorios sirios, violando todas las leyes y normas internacionales referentes a mantener la paz y la seguridad en el mundo”.

Recordó “el abrumador apoyo israelí y occidental a los grupos terroristas sirios desde el comienzo de la guerra terrorista en Siria, hace ya 13 años. Esos mismos países occidentales siguen profundizando el sufrimiento al pueblo sirio mediante la imposición de sanciones unilaterales ilegítimas, con el propósito de prolongar al máximo posible la crisis en Siria para que no haya paz”.

Pablo Abufom, vocero de la Coordinadora por Palestina y militante del Movimiento de Solidaridad, señaló que “los palestinos en Chile, o ‘chilestinos’, desde el comienzo de esta ofensiva genocida de Israel se han visto golpeados por una cantidad de propaganda y también por el silenciodel Gobierno chileno en algunos momentos, lo que ha sido difícil de remontar”.

En relación con los componentes geopolíticos del conflicto palestino-israelí, destacó que desde el 2011 se ha hecho más patente la crisis global de hegemonía de la economía capitalista y de la persistencia del poder imperial de Estados Unidos y Europa.

Sin embargo, dijo que “en el contexto de hoy no podemos dejarnos seducir por los paladines de la multipolaridad, pues en esta coyuntura de Palestina han estado aparentemente en un solo polo de la historia, como los países árabes, que dos días antes del 7 de octubre estaban en plena normalización con Israel, así como otros países potentes en la disputa de la hegemonía, como China y Rusia, que se han mantenido en la suya”.

Abufom destacó que “sólo las periferias que no tienen acciones ni un interés inmediato en la disputa por la hegemonía global han respondido activamente, por ejemplo, América Latina, África y, sobre todo Yemen, que ha realizado unas acciones tremendas en defensa de Palestina y, por cierto, la acción notable de los sudafricanos”.

No obstante, señaló que la demanda interpuesta por Sudáfrica y otros países contra Israel por genocidio, ante la Corte Internacional de Justicia, “no pesa nada mientras Estados Unidos mantenga el poder de voto”.

“Ojalá que las medidas precautorias que puedan salir de las resoluciones nos permitan impulsar un cese al fuego en lo inmediato y el acceso a ayuda humanitaria, pero tampoco podemos ilusionarnos con que la Corte Internacional de Justicia o el sistema de la ONU -que hasta ahora se ha mantenido completamente ineficiente para poder enfrentar no sólo el genocidio en Palestina, sino otros en el pasado reciente- vaya a resolverlo en este momento”, advirtió.

Pablo Jofré, periodista, escritor y analista internacional en medios como Telesur e Hispantv, afirmó que los intereses occidentales sobre Palestina y Medio Oriente no responden “ni a guerras ni conflictos religiosos entre judíos y musulmanes, sino que lisa y llanamente al incremento de los apetitos económicos y geopolíticos de occidente en la zona, no sólo por el petróleo y el gas, sino también por los oleoductos y gaseoductos que transitan por ahí”.

Según precisó, “existe también el interés sobre los pasos marítimos que son fundamentales para entender el tránsito del comercio internacional, como son el Mar Rojo, el Canal de Suez y la entrada al Mediterráneo de los productos que vienen del oriente; el estrecho Bab el Mandeb que está en límite entre Yemen, el Océano Índico y el Mar Rojo y que explica, por ejemplo, los intentos de dominio de Yemen; el Golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz, que explica la presencia norteamericana con bases navales en Bahrain, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y en Kuwait.

Un poco de historia

Para Jofré, es una “falsedad informativa decir que la guerra entre Israel y Hamas comenzó el 7 de octubre. Eso es sumarse al coro manipulador y desinformador. Tampoco es una guerra entre Hamás e Israel. Es un proceso de ocupación, de colonización y exterminio que sufre el pueblo palestino desde el año 1948, cuando nace Israel, pues antes de ese año Israel no existe, todo lo demás son simplemente mitos fundacionales basados en concepciones religiosas, diásporas, victimismo crónico permanente, para dar cuenta de una narrativa que le permite justificar la fundación de esta entidad el año 1948”.

En ese sentido, el analista explicó que “producto de los intentos y puesta en práctica de colonización de Palestina a manos de grupos sionistas europeos, de creencia judía algunos y ateos otros, es que éstos se van incorporando a tierras palestinas. Posteriormente, bajo el mandato británico, entre 1922 y 1948, incrementan esa colonización y bajo la idea de establecer una punta de lanza específica de los intereses occidentales en Asia Occidental, se da curso al nacimiento de esta entidad que llamaron Israel”, aseveró.

“Cuando termina la segunda guerra mundial viene toda esa crisis de conciencia de países europeos, incluyendo a Estados Unidos, en la cual le hacen pagar a Palestina los crímenes cometidos por un Estado europeo (Alemania) contra otros europeos, porque las víctimas de la segunda guerra mundial eran europeos con creencias judías, eran judíos franceses, holandeses o alemanes, no judíos nacidos en tierra palestina”, relató Jofré, relevando que “esta misma guerra dejó también 26 millones de soviéticos muertos, cerca de 600 mil gitanos asesinados y 400 mil personas con discapacidad mental asesinadas o prisioneras de guerra. Pero se impone la narrativa y el monopolio del victimismo por parte de lo que ellos llaman el pueblo judío”.

La solución de dos Estados

Respecto de la coexistencia de dos Estados, el Palestino y el israelí en un mismo territorio, posición que ha apoyado el Gobierno chileno y que emana del Acuerdo de Oslo de 1993, el vocero de la Coordinadora por Palestina, Pablo Abufom, dijo que “es muy difícil imaginar la posibilidad de esa coexistencia”.

“La solución desde el punto de vista de la izquierda es la de un Estado democrático donde toda la población pueda coexistir, ¿pero es posible coexistir en un contexto como ese?, ¿qué significa la descolonización o los procesos de liberación nacional en un Estado colonial, cuando lo que vemos en países africanos o en países sudamericanos es que para las poblaciones nacionales postcoloniales la experiencia es democrática, moderna y hasta occidental, pero para las poblaciones precoloniales (como los pueblos originarios) siguen habiendo situaciones de opresión, como ocurre con los mapuche, que en Chile son como los palestinos”, evidenció.

En tanto, Pablo Jofré enfatizó que el pueblo palestino “tiene que pagar los platos rotos de una guerra que aconteció en un territorio que no es suyo y donde el año 1947 se sacó la resolución 181que recomienda la partición de Palestina en dos Estados. Pero la coexistencia de ellos es absolutamente irreal, porque incluso organizaciones palestinas han ofrecido la posibilidad de volver a la línea verde de 1967 que estableció los límites para cada pueblo, pero Israel no lo quiere. De hecho, Palestina actualmente sólo tiene el 15 por ciento de su territorio original”, aclaró.

Del mismo modo, dijo, que “es una utopía pensar en un Estado Palestino teniendo en Cisjordania 150 mil colonos israelíes y teniendo una Franja de Gaza bloqueada desde el año 2006 a la fecha por tierra, mar y aire. Los pescadores gazatíes no pueden salir determinados metros de la costa porque son bombardeados y los habitantes de Gaza no pueden circular libremente, porque los únicos dos pasos habilitados antes del 7 de octubre de 2023 son dominados por soldados israelíes y por la dictadura egipcia, que es absolutamente aliada de Israel”

Jofre expresó que la solución podría ser la creación de un solo Estado donde esté fuera el sionismo. “No estoy hablando de los judíos ni Israel, sino de que esté fuera el sionismo como ideología. Por ejemplo, en 1945 con la derrota de la Alemania nazi, no desapareció Alemania, desapareció la ideología nacionalsocialista y todos los países del mundo estuvieron de acuerdo que esa ideología había sido la causante de la segunda guerra mundial y sus crímenes, por lo que no se podía aceptar su existencia”, comentó.

¿Qué es el sionismo?

Durante el foro en la FDA, los expositores se refirieron al concepto del sionismo que, en palabras de Pablo Abufom, no es sólo una ideología de ultraderecha fascista, sino también una iniciativa colonial impulsada por el imperialismo británico y luego por el imperialismo norteamericano.

“El sionismo, que lo denomino ‘nacionalsionismo’ porque se define como un movimiento nacionalista para la creación de un Estado nacional judío, es una ideología racista, segregacionista y criminal. Y no lo dice Pablo Jofré, lo dice la resolución 3379 del año 1975 de la ONU, que señala que el sionismo es equiparable al apartheid sudafricano y tiene que ser eliminado. Sin embargo, esa resolución se eliminó en 1991, y fue una condición impuesta a los movimientos palestinos, de hacer desaparecer esa resolución si querían conversar en la Conferencia de Madrid y llegar a los acuerdos de Oslo en 1993. De manera que Palestina ha cedido permanentemente, pero Israel nunca lo hecho y el único lenguaje que entiende es el lenguaje de la fuerza”, manifestó el periodista y analista internacional Pablo Jofré.

Asimismo, precisó que “la lucha contra el sionismo es la lucha contra todos aquellos, llámense israelíes, franceses, norteamericanos, británicos o alemanes, que también agreden al Líbano, a Siria desde el 2011 a la fecha, que invadieron Irak el 2003 y a Afganistán en el Asia central. Y si se suma la cantidad de muertos que ha ocasionado el sionismo y el imperialismo sólo desde el año 2001 en adelante, representan más de 5 millones de asesinados”, reveló.

Respecto del peligro del sionismo en Latinoamérica, Pablo Jofré dijo que “es absoluto”, señalando que en Chile una empresa israelí se ganó la licitación del sistema nacional de satélites, correspondiente a 130 millones de dólares para construir diez satélites. “Esto ocurrió en el Gobierno de (Sebastián) Piñera y continuó con el Gobierno de Gabriel Boric y, según el contrato, el 40 por ciento de la información pasa a manos de la empresa israelí”, afirmó Jofré, advirtiendo que “Israel es el principal productor de proyectos y elementos de vigilancia y de espionaje en el mundo, como el proyecto ‘Pegasus’, mediante el cual hasta el Papa Francisco fue vigilado y si no vigilaron al Dalai Lama fue porque él no usa teléfono”.

También recordó la formación de policías militarizadas en el mundo con asesoría de Israel, entre ellas el “Comando Jungla” de Carabineros, que fue formado en Colombia por soldados colombianos y por asesores del Mossad, y que asesinó al joven dirigente mapuche Camilo Catrillanca. “En Guatemala, durante toda la época de dictaduras militares, los asesores también eran israelíes”, añadió Jofré.

Sobre este aspecto, el vocero de la Coordinadora por Palestina, Pablo Abufom, señaló que Israel ofrece a Chile tecnologías de la represión y técnicas extractivistas. “Esto hay que evidenciarlo, denunciarlo y no solamente reclamar un corte de relaciones diplomáticas con Israel, sino también dejar de comprarle armas y tecnologías de la represión, que son las mismas con las que se balea al mapuche y al chileno en las calles”, agregó.

Por último, Abufom dijo que “este trágico momento que está viviendo el pueblo palestino en Medio Oriente, le da una oportunidad a la nueva izquierda palestina chilena para que pueda disputar la centralidad que tiene en nuestro país la comunidad palestina, que está concentrada en Vitacura y no donde las papas queman. Una nueva izquierda palestina que sea capaz de educar al movimiento social y a los partidos políticos en las razones que explican por qué el destino de Palestina siempre, pero sobre todo hoy, está unido esencialmente al destino de la humanidad en su conjunto. Esa tarea es central y en ella tenemos una oportunidad los chileno-palestinos que somos de izquierda y los izquierdistas que están a favor de Palestina”, concluyó.

  Categories: