Viernes 18 de Septiembre del 2020

Se nos acerca septiembre en cuarentena

 

Se nos acerca septiembre en cuarentena

por: Germán Perotti

El 3 de noviembre del 2019 se reunió en la Federación Nacional Víctor Jara un grupo de compañeras y compañeros de diversas organizaciones chilenas de Suecia, con el objeto de iniciar actividades para el 2020 en conmemoración del décimo quinto aniversario del día en que la Unidad Popular, con el compañero Salvador Allende a la cabeza, triunfaran en limpias elecciones. Se iniciaba así lo que más de alguien ha llamado “la única primavera que Chile ha tenido”. Nos reunimos 25 días después del estallido del 18 de octubre que, al momento, era solo una noticia -colada por la prensa, por cierto- que apenas comunicaba la dimensión de lo que estaba en marcha. No obstante, faltaron solo horas para que la atención de los participantes se centrara en la solidaridad con los manifestantes y en la demanda central: el plebiscito por una nueva Constitución.

El tema que nos había convocado en noviembre perdió entonces actualidad con la pandemia del Convic19. Quedamos encerrados en nuestras casas en medio de las grandes movilizaciones y, con ello, las conmemoraciones y las propuestas populares también en cuarentena. El momento le dio a Piñera la oportunidad de intentar deshacerse de la obligación -lograda por el pueblo manifestante- de realizar el plebiscito sobre la nueva Constitución en octubre.

La constatación de que el neoliberalismo y sus arrogantes comparsas habían quedado definitivamente al desnudo y era hora de retomar el camino hacia la democracia verdadera. Las demandas estaban, aparentemente, a la sombra gobernante. Pero, las exigencias de dignidad, justicia, equidad, democracia, no se infectan así no más, estaban vivas a pesar de la pandemia. Empero, a pesar de que dispersa como está la oposición y dispersos como estamos los confinados por el Convi19, pero despierto como está nuestro pueblo, las circunstancias obligaron a que el plebiscito se realice en acuerdo con lo pactado. Y el “sí” rotundo que vendrá traerá inexorablemente consigo la reivindicación de las demandas populares del 18 de octubre, enriquecidas por la de inoperancia del modelo frente a la pandemia.

Ahora bien, el viernes 26 de junio recién pasado, cumpleaños número 112 de nuestro heroico presidente, nos trajo a la memoria ese 4 de septiembre de 1970 en que participamos en la alegría por lo que estaba por venir... la esperanza. Entonces, el objeto de esta nota es precisamente hacer un llamado a no dejarnos llevar por las contingencias y no olvidar que sigue vigente lo que fue aquella primavera. Es en ella que están las bases de lo que superará las dos pandemias que está sufriendo el mundo hoy: el neoliberalismo y el Convid19. Está en ese programa y sus realizaciones lo que se nos arrebató a sangre y fuego el 73. Reivindicar la obra del gobierno popular es, por tanto, también recibir el mandato de las demandas del Chile que despertó el 18 de octubre. Pero, además, junto a ello debemos enfrentar sin concesiones la arrogancia de Piñera y sus halcones sin cansancio,

Al mismo tiempo, y sin demora, la lucha por el sí en el plebiscito de octubre debe crecer y formar parte de la solidaridad con las víctimas del virus y la represión brutal.

Y no basta con ello, es necesario reabrir las discusiones sobre el funcionamiento de la asamblea que emane del plebiscito. Al respecto, más de alguna vez hemos coincidido con los que dicen que las demandas ya están escritas en las calles y edificios de nuestras ciudades, si las borraron aprovechando la pandemia, los chilenos despiertos las van a escribir de nuevo, no se engañen. Pero lo que nos corresponde ahora en cuarentena es desarrollarlas, aportando propuestas que apunten a que al final del túnel neoliberal salgamos con una Constitución “del pueblo y para el pueblo” y las herramientas para cicatrizar las heridas de casi medio siglo de abusos mercantilistas.

Al sumar a esas tareas la valorización de la obra de la Unidad Popular, encontraremos los materiales básicos y la orientación para afrontar los desafíos que hemos presentado. Es urgente volver, en nuestro caso al menos, a los planes sobre el 4 de septiembre de 1970 iniciados en noviembre.

Septiembre se nos viene encima y octubre también.
 

Germán Perotti

Estocolmo 30 de junio, 2020

 


 

 

Otros Columnistas

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.