Viernes 14 de Agosto del 2020

Mi viejo

(audio disponible al final del comentario)

Cuando empecé a conocer a mi padre , llevaba el como tres inviernos viviendo solo… era el ultimo en irse como lo fue también el primero en llegar, a un lugar que fue un sueño, un idilio, una infamia, una mentira, un misterio…
“Quinta la Palma” de los Fischer, en la Chimba allá por Copiapó.
Hablo de un tiempo en que todos habíamos arrancados, cada uno por su lado…cuando digo cada uno, estoy hablando de 20, 25 personas mas o menos…
Todos compartiendo el mismo cajón con hoyo.
Esa Quinta es historia de muchos ,se puso colorá por un beso, se puso difícil cuando llego “Macondo”
Mi padre estaba y quedo solo porque no se sabia que hacer con el, “Por que te marchas abuelo” no era canción para el.
Ni el mismo sabia, ni quería saber de los mañanas…
Yo andaba por La Serena enseñando silabarios…dos años consecutivos lo fui a ver…
Llegaba de noche, callejones largos y oscuros…un palo poste que me conocía desde niño, con su ampolleta cansina, alumbraba solamente a los bohemios que bailaban a su alrededor…ese caminar te metía “contubernios” antiguos en la cabeza…
La larga casa de barro, oscura, una tenue luz en la ultima ventana…
“No hay nadie en este humilde hogar” gritaba yo.
El viejo habría… no recuerdo si nos abrazábamos o si nos dimos un beso, pero recuerdo que su ternura me empapaba entero…
Casi toda la noche conversando…al otro día temprano regresando al sur…
Estoy convencido que esos tiempos fueron para el muy buenos…no me refiero a mis visitas, sino al inmenso tiempo restante….
Era un viejo quitado de bulla….solía decir “viéndolos comer a ustedes me alimento yo”…mentira, el no quería comer….necesitaba el vino para soportar a los comensales… le permitía huir de la “patota”…le gustaba el silencio, era enemigo de la chacota…
Dos inviernos lo visite corto… necesitaba respuestas a miles de cosas…
Necesitaba a través de su palabra, saber de mi tiempo niño.
Uno necesita saber para seguir amando con los ojos abiertos. No se puede cambiar lo que paso…sin embargo lo que paso, tiene que ver mucho con lo que eres ahora.
Nunca me respondió, me metía cualquier “chamullo”, historias, anécdotas, me embrujaba con sus palabras
Nunca he sido “copuchento”, pero me angustio por saber y entender las cosas que amo, que me agradan, que hacen mi vida, mi entorno…Necesito trabajarlas, limpiarlas de la misma forma que un labriego limpia sus lechugas, sus acelgas…con la pura intención de que sirvan para vivir
Yo le preguntaba porque había terminado de trabajar, porque al quedar viudo no se caso de nuevo, porque trabajo en el Chaco Boliviano, porque se fue con un circo y después actor de teatro, porque se decía Comunista sin serlo, ni tampoco practicarlo pa la foto…
Me salía con historias que me dejaban “embelesado” escuchando…
Me contaba cosas que no tenían ninguna importancia, pero su forma de contarla me cautivaba, los personajes chatos cobraban una dimensión enorme… :
“Tu no debes acordarte de la Tía Sabina, de la Tía Chita…
La Tía Sabina era una profesora pegajosa, no se porque los niños, tu hermana la querían tanto…era solterona y amiga de Gabriela Mistral….
Creo que el Director de la Escuela y yo éramos los mas jóvenes…
La Inspección Escolar habían prometido mandar refuerzos jóvenes a la Escuela.
Ahí llego la Tía Chita con su hermana…dos viejas solteronas que no habían podido encontrar marido y querían enseñar para la vida…
“Aquí lo pillo, pensé yo”… su viudez que me dejo sin mama me podría dar una razón de ser.
Respire hondo para preguntar…pero me gano diciendo
“Y en ese tiempo te acusaron”.
Se me atraganto la palabra.
“Llegaron con el tiempo tres profesores jóvenes, continuo diciendo…. uno de ellos fue profesor tuyo…el tercero era una muchacha joven, bonita, morena, alta…quizás unos 19/ 20 años….Al lado de la tía Chita y su hermana parecía una cabra de 15…
En un consejo de profesores dijo que no aguantaba mas y tenia que decirlo…:
“El Jano, su hijo colega, me espera todas las tardes que yo llegue al “staff” , se esconde, cree que no lo veo… por la ventana espía todos mis movimientos…no puedo cambiarme ropa, tengo que andar forrada en mi propia casa”….
Yo no me acordaba de la profe para nada…además pensé que de profe no tenia nada…mire que andar acusando en vez de formando, orientando.
Se me olvido todo lo que le iba a preguntar…
Hoy, el esta en Vaxolm, un balneario hermoso…Voy todos los años a tomarme un vaso de vino con el, siempre con la esperanza que me cuente, el porque de no haber tenido…
Se preguntaran que tiene que ver mi viejo, nuestra historia de cerros, de lirios con el abuso criminal crónico en mi paisito, que pito tiene que tocar con la brutal lucha de clases que enfrenta mi creencia…
Chemimare…con una echona en mano, dale como loco por la derecha, donde esta tu enemigo congénito…lo puedes ver, lo hueles, lo palpas…por la izquierda, martillo en mano, iracundo levantándolo, llorando, tiritando de rabia, de desprecio, asombrado, incrédulo, contento…dejando el martillo un ratito en el suelo, agarrar la memoria, mostrar la infame pobreza, explicar la unidad, el sentido común…
Cuidado, agarra el martillo se viene la “quinta columna”
Mucho que ver tiene el viejo…la geografía política actual no salio de un huevo…es así, gracias a las cosas que hemos ganado, que hemos perdido…cada tiempo tiene su tiempo y pizarrón, su tribunal y juez…por eso traigo al viejo…el fue de un tiempo político álgido, de fuerza propia, de músculos y de aniña…no habían consejeros ni lobbistas, había un obrero dándole enajenado al esténcil para entregar palomas…
El viejo es un testigo de la infamia, de la tristeza de todos los días, de los calcetines, de los zapatos, de los callos, de piernas dolientes, del titiritero tahúr, de la merluza frita…fue cómplice entre otros miles de los sepultureros, que teniendo un intelecto capacitado para darse cuenta de la injusticia y sumarse a la enorme ebullición social, se hizo el de la chacra .
En esos tiempos el trabajador producto de su ignorancia política aplicaba su instinto de clase…El instinto de clase es muy peligroso, se puede transformar en un reguero de pólvora, en un reguero de cadáveres…
Sin embargo no eran lo suficientemente numerosos, ese estado es igual que ahora, se necesitan números…números que sepan que hacer, todos tienen cabida…los que atornillan decentemente para el otro lado, también son necesarios, son valiosos, sus argumentos tendrán su porque….
Mi padre, muchos otros que conocí se hicieron los pavos, dejando a mi paisito con las manos estiradas…
Siento la necesidad de puentes, para correr por la historia en las que se pudo enfrentar a “poto pelao” al riquerio…
Por ese puente llegue a los años 20…a esas contradicciones, a esa escuela inmensa de clase.
Uno nace amarrado, mustiado, condenado a seguir el camino de los que te parieron…ellos y tu están predestinados a servir, atender, cuidar, preservar con la cara llena de risa, el placentero vivir de los dueños de la tierra…el riquerio…
Los patrones usan tu tierra que tiene tu sudor, tu olor, tu esperanza, tu tumba…
Durante siglos, muchos no han sentido jamás el ahogo de los nudos, se van acomodando y aprenden a amarrar a los que vienen después
“La tierra para el que la trabaja”….”Carabina treinta treinta”…suena complicado, mentiroso, como el “fue concebido por obra y gracia del espíritu santo”.
Aparentemente llegamos todos empelotas… pero si observamos el contorno, olfateamos quien viene de Armani o quien viene de Segunda Mano…
Por supuesto que se ven otras vestimentas…pero son piratas, de sicarios, “chupapatas”.
Al final, que quiero decir, que quiero maldecir…
En un terrón de barro hay muchas cosas, cada componente tiene su pega, sino la hace no podemos ser barro…Algo no se hizo, no se puedo, era muy temprano, el no cachar ni una….todo es valido, por eso hay que analizar y solucionar las ausencias.
Nueva mayoría no es una papa inventada ahora…ella es el producto, un instrumento con mas de cien años de experiencias. Y no son experiencias solamente del diario vivir, son de muerte cruel, inhumanas, inconcebibles… de cárceles y de olvidos, de maceteros…
Se ha buscado la forma de vivir de otra manera…esa otra manera no tiene nada de especial, extraño…el solo echo que ustedes me puedan leer o escuchar, me dice que tienen planificado el almuerzo de mañana, la vianda, las tareas revisadas, que vas hacer el fin de semana…
Así ha sido la vida de la inmensa mayoría que nosotros conocemos , pero el 70 % de la población mundial, no tiene idea que va a comer mañana…el 25% somos nosotros…que sin lugar a duda, hemos tenido suerte, la pirinola se detuvo a nuestro favor….el 5% restante la pasa “chancho”…
Y eso esta malo…un ser inteligente, que razona, analiza no puede concebir un mundo así…
Ese ser inteligente, humano, se ha organizado, reorganizado, busca acuerdos, alianzas, compromisos para terminar con este modo infernal, injusto de vida…
Eso es Nueva Mayoría…los que tratan de mancharla , de dejarla inoperante son cómplices falsos del 25 y 5%
No sabia que yo era tan candente cuando era cabro chico… seguramente esa profesora joven, bonita quedo traumatizada y llevo en sus recuerdos la cara de un cochayuyo oscuro zapeando por su ventana…
José Martí decía que :
“La ignorancia mata a los pueblos, y es preciso matar a la ignorancia”
La indiferencia política además de ser ignorante, es irresponsable, de humanidad inmadura, ladrona, desclasada….
Las cosas se van hilvanando solas, en este hilvane van saliendo cosas que no necesitan abogados ni jueces, tampoco tribunales…solamente la historia, la memoria y lo moral…
Estamos en una esquina…démosle conciencia a Nueva Mayoría, ella tiene su historia, es la vida de los trabajadores, de los explotados, de sus mártires y rebeldes…Tenemos un compromiso con la historia, un compromiso ético…
Nueva Mayoría tiene aroma, sabor de clase trabajadora…no dejemos al país nuevamente con la mano estirada…
Muchas Gracias

Alejandro Fischer Alquinta.

 


 

 

Otros Columnistas

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.