Viernes 14 de Agosto del 2020

Sueños de Colihue

 (audio disponible al final del comentario)
Nuestro país es un colihue con hongos… su facilidad para el olvido, el “Tugar, tugar salir a buscar” es para ponerlos en un cuadro.
Su capacidad de “busca vida” es admirable, siempre encuentran algo que comer, esa fijación de “patiperro” de pobrerío tiene al riquerio agradecido.
“Las changas no faltan”
La letra, la palabra, una frase, una oración puede tener decenas de aplicaciones, todo depende de quien las lee y sobre todo, de la distancia que se está de algún medio que deje capital.
Esa distancia es algo mágico, es algo maldito… Lo determina todo.
La gente que conozco con olor a pan y a cilantro se les está arrancando los aromas, dejando mi alma colgando en puras hilachas.

Caímos a este mundo porque era tiempo de caer, el que cayó para’o tuvo hacedores que le achuntaron al tiempo, a las uñas y a la geografía; los que cayeron de “güata” o de espaldas, tienen caminos largos por recorrer, la cuestión es ponerse en pie, pararse, la vida transcurre por allá arriba, no a las alturas de rodillas ni de tobillos.
Me mandataron en un tiempo no muy lejano, exponer una serie de mandatos, recomendaciones que en su conjunto hacen los Estatutos de mi creencia… mandatos confeccionadas por gente sabia que supo traducir en palabras toda una experiencia de vida, de cómo organizarse, de alertas, de tener cuidado, de discutir y reforzar lo conquistado… no son mandamientos ni pecados capitales… mi creencia no es una secta, es solamente un conglomerado de personas que aman y respetan la vida en toda su justa plenitud.
Hay algunos que aman de una manera y hay otros que aman de otra forma… es cuestión de método, en esa oportunidad mi método elegido estaba equivocado y el público también…
No pude ni empezar.
Las cosas que voy a decir van en ese método encaramadas.
La vida es linda vivirla pero no como muchos la viven.
Se hace crimen.
Que hemos hecho y que no hemos hecho, estoy convencido que cada ser humano fue dotado de alguna manera por orígenes, cultura, historia, genes, de cualidades, de capacidades especiales, que además de ser posibles fuentes de sustento, son aportes para dignificar o matar la vida.
La vida es un misterio, una energía que transforma el hacer del trabajo en dignidad.
Es la organización la herramienta que puede desvelar, palpar, dirigir, levantar, transformar como dice “la Internacional” la tierra en un paraíso.

Este cuadro, este caleidoscopio de ver las cosas, no corresponde con el diario vivir del mundo… la miseria, la desesperación, la esperanza humana “enhueva” a nueve hermanos, padre madre, abuelos y un allegado, viviendo en conventillo, en una casucha de barro, debajo de un puente, de una gruta sin más recursos que la propia ignorancia. Fabricar bocas sin tener pan para comer, sin tener nada, ni lápiz, ni cuaderno, ni sueños… es una infamia que sustenta el riquerio por los medios de difusión y con el principio del país de las posibilidades.
Así tienen ejércitos de mano barata, sin tener necesidad de explotar, solamente de “mendruguear” mirando de vez en cuando para abajo.
Con un “Dios aparte”, se encuentran las changuitas… se puede llegar a casa con una marraqueta bajo el brazo o muerto e cura’o.
¿Se podrá llegar en Palestina, en Siria con una marraqueta después de una changuita?
¿En qué relojes arranqué yo?

Los campos para refugiados es algo inhumano, un crimen… y yo, muy prisco amparado al igual que ellos por ACNUR, lloro iracundo, buscando como loco los aromas de la hoz y el martillo.
¿Por dónde florecen los cuerpos inocentes, calcinados, vejados, violados, cercenados?
La vida que se vive es un carajo.
¿Qué cosas no he hecho… qué deje inconcluso?… ¿Por dónde me hice el tonto, por dónde me escondí de mí mismo?… ¿Por dónde me hicieron tonto?

¡¡El que está revolviendo y repartiendo las cartas me tiene amargo!!

¿Cómo creen ustedes que un país pueda alimentar, dar techo, lápiz y cuaderno a un millar trecientos sesenta y siete millones ochocientos veinte mil habitantes (1.367.820.000) … cada uno con su cepillo de diente y su lugar en el pupitre de la escuela?

Digo estas cosas para poder entender yo mismo lo que creo, lo que amo, para poder comprender a mi intelecto, para poder justificar lo que he perdido.
La organización es la fórmula del mendrugo o del contento.
No pretendo comparar nada, ni buscar en la vida de otros, el porqué de mis banderas, unas en alto y otras tiritando… me basta con mi propia alforja, alforja de miserias, de hambre, de traiciones, de desalojos, de abandonos, de dolor, de contentos, de guitarras y vino, de particulares, operas, cabañas y “Liberty”, de guano e burro… de soledades, de plenitud, de amor, de apretar, de ver.
Mis alforjas son como el sombrero de copa de Mandrake.

Para no asustar a cínicos e hipócritas se dice ahora “Democracia proletaria”…suena más a lavanderías, de no comer guaguas…yo le llamo a lo antiguo…: Dictadura del Proletariado

Si se quiere que todos coman, todos estudien, todos tengan doctores y medicinas, todos sientan que el trabajo no es una maldición ni una explotación… al contrario, el trabajo es la herramienta cotidiana y dialéctica que hará digno el vivir de todo tu paisito… para eso, tienes que quitarle la mamadera al riquerio, por ejemplo el Cobre.

En el caso nuestro, la organización de la mamadera le ha costado al riquerio más de doscientos años, yo diría 524, la mamadera no van a soltarla así no más.
Si fuera al revés el pueblo haría lo mismo… es cuestión de ver a la morena de Fidel.

Por eso tiene que ser a la fuerza, quitarle no solamente la mamadera, hay que recuperar las vacas, el pasto, el forraje, el agua, azúcar, el milo, la nutrina, el chupete… buscar mercados nuevos, socios nuevos, clientes… es una pega inmensa…. Calcular cuánto necesita cada uno para poder llamarse ser humano, calcular decentemente, lógicamente, medir bien… esto necesitamos, esto no, ahora no, no se puede, esto cuesta mucho y pa que…
Hay trabajar como locos para conseguir lo soñado.
Eso no se consigue así no más…es más difícil que pisarle la sombra al hombre invisible.
El que no es riquerio, es clase media para abajo…y el tener contento ese espectro es un arte en la organización, en la fuerza, en la razón, en los acuerdos, en la tolerancia, en el intelecto, en la buena voluntad…
La ley de Pesca por ejemplo… no metamos al riquerio, hay algunos de la clase media, siempre olfateando pa arriba, es cuestión de genes… dicen que el “negocito” de Longueira es lo mejor que le ha ocurrido a la Pilastra Marina…Y la practica te dice que es un crimen en contra del pescador artesanal… que es una “colusión” especial para 7 familias adictas al caldillo de congrio.

Por eso hay que ir de a poco, buscar unidad de criterios, de sentido común.
El peor enemigo de Arquímedes empieza en el centro hacia la izquierda… no hayan donde ponerse, si se van pa un lado les pisan los callos, si van para el otro lado hacen sombra y le enrostran las menudencias.

Educando al pueblo, formándolo barrio tras barrio, haciendo que su conciencia de clase juegue un peso… los “correcaminos” no influirán en nada.
La clase trabajadora podrá darle a la vida su “punto de apoyo”.

En mi Sur, el Imperio y sus chihuahuas se bañan y algunos se masturban con la palabra “soberanía”, la traen pa acá, la llevan pa. allá…
Cuando conviene la ponen justito donde aparentemente calza.
Soberanía es el poder político de máxima expresión, es decir el pueblo… Soberanía es ponerle un sello de “lacre” a cada recurso nacional que diga “Propiedad Chilena”, “propiedad soberana”.
Métase las manos al bolsillo, deje el paquetito en el suelo y váyase.

Pero no es así… El poder político no lo ha tenido nunca el pueblo de mi paisito, orgullosos estábamos con la nacionalización del cobre… se nos entró una basura al ojo, pegamos dos parpadeos y perdimos el mar el agua un presidente y a más de 3000 hermanos.

Y muy patriotas, los huemules del sur, negamos lo usurpado a un país que nos está enseñando lo que es ser Soberano.
La vida es una carrera impostergable hacia la vida, la muerte es solo un anden en el mismo caminar, por eso no alcanzo a comprender y me confundo; del Bíobío para allá esta la crema, en el centro los legados del ladrón hacen nata…de la Serena camino al Machu Pichu matan mineros y venden hasta la novia… y yo soberano leo…

“Desafíos para una ciudadanía chilena globalizada”.
Ciudadanía, tiene que ver con los deberes y derechos civiles y políticos del pueblo… si hablamos de globalización, hablamos de pilastras amarradas dentro de un sistema neoliberal.
¿Cuáles serían nuestros desafíos ciudadanos, viviendo en mi paisito globalizado?

Chemimare, despulgarnos rápidamente, desinfectarme lo más rápido posible… lo más rápido posible a estas alturas del partido significa que en las elecciones para Concejales, Alcaldes y elecciones por donde haya, aislar a la derecha a un islote que no sirva para nada… Fortalecer Nueva Mayoría y cumplir su Programa.
Crear fuerza, conciencia, conocimiento que tenemos que borrar para siempre las Constituciones que hemos tenido… que una Asamblea Constituyente, en la que esté representado cada uno de nosotros… el de la población tomada, hasta el dueño del ranchito frente al puerto.
Si no hay acuerdos, un plebiscito.
Mientras tanto trabajar, luchar… para ser más poderosos, más inteligentes, más sabios.
Ahí hay que meter la ciudadanía, la ciudadanía hay que llevarla a la Araucanía, a todos los barrios de chile, a los sueldos miserables, a las jubilaciones que dan vergüenza.

En comentarios anteriores decía que mi creencia andaba en Congreso… evaluando minutos, horas, años anteriores de lucha, fortaleciendo los aciertos… no todo es parejo ni parecido a lo que yo estoy diciendo, pero esa es la idea, agruparse, discutir, emparejar sin vergüenzas ni miedos.
Lo más simpático de todo esto, es que escribo como que si estuviera viviendo en “cuatro esquinas” o en “La Pampa”… no, estoy en un Macetero… a 14.000 Km. de distancia y más “corto que cola e conejo”, no llego donde tengo que llegar.
No se puede tirar la “línea y dar la papa” de esta manera, pero… ¡¿Cómo grito?!
Leyendo algunos mínimos comunes se decía de la necesidad de robustecer la línea de acción, de profundizar el Centralismo Democrático.

Los “se acabaran las piedras pero los que te dije NUNCA”… siempre estarán presentes… Decían que “menos mal, así se podrá ser el Partido que éramos antes”
Jamás volveremos a ser el de antes, cada vez seremos mejores, diferentes, cada vez se aprenderá a escuchar, cada vez se aprenderá a no decir barbaridades, cada vez se entenderá que la organización no es un feudo, cada vez habrán más jóvenes que nos empujaran a ser jóvenes.

Cada Comunista sabe lo que significa “unidad de acción”…. nadie tiene el derecho de arrancarse con los tarros… la antigüedad no constituye grado, al contrario, significa más responsabilidad, significa no ponerse a cada rato pa las fotos, los que están agachados empujando a las masas, no se ven por delante, hay que ponerse primero cuando hay que ponerse… cuando no hay fotógrafos.
Centralismo Democrático es una herramienta que permite a la velocidad de las ideas llegar a todos lados de la Organización….
¡Cuando se aplica con voluntad política es un pasar y sabor de panales!

¿Qué es la clase?… Algunos creen que es la pobreza o los que llevan la pobreza en vestiduras y miserias… Tengo un problema grande…lo tengo desde que tenía 20 años más o menos…
No importa el lugar tampoco el momento… si por alguna causa indefinida se viene a mi cabeza un chiste, no puedo contenerme y me río, del verbo reírme.
Asocio y me río.
Un habitante de piel oscura va a inscribirse a la Universidad…. le preguntan en que se va a inscribir, responde que en filosofía y letras, en que rama le pregunta el académico… en un pupitre, en esos que tienen los blancos, replica indignado.

Uno se acondiciona solo…

En tiempo del ladrón, en una comisaría, llega una patrulla con detenidos… el oficial de guardia empieza a organizar el paquete… este pa acá, este pa allá, pone la vista en uno y ordena, a este llévenlo con los comunes…. “No mi capitán por favor…. yo nunca he sido comunista….”

Yo quiero sentir que la clase, es aquel que sabe lo que está haciendo en su trabajo, en su vida de todos los días, lo que es ese trabajo, ese vivir significa para su igual, para su hermano, para su país… sea quien sea, del riquerio o del pobrerío.

Mi paisito es un colihue preñado de esperanzas.
Muchas gracias.
Alejandro Fischer Alquinta.

 


 

 

Otros Columnistas

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.