Miercoles 21 de Noviembre del 2018

Más articulos

Ex ministro Barraza salió al paso a plan La Araucanía

Planteó que “habrá una resistencia política de las comunidades”. Criticó proyectos del Gobierno que ponen “en declive” a la “derecha social”. El ex ministro de Desarrollo Social del Gobierno de Michelle Bachelet, Marcos Barraza, salió al paso al Plan de Impulso de La Araucanía que presentó el Presidente Sebas


“Hay un sector que quiere borrar la memoria”

Cristián Galaz señaló que se han puesto muchas barreras para difundir y mantener el legado de Víctor Jara. Entregó detalles del FAM. Y abordó los “supremazos”. El director ejecutivo de la Fundación Víctor Jara, Cristián Galaz, en entrevista con ElSiglo.cl entregó detalles del inédito Festival por el Arte y l


Lautaro Carmona escarbó en política internacional

Lautaro Carmona escarbó en política internacional. Los triunfos de la derecha y los problemas, unidad y tareas de las izquierdas. Las reelecciones de Putin y Xi Jinping. Una visita a Cuba, al FSP. Usted estuvo hace unos días en una reunión del Foro de Sao Paulo y una conferencia internacional que organiza el


“Reconstruir un bloque de mayoría por los cambios”

“Reconstruir un bloque de mayoría por los cambios”. Ernesto Águila en entrevista habló de la necesidad de iniciar un proceso de superación de la Nueva Mayoría” y articular un proyecto político desde la DC hasta el FA.


Los tres nuevos rostros del PC en el Parlamento

Amaro Labra, Carmen Hertz y Boris Barrera en entrevista con El Siglo delinearon lo que será su participación en el Congreso. Amaro Labra, vocalista del grupo musical y diputado electo por el Distrito 12, dijo que “el espíritu siempre fue doblar y ganar”. Asegura que conoce la realidad de las comunas por las c


“Hay un sector que quiere borrar la memoria”

 

“Hay un sector que quiere borrar la memoria”

Cristián Galaz señaló que se han puesto muchas barreras para difundir y mantener el legado de Víctor Jara. Entregó detalles del FAM. Y abordó los “supremazos”.  

Daniela Pizarro Amaya. Periodista. El director ejecutivo de la Fundación Víctor Jara, Cristián Galaz, en entrevista con ElSiglo.cl entregó detalles del inédito Festival por el Arte y la Memoria (FAM) que se desarrollará entre el 24 y el 30 septiembre en el Estadio Víctor Jara. La iniciativa que busca recuperar dicho recinto como espacio de memoria y como lugar de encuentro para las artes y las culturas, tendrá dos conciertos por día, exposiciones, visitas guiadas, charlas y talleres, todo en torno a la figura y el legado de Víctor Jara.

Toda la información del evento la encuentras en https://www.famvictorjara.cl/.

El también director de cine abordó lo difícil que se hace el ejercicio de la memoria en el país, no por culpa de la ciudadanía. Afirmó que “hay un sector del poder que quisiera que esa memoria fuese borrada y en ese sentido logran muchas cosas silenciosamente”. Prueba de ello es el cierre del Galpón Víctor Jara, las restricciones para ocupar el estadio y las malas condiciones en que se encuentra el memorial del cantautor y de Littré Quiroga en Lo Espejo.

Frente al cuadro actual donde la Corte Suprema está entregando beneficios a los reos de Punta Peuco, Galaz dijo que estarán muy atentos a lo que pase, especialmente, con los condenados por el crimen de Jara. Asimismo, se refirió al difícil momento que atraviesan los trabajadores con los cierres de empresas y masivos despidos, las mujeres y los pueblos originarios. Destacó que “cuando se trata de atravesar desiertos Víctor es una gran compañía”.

Están preparando el primer festival de arte y memoria ¿De qué se trata esta iniciativa y quienes participarán?

El FAM es una iniciativa que surge a propósito del objetivo de rescatar el Estadio Víctor Jara como un espacio de encuentro para la ciudadanía, pero también desde el punto de vista de la memoria, porque es un sitio de memoria que lamentablemente no funciona como tal. Es un recinto que tiene muy poca casi nula actividad cultural artística, algo de deportes y muy poco de memoria, nosotros hemos hecho visitas guiadas en el estadio, pero la verdad es que no se puede mucho, porque casi todo el año es utilizado como albergue.

Y esta iniciativa es para recuperar ese espacio y llenarlo de dignidad por la memoria de Víctor (Jara), de Littré (Quiroga) y de todos los que pasaron por el estadio y por supuesto para la causa de los derechos humanos, la verdad y la justicia, que ha sido tan esquiva.

Además, este festival tiene un antecedente, porque el año pasado en esta línea intentamos hacer algunas cosas y logramos en un fin de semana levantar cuatro conciertos con grandes artistas como Los Vásquez, Illapu, Inti Illimani, el Bloque Depresivo y se armó algo pequeño, pero muy bello, por eso decidimos hacer algo más grande y este FAM tendrá una semana de actividades donde hay doce conciertos programados, un acto homenaje, hay talleres, charlas, encuentros, visitas guiadas y una serie de actividades.

Tendremos dos conciertos cada tarde y cada noche, o sea, partimos el lunes y no paramos hasta el domingo. El viernes será el acto central en homenaje a los 25 años de la Fundación y para celebrar el natalicio de Víctor que es el 28 de septiembre.

Nosotros pensábamos tener un concierto por día, pero comenzamos a llamar a las bandas y nadie nos decía que no, entonces, se nos juntó tanta gente que dijimos, bueno, haremos dos recitales por día.

Estará Villa Cariño, Inti Ilimani, Manuel García, Bloque Depresivo, La Moral Distraída, La Cantata Rock, Saiko, Nano Stern y muchos más.

La única dificultad que tenemos en el estadio es que solo podemos ingresar mil personas, porque no nos dejan más, aun cuando tiene una capacidad solo en butacas de seis mil quinientas personas, incluso, han ingresado más de diez mil.

¿Por qué solo mil personas entonces?

Bueno, es una dinámica que se ha venido dando a propósito de que la Municipalidad de Santiago, a pesar de muchas buenas voluntades, nos ha tenido con esta restricción, pero no sabemos por qué. El Instituto Nacional de Deportes es el administrador del estadio y con ellos hemos venido haciendo un trabajo para ver qué es lo que pasa y en ese marco, el año pasado se hizo un tremendo estudio arquitectónico-urbanístico, donde se investigó todo el recinto y resultó que está en perfectas condiciones, se determinó que es un recinto seguro, no ha sufrido con los terremotos y con buenas vías de ingreso y de evacuación, entonces, tiene todas las condiciones para funcionar en todo su esplendor.

Las razones para no utilizarlo en su capacidad no las sabemos, también, nos preguntamos qué pasa. Hasta el año pasado pensábamos que podíamos hacer nada en el estadio y comenzamos a correr el cerco y pedimos permiso para un evento de quinientas personas y terminamos con mil, entonces, queremos seguir corriendo el cerco, porque es posible.

Por lo menos ya el FAM es una realidad y el próximo año tendremos otra versión y no solo en Santiago.

Se cerró el Galpón Víctor Jara, la calle donde está el Estadio Víctor Jara está convertida en un baño público, el memorial de Víctor Jara y Littré Quiroga en Lo Espejo es usado como basural ¿A quién se apunta como responsables y cuál es la señal que lee la fundación?

Es complejo porque así como Víctor es tan querido por el pueblo, porque donde uno va la gente demuestra su cariño hacia él, su música se sigue escuchando, o sea, no es algo que ha ido en decadencia o que se olvide, al contrario vemos a las nuevas generaciones muy entusiasmados con la obra, el legado y la memoria de Víctor. Pero, por otro lado en el mundo de la elite, del poder, quisieran que esa memoria fuese borrada y en ese sentido logran muchas cosas silenciosamente, porque durante mucho tiempo no se atrevieron a salir públicamente a denostar a Víctor, pero últimamente si lo han hecho y han hablado atrocidades sobre él, entonces, eso es una contradicción que todavía tenemos en Chile y que produce efectos como estos, o sea, un memorial en Lo Espejo lleno de basuras, de escombros, sin embargo, la gente de la comuna con sus organizaciones sociales y políticas se organizan para estar permanentemente limpiando y haciendo actividades en torno al memorial.

Con el galpón pasó algo similar, después que se convirtió en un tremendo espacio artístico-cultural, lo trataron de bajar hasta que lo lograron con un “supremazo” curiosamente, porque fue una decisión de la Corte Suprema cerrar el galpón. Inapelable.

Y el estadio va por esos mismos caminos, pese a que se avanzó muchísimo declarándolo monumento histórico, haciendo una limpieza, reabriéndolo, hay que recordar que se hicieron muchos conciertos de artistas nacionales y extranjeros, era un lugar muy vivo, hasta que llega esa mano invisible que no sabemos de dónde viene, nos da un golpe y restringe la posibilidad de uso del estadio y te reitero sin motivos.

El pasaje donde está el estadio está convertido en un basural, en un urinario público, sin embargo, nosotros no nos hemos quedado con eso y levantamos un proyecto de intervención arquitectónica para el pasaje –también monumento histórico gracias a la fundación- que está en manos de la Municipalidad de Santiago y de la Intendencia Metropolitana, según nos han dicho están muy interesados en desarrollarlo.

¿Es difícil mantener la memoria en Chile?

El trabajo de la memoria es algo complejo, porque nosotros mismos dentro del amplio mundo del progresismo lo olvidamos, nosotros que estamos en esto nos damos cuenta del abandono que hay dentro de nuestro propio mundo, o sea, a mí me hubiese gustado que la reacción en torno al “supremazo” por los reos de Punta Peuco hubiese sido una gran respuesta ciudadana con los estudiantes, los trabajadores, que aunque entiendo que estén preocupados del reajuste del salario mínimo, yo también lo estoy, pero creo que hay cosas que son urgentes y otras que son trascendentes y uno tiene que caminar de la mano de ambas.

A veces uno se pregunta porque estamos trabajando por algo que inevitablemente se va a perder y en realidad lo que hacemos al luchar por la memoria es bregar por una transformación que veremos ahora, o sea, será el resultado de la sociedad que estamos construyendo, por eso es muy importante, tanto como las luchas políticas y sociales, por eso debemos estar todos, así que tirón de orejas para nuestro sector porque hay que estar.

¿Cómo ves la instalación o el rescate de una cultura popular en Chile?

Hay momentos que pareciera que los jóvenes son indiferentes a estos temas, a la memoria, a lo que fue la nueva canción chilena y los vemos muy metidos con la música extranjera, lo que tampoco es necesariamente malo, pero solo es que está dormido y cualquier chispa que salga prende y los jóvenes vuelven a valorar y ahí está la clave de por qué esto nunca muere y resucita.

Es como el bosque nativo que está dormido debajo de todos esos pinos y eucaliptos, sabemos si sacamos todos esos pinos volverá a nacer el bosque nativo y eso es lo que sucede acá, es decir, si uno le quita las barreras a las nuevas generaciones se despierta esa motivación y resurge. Lo vemos cuando vamos a las regiones donde se escucha mucho a Víctor y a otros autores y autoras nacionales. En ese marco nuestra visión es muy optimista.

¿Qué otras actividades tiene prevista la Fundación?

Nosotros hacemos varias cosas, por ejemplo, vamos a los colegios y hacemos talleres, es increíble la llegada que tiene Víctor con los niños, en eso nos ayuda mucho Daniel Alcaíno, porque es un gran motivador, entonces, deja a todos entusiasmados y sorprendidos con las historias de Víctor.

También, estamos en el tema de la archivística, el atesorar, cuidar y divulgar alrededor de 10 mil piezas que componen este archivo, entre fotografías, documentos, instrumentos, ropas, la guitarra de Víctor y todo eso queremos ponerlo a disposición de la gente.

Queremos que nuestro nuevo espacio sea también un punto de encuentro con la música, con las artes, para interactuar con la gente. Haremos charlas y todo lo que podamos hacer por el legado de Víctor, pero también con otros temas como los mapuches, el medioambiente, el feminismo, el trabajo y todo esto que Víctor abrazaría y que abrazó en su momento.

En este escenario complejo para los trabajadores, las mujeres, los mapuches, para los derechos humanos ¿Asoma el legado de Víctor?

Alguien dijo una vez que Víctor nos ayuda a vivir y es cierto, o sea, Víctor con su manera de ser, con sus canciones, sus obras, nos pone en una situación de optimismo, de fuerza y de disposición a trabajar, a luchar y eso es muy bienvenido hoy día. Cuando se trata de atravesar desiertos Víctor es una gran compañía.

Después de muchos años se condenó a los culpables de la muerte y las torturas de Víctor Jara ¿Te pareció un fallo justo?

Después de 45 años difícilmente un fallo aunque sea condenatorio puede ser justo. El trabajo que hizo el juez (Miguel) Vásquez fue enorme y lo hizo sin apoyo de la institucionalidad de las Fuerzas Armadas, solo tuvo el apoyo de los sobrevivientes, familiares y de algunos conscriptos, pero la oficialidad no colaboró nunca. El fallo tiene 340 páginas y contiene todos los detalles de lo que pasó con Víctor, es muy contundente, va a quedar en la historia y eso es muy importante.

Más allá del tiempo que pasó fue un fallo muy importante, porque es un gran golpe a la impunidad y a los que quieren negar la historia.

Por otro lado comenzaron a entregar libertad vigilada a los reos de Punta Peuco ¿Hay temor de que puedan quedar libres?

Temor no, pero si hay una razonable expectativa de que estos criminales paguen en la cárcel, porque son delitos tremendamente graves. Este fallo tuvo una repercusión a nivel mundial muy grande, aquí en Chile no tanto a nivel de medios, pero está claro por qué, o sea, hay un sector conservador que maneja todo y que quiere que esta memoria se olvide, lo que no ocurrirá.

Estamos optimistas de que cumplan sus condenas en la cárcel, pero estamos atentos a cualquier movimiento que implique la baja de las penas o que terminen cumpliendo la condena en la comodidad de sus casas.

elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.