Sábado 23 de Junio del 2018

Más articulos

España hoy

La capacidad de manejo gubernamental del nuevo mandatario hispano no es sencilla. Su sector cuenta con sólo 84 diputados de un total de 350 parlamentarios. Un nuevo tiempo puede empezar a correr para España tras la llegada a la presidencia del gobierno del líder socialista Pedro Sánchez ; el hecho fue posible


Conmemoran 106 años del Partido Comunista de Chile en Estocolmo

El pasado viernes 8 de junio, se conmemoraron los 106 años del Partido Comunista de Chile, en Allaktivitetshuset de Sundbyberg, con la asistencia de más de un centenar de invitados entre militantes y amigos del partido; también participaron dirigentes y militantes de los partidos chilenos: Socialista, PPD, Ra


“Más de 500 mujeres y hombres comunistas dieron su vida”

“Más de 500 mujeres y hombres comunistas dieron su vida”. “Desde las primeras horas del golpe, militantes del PC, de las JJCC, fueron capaces de ponerse de pie, instalando la resistencia antidictatorial”. . El siguiente es el texto completo del discurso de Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista


Acto por héroes y heroínas: Crónica de un hito

El Teatro Caupolicán se llenó. Más de 5 mil almas reunidas en un acto para homenajear a los más de quinientos héroes y heroínas comunistas que cayeron en la lucha contra la tiranía. Sus familiares, convocados por el Partido Comunista (PC), recibieron la más alta distinción de la colectividad, la medalla Luis


106 años del Partido Comunista

106 años del Partido Comunista. Instalado en la historia de Chile. Hitos de decenas de décadas. La clandestinidad y los momentos de auge del movimiento popular. Al cumplir 106 años desde su fundación, el Partido Comunista de Chile (PC), muestra tres elementos básicos como organización política; es una de las


Conmemoran 106 años del Partido Comunista de Chile en Estocolmo

 

Conmemoran 106 años del Partido Comunista de Chile en Estocolmo

 


El pasado viernes 8 de junio, se conmemoraron los 106 años del Partido Comunista de Chile, en Allaktivitetshuset de Sundbyberg, con la asistencia de más de un centenar de invitados entre militantes y amigos del partido; también participaron dirigentes y militantes de los partidos chilenos: Socialista, PPD, Radical; de los partidos comunistas de Perú, Bolivia, el FMNL de El Salvador, SKP de Suecia. Asimismo, una representación diplomática de Cuba y Bolivia.

Se dio comienzo al acto político cultural con un documental que fue mostrando imágenes de la historia del partido y las luchas del pueblo chileno; brindando un homenaje a las y los militantes comunistas que entregaron su vida en la lucha por la recuperación de la democracia y contra de la dictadura. Varias veces fue entonado el grito “ce hache i….Partido Comunista de Chile!

Contó con la participación artística del Taller Quimantu con su música, canto y cuecas que también bailó el público. En la poesía estuvo el poeta y declamador Gastón Cortes. Cerró la parte cultural Beatriz Pineda acompañada de su guitarra y hermosa voz, con canciones de su autoría y cantantes latinos.

Seguidamente entrego un saludo el Cónsul de Cuba, compañero Victor Manuel Garcia.

La intervención central del acto aniversario estuvo a cargo de Roberto Muñoz, Secretario del PC Coordinador Suecia.

Después de entonar la Internacional, se invitó a un brindis de honor para compartir con todos los asistentes al acto en un ambiente de camaradería.
 

A continuación, la intervención de Roberto Muñoz:

 


Estimados compañeros

Hace 200 años atrás, un 5 de mayo de 1818, nace el pensador más importante de la era moderna, que sacudió los últimos siglos, Carlos Marx.

Engels, su gran y fiel amigo, ante su tumba diría: “Así como Darwin descubrió la ley del desarrollo de la naturaleza orgánica, Marx descubrió la ley del desarrollo de la historia humana… Marx descubrió también la ley específica que mueve el actual modo de producción capitalista y la sociedad burguesa”.

Marx no solo fue uno de los más importantes filósofos del siglo XIX. A partir del análisis crítico de la filosofía alemana, el socialismo francés y la economía política inglesa, Marx logra articular economía, política, filosofía e historia, entendidas como separaciones analíticas de una realidad que forma parte de un todo social, convirtiéndose en uno de los artífices de la ciencia social moderna, pero no fue un filósofo de gabinete: fue periodista y político activo, militante comunista. Junto a Federico Engels, Carlos Marx, fue el fundador del socialismo científico, del comunismo moderno, del materialismo histórico y del materialismo dialéctico. Su obra constituye una de las más sólidas e influyentes en la historia de la filosofía occidental: sus implicaciones prácticas trascendieron el contexto histórico y geográfico de Marx. Le dio a la clase trabajadora herramientas programáticas y una teoría para su emancipación.

Recordar este aniversario resulta de suma importancia para la crítica de la sociedad capitalista, recoge la vida y el pensamiento del intelectual que cambió fundamentalmente la filosofía e ideología de las izquierdas del mundo. Conmemoramos no solamente los 200 años de su nacimiento, sino también los 170 años desde el lanzamiento de “Manifiesto del Partido Comunista” y 150 años desde la primera publicación de la obra maestra “El capital”.

En el Manifiesto, gigantesca obra de solo 30 páginas, se expone con una claridad y brillantes, la nueva concepción del mundo, el materialismo consecuente, aplicado también al campo de la vida social, la dialéctica como la más completa y profunda doctrina del desarrollo, la teoría de la lucha de clases y del papel revolucionario histórico mundial del proletariado como creador de una sociedad nueva, de la sociedad comunista. Es decir, de una sociedad sin clases sociales, libre de toda explotación y opresión. Marx por primera vez le dio bases científicas a este proyecto a partir de profundas premisas y contradicciones del propio capitalismo.

El capitalismo genera tendencias regresivas y bárbaras como el crecimiento de la desigualdad social, la persistencia de la pobreza y la concentración de la riqueza, la creciente precarización del trabajo, la inseguridad o falta de protección social, la privación de derechos sociales, las crisis económicas cíclicas, la devastación medioambiental, la situación de dependencia y periferia de las economías latinoamericanas, las guerras por recursos naturales, los procesos migratorios, en definitiva las desigualdades y opresiones que sufren miles de personas, son solo algunos de los fenómenos de absoluta actualidad.

Todos estos fenómenos no solo los previó Marx, sino además supo entender esta dinámica y trazó la explicación más genial sobre la naturaleza y la lógica objetiva del orden del Capital, y los modos de superarlo. La Ley del Valor enunciada por Marx, según la cual el valor de una mercancía está determinado por la cantidad de trabajo socialmente necesario para producirla, sigue siendo la única forma de explicar los procesos actuales de concentración del capital y de generalización de relaciones sociales capitalistas en el mundo. Por eso sigue siendo enormemente vigente. En este contexto, es pertinente volver a Marx, a leer directamente sus escritos, para comprender nuestro tiempo. La crisis mundial solamente puede ser entendida a la luz de "El Capital".

Hay un largo debate sobre la situación y las perspectivas de la clase trabajadora, que Marx consideraba el sujeto social sepulturero del capitalismo. Es cierto que la robotización ha destruido puestos de trabajo y la inteligencia artificial introdujo nuevas pautas y desafíos. El trabajo ha variado alguna de sus formas, y la clase también, a pesar de eso la masa de trabajadores se ha generalizado a nivel mundial. Hoy hay más trabajadores asalariados que nunca antes.

Su teoría de las clases hoy en día sigue siendo tan revolucionaria como antes, a pesar que en el discurso común se busca constantemente negarla de manera de considerar a las clases sociales como grupos según sus ingresos, con los conceptos de “clase alta”, “clase media” y “clase baja”, abstraídas de toda relación material y de su relación con respecto a la propiedad de los medios de producción.

Hoy en día, lejos del fin del proletariado, estamos ante una extensión inédita en la historia de las condiciones que según Marx caracterizaban al proletariado. El conflicto entre clases está fundado en la división del excedente social, y constituye el antagonismo fundamental en toda clase.

Aunque el filósofo alemán vivió y escribió en el siglo XIX, una época muy diferente a la nuestra, es indiscutible que su obra y especialmente dos de sus escritos, "El manifiesto comunista" y "El capital", tuvieron y tienen hoy en día una gran influencia política y económica en muchos países y en millones de personas. Durante el siglo XX, las ideas de Marx inspirarían revoluciones en Rusia, China, Cuba y muchos otros países donde el grupo dominante fue derrocado y los trabajadores se apoderaron de la propiedad privada y los medios de producción. El surgimiento de la Unión Soviética tras la Revolución Rusa, cuyo 100 aniversario conmemoramos recientemente, fue un ejemplo de ello. Nadie niega que el bloque socialista marcó buena parte de la historia del siglo XX.

En América Latina, el Marx que empieza a circular es el que difunden los revolucionarios franceses emigrados después de la Comuna de París, luego llegaron los alemanes, posteriormente españoles e italianos, que a fines del siglo XIX tradujeron y divulgaron algunas obras de Marx y Engels. Los primeros marxistas latinoamericanos utilizaron sus categorías de un modo creador. El revolucionario peruano Mariátegui, aplicando el método y pensamiento de Marx, abordó los problemas de la revolución social en nuestra América articulando la lucha anticapitalista, el antiimperialismo y el socialismo sin olvidarse de los nuevos sujetos que desde entonces acompañarían las luchas obreras, las comunidades originarias. Pero Mariátegui no estuvo solo, estuvo acompañado por el joven marxista cubano Julio Antonio Mella, el argentino Aníbal Norberto Ponce y el chileno Luis Emilio Recabarren.

Fue así como el autor de El Capital y del Manifiesto Comunista, quien definió que la "historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases", se convirtió en un punto de referencia ineludible en la convulsionada Latinoamérica.

Ya en los inicios del siglo XX, en Chile existía una combativa clase obrera organizada en los primeras Mancomunales Obreras, que armada con las ideas revolucionarias del Marxismo dieron origen al partido revolucionario de la clase trabajadora chilena el 4 de junio de 1912, cuando treinta revolucionarios, entre los que estaban Elías Lafertte y Teresa Flores, y encabezados por Recabarren, se reunieron y fundaron el Partido Comunista de Chile, que nació con el nombre de Partido Obrero Socialista.

Una mención especial merece Teresa Flores, activista feminista chilena pionera en el empoderamiento femenino en Chile durante el siglo XIX, en pleno auge salitrero, fundadora del Partido y la primera mujer dirigente sindicalista, escritora principal del periódico obrero de la época “El despertar”, una luchadora incansable al servicio de la clase obrera y la liberación de la humanidad, mujer valiente, luchadora, coherente con sus principios. Teresa Flores, en medio de la lucha de clases, vio la necesidad de luchar por la emancipación de la mujer que sufre una doble opresión: de clase y de sexo.

Al cumplir 106 años desde su fundación, el Partido Comunista de Chile es una de las colectividades políticas más antiguas del país, es el partido con más militantes a nivel nacional, y su trayectoria está íntimamente ligada a la lucha de los trabajadores y al compromiso con el ideario marxista-leninista. Es un partido revolucionario, cuyo objetivo es alcanzar una sociedad socialista y que lucha por la supresión de toda forma de dominación política, económica, social y cultural sobre el pueblo, y se opone a toda forma de explotación y discriminación del ser humano.

Conmemoramos el 106 aniversario del Partido Comunista de Chile, brindando un homenaje a nuestros compañeros y compañeras que han escrito las páginas de la larga historia de nuestro partido, que le han dado vida a la organización y han forjado nuestros ideales.

Más de 450 militantes comunistas fueron ejecutados o hechos desaparecer durante la dictadura de Pinochet. Mujeres y hombres secuestrados y asesinados, víctimas de operaciones de los militares y agentes del Estado. Recordamos a cada uno de los y las militantes comunistas que entregaron su vida en la lucha por la recuperación de la democracia y contra de la dictadura, sin dejar de expresar nuestro reconocimiento a todas las chilenas y chilenos que ofrendaron su vida en esta lucha.

En el IX Pleno del CC, realizado en enero de este año, el Partido valoró positivamente su participación en el gobierno de Michelle Bachelet y el proceso de reformas impulsado por la Nueva Mayoría en el que nuestro partido fue determinante en mantener vigente el desafío programático de cambios reformistas para el país y posibilitamos avances en el establecimiento de derechos no contemplados por el modelo neoliberal, abriendo grietas al modelo. Pero al mismo tiempo definió los resultados de las elecciones presidenciales como una derrota político-electoral en la cual un factor importante fue la desafección de parte importante de los movimientos sociales, por lo tanto, debemos contribuir a reposicionar el rol central de los movimientos sociales como articuladores de la sociedad y sus demandas. Otro factor destacado es la no realización de primarias en la NM, lo que impidió presentarnos en una alianza con programa único. Además, amplios sectores de la sociedad no percibieron las transformaciones sociales como algo que le favoreciera en su situación personal. Nos faltó la capacidad de comunicar los avances en la política pública, así como explicar la complejidad de las reformas y defender sus formas y contenidos.

Este nuevo aniversario nos encuentra enfrentado a un nuevo ciclo político, caracterizado por un Gobierno de derecha, en medio de la hegemonía económica e institucional del neoliberalismo y el conservadurismo que pretender revertir los logros sociales alcanzados durante el gobierno de la Nueva Mayoría.

La principal tarea de estos próximos 4 años es defender las reformas, profundizarlas y proyectarlas; lograr una amplia convergencia político-social de partidos, movimientos y sectores independientes progresistas y de izquierda, entendida como el resultado de la práctica política y la discusión programática desde los movimientos sociales hasta el parlamento, que genere un potente movimiento de oposición activa, con capacidad para competir en los próximos eventos electorales y abrir paso a un nuevo gobierno de amplia base social y de unidad sin exclusiones, que profundice y consolide una transformación radicalmente democrática del país, que apunte a erradicar el neoliberalismo y sus nefastas secuelas. Vamos a seguir luchando por grandes transformaciones, por los derechos de los trabajadores y una mejor calidad de vida de las grandes mayorías.

El día viernes 1° de junio el presidente Piñera entregó su primer mensaje presidencial, a 80 días de iniciado su gobierno, que demostró ser un gobierno que busca retrotraer cambios articulados por el anterior gobierno, no en una discusión abierta y directa, sino empleando artimañas administrativas, como lo es por ejemplo retrasar la tramitación de procedimientos a objeto de impedir la implementación de las reformas; o a través de vías administrativas torcer el sentido de la ley. Pareciera ser un gobierno que mira cómo volver a la realidad de hace un par de décadas atrás.

El movimiento feminista, que ha colmado las calles de las principales ciudades de Chile, ha exigido, como lo viene haciendo desde décadas, terminar con las discriminaciones y situaciones de violencia contra las mujeres, por una ley integral de derechos sexuales y reproductivos. Por eso el Partido reitera su llamado a tramitar con suma urgencia la ley que garantiza una vida libre de violencia a las mujeres, proyecto presentado en el gobierno de Michelle Bachelet, la que permite la prevención de la violencia sexual, física, psicológica, simbólica y económica, tanto en contextos públicos, como educacionales y laborales.

El PC reprocha los intentos del presidente Sebastián Piñera que las propuestas -enmarcadas en la Agenda Mujer- pasaran de ser una respuesta a las demandas feministas a un nuevo entramado para fortalecer el modelo de negocios que prima en el país.

Por ejemplo: la reforma al sistema de salud privado que permitiría extinguir las diferencias de pagos entre hombres y mujeres, pero que contaría con un alza de precios en los planes para los hombres y las mujeres que no estén en edad fértil y una disminución para las mujeres en edad fértil, lo que causará una disputa de géneros y un resguardo para el negocio de las Isapres.

Para terminar con todas las discriminaciones y con todas las violencias se necesita un profundo compromiso de país y de todos los Gobiernos que vendrán.

Llamamos al Gobierno a escuchar las demandas del movimiento feminista de fomentar la trasformación cultural que debiera tener la educación, por una educación no sexista y de contar con una ley de medios para erradicar la comunicación sexista y que contribuya a un cambio cultural donde superemos estereotipos y roles que reproducen el machismo.

Estamos por una nueva constitución para Chile que establezca iguales derechos para las mujeres y hombres para constituir una sociedad en igualdad y equidad.

En materia de derechos humanos se hace imperativo insistir en que se debe seguir dando una ardua, consistente y digna batalla por conocer la verdad de lo ocurrido en dictadura y por avanzar en justicia, como corresponde en una sociedad civilizada. Es necesario exigir que el Estado, por lo demás responsable a través de sus agentes y personal militar y policial de muchos de los delitos, asuma adecuadamente su responsabilidad. Lo avanzado hasta hoy en materias de verdad y justicia es gracias al trabajo de algunos jueces, abogados y profesionales y por la perseverancia de las agrupaciones de familiares de las víctimas y organismos de derechos humanos.

A 200 años del nacimiento de Marx, cada día es más evidente que no hay futuro para los trabajadores si no se destruye a la burguesía como clase. En Latinoamérica lo comprobamos con espanto: después de la oleada de gobiernos progresistas, la burguesía que es dueña de los medios se apoderó de todo y destruye todos los derechos de los trabajadores.

Estados Unidos intenta cambiar el cuadro de correlaciones de fuerzas en nuestra región. Las naciones latinoamericanas avanzaron en las décadas recientes hacia sistemas de integración (CELAC; ALBA; UNASUR), y de espacios de autonomía, que debilitaron objetivamente la fuerza hegemónica norteamericana en el plano estratégico.

Esta tensión se ha agudizado y es lo que explica finalmente la injerencia norteamericana en Brasil; en Centro América y Caribe; el Cono Sur. De lo cual Venezuela es una pieza clave del mapa que busca recomponer Estados Unidos.

Los comunistas hemos señalado que solidarizamos con el pueblo venezolano en su determinación de resolver su crisis interna sin la intervención de potencias extranjeras y censuramos a quienes juegan el triste rol de comparsas de los intereses de grandes metrópolis, cual es el caso del gobierno de Chile.

El candidato del Frente Amplio de la Patria, Nicolás Maduro, en un contexto extremadamente complejo, caracterizado por el bloqueo y la guerra económica, la injerencia de la Unión Europea, Estados Unidos y gobiernos aliados, y todo tipo de agresiones desde la mediática hasta la violencia paramilitar, venció a sus rivales con amplia ventaja. Desconocer este proceso eleccionario en Venezuela es simplemente seguir la política de Trump, que tiene insospechadas consecuencias para Venezuela, y para toda nuestra región.

La lógica militarista del régimen de Trump opta de nuevo por presionar para abrir paso a un nuevo intento de desestabilización desde dentro y desde afuera, para descarrilar a la Revolución bolivariana. Lo peor es que lo han seguido gobiernos de trece países que, muy peligrosamente, se subordinan a Trump y le tratan de servir como instrumento de legitimación.

El reacomodo de alianzas electorales de cara a la segunda vuelta presidencial en Colombia, será decisivo para el futuro de la paz y la reconciliación en el país. Los dos candidatos que pasaron a segunda vuelta, piensan de modo muy diferente en cuanto a la construcción de la paz. Mientras Duque declara que llevará a la cárcel a los excomandantes guerrilleros; Petro, por su parte, no solo apoya la paz, sino que dice que va más allá, hay que superar la pobreza y la desigualdad para construir la paz.

Frente a los graves sucesos registrados en las últimas semanas en Nicaragua con un saldo de pérdidas lamentables de vidas humanas, nuestro Partido rechaza los intentos de desestabilización que se pretende llevar adelante en Nicaragua y escalar un conflicto violento que atenta contra los principios consagrados en la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz. Además, repudiamos cualquier intento de injerencia en los asuntos internos de la República de Nicaragua y a la campaña de desinformación en redes sociales y medios de comunicación. De la misma manera apoyamos firmemente los esfuerzos del Gobierno Sandinista para impulsar un amplio diálogo nacional con participación de la Iglesia, empresarios, sindicatos y estudiantes, así como la creación de una Comisión de la Verdad, Justicia y Paz aprobada por la Asamblea Nacional.

No podemos dejar de solidarizarnos con el pueblo de Guatemala que sufre la tragedia provocada por la violenta erupción del volcán de Fuego dejando un saldo de decenas de muertos, cientos de desaparecidos y millones de damnificados.

Como en tantas otras ocasiones los médicos cubanos ayudan junto a sus colegas guatemaltecos a salvar vidas. Más de 400 cooperantes de salud entre médicos, enfermeras y personal de apoyo trabajan actualmente en territorio guatemalteco.

Cuba un país pequeño y bloqueado no ha dudado nunca en brindar su ayuda desinteresada a otros pueblos, no solo ante catástrofes, sino también para garantizar el acceso a un derecho humano como la salud, una posición solidaria muchas veces obviada por los grandes medios de comunicación, pero altamente reconocida por gobiernos y sobre todo por los ciudadanos a quienes devolvieron la esperanza y la vida.

Condenamos las guerras de intervención y los apoyos criminales a genocidios como el que se comete con el Pueblo Palestino; el Pueblo Sirio; antes Libia; en fin, casi no hay zona del mundo afectada directamente por esta política. La provocadora acción del gobierno de Trump de instalar su embajada para Israel en los territorios ocupados de Jerusalén, genera la condena de todos quienes aspiramos y luchamos por la paz.

Queridos compañeros, hoy en día Marx sigue siendo relevante como filósofo político, sigue siendo una fuente inagotable de inspiración para quienes luchan por un mundo mejor, objetivo que puede ser alcanzado con la unidad de la clase trabajadora de todos los países que queda cristalizada en la famosa frase: “¡Proletarios de todos los países uníos!”.

Viva el Partido Comunista de Chile

Partido Comunista de Chile

Coordinador Suecia

 

Estocolmo, 8 de junio de 2018

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.