Domingo 16 de Diciembre del 2018

Más articulos

Insunza y el momento de la ANEF

Insunza y el momento de la ANEF. El dirigente abordó las próximas elecciones de la organización, la negociación de la Mesa del Sector Público y el proceso de movilizaciones. En entrevista en el programa “De domingo a domingo. Sin restricción” de radio Nuevo Mundo, el presidente de la Agrupación Nacional de E


El gesto que recorrió el mundo

El apellido materno en la camiseta de Jean Beausejour Coliqueo y el minuto de silencio de los jugadores fue destacado en el extranjero. Jean Beausejour Coliqueo durante la noche de este martes se tituló de crack. A pesar de la negativa de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) de realizar un minu


Datos de un escándalo total

Datos de un escándalo total. Otra vez Carabineros metidos en crimen y mentiras. Gobierno los avaló y aplaudió. Se vienen días complicados para autoridades políticas. Frente a los cuestionamientos del accionar de Carabineros en La Araucanía y la labor represiva del Comando Jungla creado bajo la tutela del act


Pesar por muerte de Domingo Marileo

El histórico dirigente mapuche está siendo velado en su domicilio en Temuco. Hace algunos días recibió la medalla Luis Emilio Recabarren. Durante la madrugada de este lunes – a las 2 am- falleció el militante comunista y dirigente mapuche, Domingo Marileo, en su casa junto a su familia, producto de un cáncer


La masiva respuesta a Paro Nacional Activo

La masiva respuesta a Paro Nacional Activo. Unas 600 mil personas se manifestaron en todo el país para rechazar las constantes alzas, los bajos sueldos, las prácticas antisindicales y las políticas del Gobierno.


¡Mujeres, avancemos con la “tercera ola”!

 

¡Mujeres, avancemos con la “tercera ola”!

Estamos viviendo momentos históricos. No es una revolución cualquiera de mujeres. Es la Revolución Feminista… con todas sus letras y a nivel local y mundial.

Lidia Baltra. Periodista. La nueva generación de féminas, las estudiantes de colegios, liceos y universidades, que se toman instituciones y salen a las calles a pecho descubierto, no se anda con rodeos. Dicen las cosas por su nombre y se declaran feministas. Un término mirado con rechazo o desconfianza hasta hace poco.Ni siquiera la Presidenta Bachelet pudo declararse feminista públicamente, como tal vez hubiera querido. No estaban los tiempos. Pero hoy, la llamada “tercera ola” se desató y ya hay un orgullo en calificarse de feminista.

Todo comenzó por el rechazo al acoso sexual en las aulas, calles, trabajo y hogar. Cuando las actrices norteamericanas y europeas, abusadas por productores y directores, nos dieron el ejemplo y gritaron No al Abuso Laboral- Sexual dando pie al movimiento mundial “MeToo” (A mí también me pasó).

Nuestra “primera ola” fue el movimiento que en los años 30 logró el voto femenino para las elecciones municipales, y el parlamentario y presidencial en 1949.

La “segunda ola”, fue Mujeres por la Vida, el movimiento que se puso de pie contra la dictadura en los 80, y luchó por volver a la democracia pero reclamando algo más: “Democracia en el país y en la casa”, era su lema. Ya exigíamos igualdad para hombres y mujeres en la carga de trabajo dentro del hogar y compartir la doble jornada laboral.

En el Chile ya en democracia, las mujeres comenzamos a levantar la voz por la No Violencia contra la Mujer, primera bandera de lucha del Sernam, hoy Ministerio de la Mujer, contra los maltratos y femicidios que azotan a las chilenas y a las mujeres de todo el planeta. Clamor que se tradujo en una ley de violencia intrafamiliar en 2005 perfeccionada en 2017 y a nivel mundial,en el movimiento “Ni Una Menos”.

UNA OLA PLANETARIA

La revolución que hoy vivimos en Chile es la lucha del feminismo mundial contra el sistema patriarcal que ha dominado desde la Prehistoria.

En esas remotas épocas en que se practicaba el matrimonio por grupos, predominaba el derecho materno. Como todos copulaban con todos, solo se sabía quién era la madre de los hijos pero no el padre, situación molesta para el varón que provocó el cambio a la monogamia. Fue el golpe de Estado del hombre contra el matriarcado que rigió durante siglos y se pasó al derecho paterno, raíz del estado patriarcal que dominó en adelante.

La primera ola de rebeldía mundial surgió en el siglo XVII en Francia y en Inglaterra con las primeras demandas por derecho a la educación. Lentamente siguió creciendo hasta llegar al movimiento sufragista del siglo XIX en Inglaterra y en Estados Unidos, que levantó una voz más potente y conquistó iguales derechos que los hombres para elegir y ser elegidas.

La segunda ola mundial fue en el espacio privado: la liberación sexual de las mujeres en los años 60 gracias a la aparición de la píldora anticonceptiva. Es el inicio de la lucha por los derechos reproductivos y sexuales, una importante aspiración del feminismo.

Ha pasado mucho agua bajo los puentes y hoy tenemos un clamor transversal de las chilenas desde la izquierda a la derecha, que permitió al Presidente Piñera anunciar en cadena nacional días atrás una “agenda mujer” que alguna vez podría convertirse en proyectos de ley o decretos que satisfagan las demandas de las mujeres hoy movilizadas. Se lo ha visto más como una estrategia para frenarlas.

Anuncios que prometen – si la derecha dura en el Congreso lo permite – apurar una legislación que duerme en el Congreso tanto desde el primer gobierno de Piñera (violencia en el pololeo, equidad para administrar el patrimonio en la sociedad conyugal), como del reciente de Michelle Bachelet (derecho de la mujer a vivir una vida libre de violencia, Instructivo Presidencial para funcionarios estatales que sanciona maltrato y acoso laboral y sexual); y atender otras que surgen del grito femenino de hoy: regular la relación entre profesores y alumnas en los establecimientos estatales (lo cual ha parecido insuficiente) y agrega una yapa muy discutida por su forma: no más discriminación de la mujer en las isapres.

Pero la agenda del Presidente Piñera no se pronuncia por la Educación No Sexista que pide la calle, y que atacaría desde la sala cuna la cultura machista reinante …ni satisface el rechazo a los obstáculos que su gobierno ha puesto a la ley del Aborto en Tres Causales. Mientras sigan en las carteras los Ministros de Educación, Gerardo Varela, y de Salud, Emilio Santelices, no se ve voluntad de enmendar esos rumbos …

Es bueno que las mujeres liberales de la derecha moderna sumen sus voces nuevas a las nuestras. Son los tiempos que vivimos. Pero falta mucho camino por andar.

Por eso, acompañemos a las jóvenes de colegios y liceos, de institutos y universidades cuando se toman sus casas de estudio o salen por miles a la calle a exigir nuestros derechos. La posta parece asegurada: llegaremos antes a la meta.

elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.