Lunes 20 de Mayo del 2019

Más articulos

Por Norton Robledo: ERAS DE LUZ Y DE PALABRAS

Por Norton Robledo: ERAS DE LUZ Y DE PALABRAS. A mí madre Encarnación del Transito Robledo Norton Robledo Yo camino por un lugar de la memoria el árbol se acuerda perfectamente de su brote Luis Vidale El 25 El 25 de junio de 1909 nació mi madre Encarnación del Transito Robledo Araya, era del signo Cáncer, y


Ánimas de día claro en Estocolmo

Por: Enrique Durán B. El Sábado 13 de Abril asisitimos a una función de teatro muy especial, conmovedora. Especial, porque se presentaba una obra chilena ”Ánimas de Día Claro” de Alejandro Sieveking, traducida al idioma sueco y realizada por el Grupo de Teatro STUDIO 32 de la ciudad de Uddevalla, en el escena


Miguel Lawner: “Es una distinción a una generación ejemplar”

Miguel Lawner: “Es una distinción a una generación ejemplar”. Recibió este viernes Premio Nacional de Arquitectura. En conversación con El Siglo lo definió como reconocimiento “a la consecuencia y el trabajo colectivo”.


Relatos Tertulianos libro de Roberto Farías

Resulta interesante sumergirse en los Relatos Tertulianos que Roberto Farías Vera nos presenta en esta nueva publicación. ¿Y qué es Relatos Tertulianos? ¿Por qué este título? Porque son relatos que, antes de inscribirse en las páginas de este libro, han pasado por la lectura y el análisis en las reuniones de


Unidad y amplitud, lo que dejó el concierto por la paz

Unidad y amplitud, lo que dejó el concierto por la paz. Más de 40 mil personas participaron de la fiesta que reivindicó el derecho de vivir en paz, la autodeterminación de los pueblos y la no injerencia internacional.


Natalicio de Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura

 

NATALICIO DE GABRIELA MISTRAL, PREMIO NOBEL DE LITERATURA

9 abril, 2018

Tendría hoy 129 años y aunque su vida transcurrió entre la escritura con acento poético, su impronta de maestra y una trayectoria diplomática impecable, Gabriela Mistral fue una mujer de alcances extraordinarios.

Profunda admiradora del apóstol de la independencia de Cuba, José Martí, también escritor y pensador, Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, su verdadero nombre, elaboró tejidos de trascendencia histórica y cultural en el entorno latinoamericano.

Nació hace 129 años, el 7 de abril de 1889, en Vicuña, Chile. En 1945 recibió el Premio Nobel de Literatura, el primer lauro de este nivel concedido en la historia para un autor de América Latina y el Caribe.

Gabriela Mistral que adquirió este seudónimo mucho antes que Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto (Pablo Neruda) estuvo mucho más involucrada en la vida del autor de Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada de lo que se cree.

Admiración recíproca y con cierta distancia debido a la diferencia de edad, con la identificación plena de los dos Premios Nobel de Literatura de Chile. Ella fue su maestra y también su protectora.

“Por ese tiempo llegó a Temuco (1920) una señora alta, con vestidos muy largos y zapatos de taco bajo. Iba vestida de color arena. Era la directora del liceo. Venía de nuestra ciudad austral, de las nieves de Magallanes. Se llamaba Gabriela Mistral”, escribió Neruda.

“Ella me hizo leer los primeros grandes nombres de la literatura rusa que tanta influencia tuvieron sobre mí”, precisó el también creador de Canto General.

Mistral, muy admirada en Chile donde existe un notable centro cultural que lleva su nombre en Santiago, basó su literatura en la expresividad propia de un estilo elemental de imágenes intensas.

Sonetos de la Muerte, un compendio de poemas que sirvieron de catarsis después del suicidio de su novio Romelio Ureta; la antología de poetas chilenos Selva lírica, y versos como ‘La maestra rural’ y ‘El ruego’, dieron lustre a su trayectoria.

Con Neruda protagonizó otro capítulo que dibuja bastante su sólida personalidad.

“Una vez me prohibieron desde allá (Chile), y por orden de Gabriel González Videla (entonces presidente) recibir en el consulado a Neruda. ÂíQué poco me conocen!, detalló Mostral.

“Me hubiera muerto cerrándole la puerta de mi casa al amigo, al gran poeta y, por último, a un chileno perseguido y a quien en sus primeros pasos influí con lecturas que le seleccioné y que afirmaron su recio espíritu”, agregó.

Tuvo una estrecha relación con México, igualmente con Cuba y con méritos propios erigió una estela de pensamientos, escritos y consagración a la docencia, suma de los hechos que la llevaron al Nobel de Literatura.

Por Fausto Triana

Santiago de Chile, 9 de abril 2018
Crónica Digital /PL

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.