Lunes 15 de Octubre del 2018

Más articulos

Otra vez: miles reivindicaron derechos humanos

Multitudinaria marcha en homenaje a las víctimas de la dictadura, en una actividad que reunió diversidad de sectores. Antes, miles estuvieron en el MMDH. Miles de personas participaron este domingo 9 de septiembre en la marcha de homenaje a los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos que se desplegó de


Carmen Hertz y otro numerito de la UDI

Carmen Hertz y otro numerito de la UDI. La quieren inhabilitar y la cuestionan en labor legislativa por ser familiar de un detenido desaparecido. Repudio total. Un total rechazo desde todos los sectores de la oposición generó la iniciativa planteada por los diputados Javier Macaya y Renzo Trisotti, a nombre


Simplemente el Derecho

La sugestiva coincidencia de hechos y actuaciones desde frentes diversos da cuenta de una suerte de contraofensiva en materia del establecimiento de la responsabilidad que cabe a los autores, cómplices y encubridores de los delitos de lesa humanidad en nuestro país. Y por cierto ha dado lugar a interpretacion


“El filtro de los ddhh no existe para la derecha”

“El filtro de los ddhh no existe para la derecha”. Lorena Fries indicó que “eso nos muestra la cara más cruda de ese sector político”. Sostuvo que Piñera perdió “cierto capital “cierto capital político” que tenía en esta materia. Lorena Fries, abogada y ex subsecretaria de Derechos Humanos indicó que


¿Dónde están? La pregunta que sigue sin respuestas

¿Dónde están? La pregunta que sigue sin respuestas. Este jueves se conmemora el Día del Detenido Desaparecido. Habrá acto en Museo de la Memoria a las 18 hrs. Se produjo ataque a Villa Grimaldi. En 2011 la Organización de las Naciones Unidas estableció el día 30 de agosto como el Día Internacional del Deteni


Derechos Humanos: en alerta roja

 

Derechos Humanos: en alerta roja

marzo 22, 2018

El regreso de los sectores más reaccionarios de la sociedad chilena a La Moneda obliga a repensar la situación de DDHH en nuestro país.

Eduardo Contreras. Abogado. El regreso de los sectores más reaccionarios de la sociedad chilena a La Moneda obliga a repensar la situación de los derechos humanos en nuestro país y, específicamente, en relación al juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura de Pinochet, instaurada y sostenida por esos mismos sectores sociales y políticos.

Podrán tratar de posar de republicanos y hasta de demócratas, hasta de invitar a Palacio a todo mundo, pero que nadie se engañe. En esencia son los mismos de siempre, como lo siguen siendo también los otros factores del poder político real, es decir, los dueños de los principales medios de comunicación y la formación doctrinaria que reciben nuestras instituciones armadas.

A escasos días de asumir su cargo como ministro de Justicia, el señor Hernan Larraín anunciaba que “todo reo puede pedir beneficios carcelarios, pero se tiene que entender que no son derechos por lo que se tienen que resolver de acuerdo con el criterio del Gobierno”. Sin duda era en alusión a la solicitud de 70 reos de Punta Peuco que piden que sus condenas, ya de por sí mínimas en relación al horror de sus crímenes, se cambien por arresto domiciliario, es decir, la total impunidad.

Por cierto, en las declaraciones del gobernante sólo habla del “criterio del Gobierno” y no hay referencia alguna a las exigencias legales establecidas en normas jurídicas de rango superior como son los tratados y convenios internacionales suscritos por el Estado de Chile que exigen para este tipo de delitos no sólo el arrepentimiento y solicitud de perdón efectivos, sino además haber cooperado efectivamente al esclarecimiento de los hechos. Como todos estos “valientes soldados” sólo han mentido todos estos años y no han cooperado en lo más mínimo, no hay uno solo de ellos que cumpla con los requisitos exigidos.

Pero ¿respetará esta vez el Derecho la derecha?

Por otra parte, debemos estar atentos a los cambios que pueda producirse a nivel de los criterios de los Tribunales que juzgan los crímenes de la dictadura. Son seres humanos y están sujetos a presiones.

Dicho de otro modo, en las nuevas condiciones que se generan en nuestro país, con autoridades de gobierno estrechamente vinculadas al triste pasado dictatorial, lo probable es que haya sentencias que tomen el extraviado camino de la compasión con los verdaderos terroristas que no son otros que los miembros de las FFAA y Carabineros y PDI de esos años, en particular de quienes formaron parte de aparatos tan tenebrosos como la DINA, la CNI y otros.

Un botón de muestra, entre muchos, es el fallo de la Corte Suprema de estos mismos días en la causa rol N° 35.788-2017 relativa al cobarde asesinato de la militante del MIR, Arcadia Flores Pérez, cometida por un grupo de detectives el 16 de agosto de 1981. Los criminales llegaron hasta la vivienda de Arcadia y le dispararon hasta darle muerte. Más de uno de los policías intentó insinuar que quizás ella se había suicidado. Al final, fueron considerados culpables, pero condenados apenas a 5 años de presidio.

Pero, lo peor: se les acaba de conceder ahora, esta semana, el beneficio de cumplir su condena en sus propios domicilios, es decir libres, impunes. Y esto por sentencia del máximo tribunal.

Son los tiempos que corren. ¿A esto se referiría Piñera cuando aseguraba que con él llegarían “tiempos mejores”? Al menos para los partidarios de la dictadura, así pareciera ser, lo que obliga a las organizaciones de derechos humanos, como también a las organizaciones sindicales, sociales, culturales, políticas, a asumir la realidad. Basta de ser meros espectadores. Estos son temas que importan, o deben importar, a todos quienes se declaran demócratas.

Digámoslo también, no es que fuera todo espectacularmente mejor en el pasado reciente. De hecho, no se cumplió con el cierre del Penal Gran Hotel de Punta Peuco.

Y a ese propósito y del nefasto papel de Jaime Campos como ministro de Justicia del pasado gobierno, dejo constancia de haber recibido en su momento la nota de Daniel Henríquez Kries, hijo del asesinado doctor, don Hernán Henríquez Aravena, médico salubrista, Director Zonal del Servicio Nacional de Salud de las Provincias Malleco y Cautín al momento del golpe de Estado.

Se trata de una carta abierta dirigida al entonces ministro Campos y en la que le recuerda que “uno de los torturadores más temibles de mi padre fue su hermano Ángel Campos Quiroga”

La nota enrostra a Jaime Campos su tendencia a “plantear beneficios y encarcelaciones para quienes han sido juzgados, condenados y encarcelados por crímenes de lesa humanidad y por los cuales usted ha mostrado una tan grande y noble preocupación en nombre de la humanidad y compasión”.

Y agrega con toda razón que “la misma fortuna, de evadir la justicia por lo tardía de su actuar, tuvo su hermano Ángel Campos Quiroga condecorado y admirado no sólo por sus pares, ya que ascendió a general y Director de Inteligencia de la FACH.”

El hijo del ilustre médico asesinado recuerda también que el hasta hace poco titular de Justicia era ministro de Agricultura durante el gobierno de Ricardo Lagos cuando su hermano, el autor del crimen, fue designado nada menos que como jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional. Increíble, pero cierto…Y eso que fue “en democracia…” (¿?)

Todo lo cual no obstó a que don Jaime fuera designado en ese importante cargo en el gobierno que recién concluyó y que hoy haga pública campaña como candidato a jefe supremo de una conocida institución de carácter internacional. Un individuo de tales características jamás habría cerrado Punta Peuco. Sus sentimientos más profundos parecen estar claramente del otro lado. Y con esto no excuso el error del propio gobierno pasado sobre este punto específico.

Dejemos constancia finalmente que en contraste con la nueva ofensiva de impunidad para los auténticos terroristas, este nuevo gobierno las ha emprendido en contra de quienes lucharon por la libertad y la democracia aun al riesgo de sus vidas.

Hablo claramente de la descarada persecución en contra de Galvarino Apablaza y de otros combatientes contra la tiranía desatada por los actuales gobernantes; en el caso de Apablaza con la complicidad del gobierno reaccionario de Macri al otro lado de la cordillera. Y entonces sí la Corte Suprema de nuestro país -tan benigna con los asesinos de uniforme- dispone el arresto del destacado luchador que reside en Argentina en donde le fuera concedido asilo y en donde han nacido hijos suyos.

No es el único caso. Es de nuevo una suerte de mundo al revés.

Impunidad a los culpables. Castigo a quienes lucharon por derrotar esa terrible dictadura que tanto añoran los sectores ultraconservadores de este país

Situaciones todas vinculadas estrechamente a la difusión de noticias e ideas. Mayor razón para lamentar la desaparición de nuestros medios de comunicación impresos de contenido popular que en cada kiosco recordaban en sus portadas que la lucha continúa y que no hay más que plegarse a ella.

elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.