Sábado 18 de Noviembre del 2017

Más articulos

“El pueblo debe defender las transformaciones”

Guillermo Teillier, presidente del PC, llamó a proteger “conquistas logradas, por los estudiantes, los trabajadores, de las mujeres”. Usted va a la reelección como diputado por el distrito 13, con comunas caracterizadas como populares, de trabajadores. ¿Dónde están las demandas, los problemas en esas zonas?


“La abstención coloca en riesgo al progresismo”

El ex ministro, Francisco Vidal, dijo que es imprescindible un acuerdo de todos los sectores del progresismo y la centroizquierda en segunda vuelta. Francisco Vidal, polemista y columnista, aborda en entrevista temas sensibles en este periodo electoral crucial, como el factor del abstencionismo y adelanta las


Abogado Eduardo Contreras: “Pinochet nunca fue derrotado”

En conversación con Juan Pablo Cárdenas, el especialista en Derechos Humanos aseguró que recién, en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, se está desarrollando la verdadera transición hacia a la democracia. En esa línea, comentó las que a su juicio son las principales reformas de esta administración.


“Hasta cuándo llamaremos ‘agenda valórica’a los cambios”

Juan Jiménez, sociólogo y profesor de la Academia de Humanismo Cristiano y Universidad de Chile, dice que “los chilenos están preparados” para asumir temas contemporáneos. Los cambios en una sociedad no son fenómenos aislados que respondan a una dinámica de improvisaciones. Son manifestaciones externas de mo


#85añosJJCC: “Tenemos 500 nuevas incorporaciones”

Las Juventudes Comunistas de Chile (JJCC) están de aniversario, son 85 años los que cumplen los jóvenes de amaranto y para conocer cuáles son las luchas que en la actualidad mantienen a la organización en pie de guerra, ElSiglo.cl conversó con Camilo Sánchez, presidente de las JJCC y candidato a diputado por


“La abstención coloca en riesgo al progresismo”

 

“La abstención coloca en riesgo al progresismo”

octubre 20, 2017

El ex ministro, Francisco Vidal, dijo que es imprescindible un acuerdo de todos los sectores del progresismo y la centroizquierda en segunda vuelta.

Hugo Guzmán R. Periodista. Francisco Vidal, polemista y columnista, aborda en entrevista temas sensibles en este periodo electoral crucial, como el factor del abstencionismo y adelanta las características que debería tener un acuerdo de todas las fuerzas progresistas y de centroizquierda en una segunda vuelta presidencial.

Este historiador y académico ha estado al frente de varios ministerios, fue vocero de La Moneda en el primer periodo de Michelle Bachelet, en la cual ve un elemento decisivo en esta contienda electoral por el sillón presidencial. Insiste que está en juego algo no menor: “la proyección hacia una sociedad más justa y libre, o el retroceso a una sociedad más injusta y más conservadora”.

Frente a eso es un crítico a fondo de la opción de la derecha. Principalmente porque, como ha escrito en varios artículos, sostiene que con la oposición en el Gobierno se irían al traste iniciativas y avances en inclusión social, se congelaría la expansión de la gratuidad, bajarían los impuestos que pagan los grandes empresarios y se pretenderían revisar y probablemente cambiar leyes como la interrupción voluntaria del embarazo, unión civil, reforma laboral y matrimonio igualitario.

Hablemos del factor abstencionismo en estas elecciones, ¿qué significado tendrá?

Significa la derrota de las fuerzas progresistas porque, como está demostrado, la derecha moviliza su voto duro, tiene la expectativa de triunfo y tiene mayor conciencia de clase. Te voy a poner un ejemplo estadístico. En la última elección presidencial, mientras la candidata de la derecha (Evelyn Matthei) a nivel nacional en primera vuelta obtuvo 25%, en Vitacura saco el 80%. La abstención, que es hija del error del voto voluntario, coloca en riesgo a las fuerzas progresistas, porque el mundo que representamos, las capas medias y el mundo popular, vota menos que el mundo de altos ingresos.

¿No es hija también de un sector del progresismo y de la izquierda que se niega a participar del proceso electoral?

Claro, pero lo veo como capítulo aparte. Porque ese sector de la izquierda, y una parte del Frente Amplio, en los hechos al negarse a votar por el candidato progresista que pase a segunda vuelta, es cómplice pasivo del triunfo de la derecha. Por ejemplo, el frenteamplista que no vota por el candidato progresista que pase a segunda vuelta, con su no voto, es un voto más para la derecha, en los hechos.

Es el tema de los acuerdos para segunda vuelta.

En un escenario de segunda vuelta estamos en un situación distinta a la primera vuelta y entonces hay que construir una correlación de fuerzas diferente. Un triunfo en la segunda vuelta con el respaldo de todas las fuerzas progresistas no es una Nueva Mayoría dos, es un gobierno de nuevo tipo, que a su vez, puede tener dos partes. Una, que es un pacto de gobierno, es decir, la gente involucrada en las tareas de gobierno y otra, es un pacto de gobernabilidad. Como el modelo de Portugal, donde gobierna la izquierda socialdemócrata, pero la izquierda que no está en el gobierno tiene un pacto de gobernabilidad para respaldar las reformas.

¿Está en juego en la elección tener un gobierno de nuevo tipo?

Así es. Por definición vas a tener una coalición de nuevo tipo en la segunda vuelta presidencial, por el acuerdo entre las fuerzas progresistas. La realidad política y la nueva correlación de fuerzas en la segunda vuelta presidencial, sea quien sea el que pase -yo creo y quiero que pase Alejandro Guillier-, plantea la construcción de un pacto de gobierno y de gobernabilidad y deriva en un gobierno de nuevo tipo. Que en lo sustantivo implica mejorar, consolidar y proyectar las reformas de Michelle Bachelet. En tanto, las que ya fueron aprobadas, como las que están en discusión en el Parlamento. Ese va a ser, en mi opinión, el eje de un gobierno de nuevo tipo.

Volviendo a lo del abstencionismo. Se afirma que en eso es decisivo el voto de los jóvenes. ¿Votan más los jóvenes de derecha que los progresistas y de izquierda?

Hace cinco o seis años, un estudio del Instituto de la Juventud, decía lo siguiente. De cada cien jóvenes que viven en Las Condes, de 18 o 19 años, ochenta estaban inscritos, cuando había que inscribirse en el registro electoral. De cada cien jóvenes de La Pintana, 30 estaban inscritos. Hace unos tres meses fui a dar una charla a la escuela de periodismo de la Universidad de Los Andes, pregunté quién tenía decidido votar, y el 90% respondió afirmativamente. Después les pregunté a mis alumnos de la Universidad Alberto Hurtado y menos de la mitad dijo que tenía decidido votar. Ahí está, esos son datos.

¿Cómo ve la resistencia de Carolina Goic a por lo menos decir que está abierta a un acuerdo para la segunda vuelta?

Es un error político, porque si pasa Carolina Goic a segunda vuelta -como es su legítima aspiración-, yo voy a trabajar y votar por ella. Y ella requiere para ganarle a la derecha, el respaldo de todas las fuerzas progresistas.

¿Hoy está restando?

Con su actitud de hoy, resta. Porque aspiro a que Carolina Goic no se quede contenta con pasar a segunda vuelta, sino que además aspire a ser la Presidenta de Chile, sería lo coherente, si pasa ella. Está cayendo en una trampa táctica y está restando en su proyección estratégica.

¿De qué está dependiendo en estos momentos el triunfo de Alejandro Guillier?

De dos cosas. De que los que votaron alguna vez por la Concertación y por la izquierda y que hoy no votan, el 19 de noviembre se levanten a votar. Esa gente puede estar enojada con nosotros, pero debe tener conciencia de que lo que se juega es fundamental. Entre otras cosas, tiene que ver con la proyección hacia una sociedad más justa y libre, o el retroceso a una sociedad más injusta y más conservadora. La segunda condición es lograr el pacto de gobernabilidad en segunda vuelta.

En los medios tradicionales siguen diciendo que faltan las propuestas programáticas de Guillier, pese a que él casi a diario presenta iniciativas…

Sí, pero yo espero más todavía. Particularmente espero más de mi candidato, que sea explícito en que su compromiso es consolidar y proyectar las reformas de Michelle Bachelet. Nuestro paso a segunda vuelta se garantiza con el voto bacheletista. En la última encuesta Cerc ella tiene el 40%, en la fenecida Adimark tiene 35%, en la Cadem ha estado sobre el 30%, esas cifras son claves.

Algunos llaman a que mantenga distancia con la Presidenta Bachelet.

Si se hace eso, nos vamos a la cresta. No se puede desaprovechar el margen de apoyo de Michelle Bachelet. Además, de forma creciente, se empieza a cosechar lo que se sembró. Mira, en noviembre, por hablar de algo, se inaugura el Hospital de Antofagasta, el más grande entre Santiago y Lima. Eso es cosecha. Y estamos viendo, la gente está viendo, otros beneficios y otros avances que son cosecha.

Oiga, en el último tiempo algunos han golpeado harto al Partido Comunista.

Lo que pasa es que para un sector dentro de la Democracia Cristiana, el Partido Comunista es el chivo expiatorio que esconde otro proyecto. Porque no me cabe la menor duda de que gente como Mariana Aylwin, por mencionar un nombre entre otros, no quiere un pacto con el PC. Entre esa gente, hace mucho tiempo, está germinando, en ese grupo que se llama progresismo con progreso, un Mapu de derecha. Es decir, sería una escisión hacia la derecha. No aquella hacia la izquierda que fue el Mapu. Yo a esta escisión la llamo el Mapu de derecha. Yo le diría al Partido Comunista que no enganche, que no entre en esa pelea. Además que hay una necesidad de cara a la segunda vuelta, se necesitan los votos de todos los del verdadero progresismo.

“Aprovechar todos los espacios comunicacionales”

El país está frente a un nuevo tipo de campaña. Está incidiendo en el estado de ánimo de la gente, en las formas de hacer campaña, de ver la propaganda. Pareciera menos atractivo todo. Cuesta llegar más al electorado, la gente dice que no ubica a los candidatos.

Lo que pasa es que tenemos un gran avance en haber roto el cordón umbilical entre billete y política. Eso es un gran avance, fue gracias a leyes que se aprobaron en este periodo, y se terminaron ese tipo de campañas que inundaban…

Todo el mundo lo pedía.

Exactamente. Sin embargo, tiene un problema. El básico, es que el voto debe ser libre, secreto pero también informado. Y nuestro déficit es la información al ciudadano, derivado de la restricción de la influencia del dinero en la política. Entonces, hay que hacer una ecuación inteligente. Porque le preguntas a cualquier ciudadano cuál es el candidato a diputado en su distrito y no sabe, a menos que sea muy conocido. Eso favorece al candidato que ya es conocido. Ahora, bajo ninguna circunstancia estoy diciendo con esto que no hay que cortar el vínculo con el billete, sino que buscar otras formas. Por ejemplo, creo que el Estado debería ser más proactivo, como Estado, no como Gobierno, en el sentido de informar bien a la opinión pública sobre los candidatos y sus propuestas. Mira, algo que se cayó, por el lobby de los dueños de las radios, fue la franja radial. Junto con quitarle el peso al dinero, viene el segundo aspecto que es el derecho a la información.

Vuelve a ponerse sobre la mesa el tema de los medios de comunicación.

Claro, todo esto además, en una estructura de medios que es claramente de derecha.

¿Sirven los debates televisivos, las franja en televisión?

Para nosotros, en campaña, valen todas las formas de lucha. Cuando tú tienes, desde el progresismo, un cerco comunicacional, yo le diría a mi candidato que fuera hasta la radio “cronos”, por decir algo como imagen. Es decir, todas las formas de lucha y aprovechar todos los espacios comunicacionales. Todo nos sirve.

elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.