Jueves 19 de Julio del 2018

Más articulos

Patricio Madera: un muralista patrimonial de la histórica Brigada Ramona Parra

Pintor y muralista autodidacta de la Brigada Ramona Parra (BRP). Durante su trayectoria ha desarrollado talleres en universidades chilenas y europeas entre los años 1977 y 2014, y participó en espacios latinoamericanos como el “Encuentro Internacional de Muralismo” (México) y el mural colectivo con pintores


Mi deuda de amor

Este trabajo fue realizado en el Taller de Literatura del Adulto Mayor, auspiciado por la Municipalidad de Valparaíso y dirigido por la profesora Judith Maury Reyes en el año 2008. De carácter autobiográfico, es un emotivo testimonio, entre muchos, de los que acaecieron en tiempos siniestros.


Natalicio de Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura

Natalicio de Grabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura. Tendría hoy 129 años y aunque su vida transcurrió entre la escritura con acento poético, su impronta de maestra y una trayectoria diplomática impecable, Gabriela Mistral fue una mujer de alcances extraordinarios.


Orígenes de Gabriela Mistral. Por Luis E. Aguilera González.

Los escritores chilenos tenemos una gigantesca deuda de honor y gratitud hacia el padre de Gabriela Mistral o Lucila Godoy Alcayaga, Don Juan Jerónimo Godoy Villanueva, profesor rural, investigador, traductor, poeta, payador, bohemio y errabundo. Nuestra Gabriela Mistral nos dice en uno de sus textos iniciale


Café Concert El Puente presenta a Deise Andrade y Andersoul

El músico Andersoul y la cantante Deise Andrade se unen por la música y el canto en defensa de la democracia en Brasil y por la liberación de Luiz Inacio Lula da Silva. Este 21 de abril en el Cafe Concert El Puente, ellos presentarán canciones que, a lo largo de los años, fueron herramientas de lucha y resist


EL 4 DE OCTUBRE DE ESTE AÑO SE CUMPLIERON 100 AÑOS DEL NACIMIENTO DE VIOLETA PARRA.

 

EL 4 DE OCTUBRE DE ESTE AÑO SE CUMPLIERON 100 AÑOS DEL NACIMIENTO DE VIOLETA PARRA.

Las conmemoraciones y celebraciones del centenario de su nacimiento han sido muchas, múltiples, no sólo en Chile, sino en muchos países del mundo. Y aquí, en Suecia, nuestros artistas, cantantes, trovadores, poetas y escritores la han celebrado de manera especial. Porque Violeta ha sido y sigue siendo, de alguna manera, la hermana, la madre y la abuela de todos nosotros, los que hacemos del arte un instrumento de reflexión y lucha. El combate que ella dió toda su vida por la libertad y autonomía de los campesinos y los trabajadores, fue un combate por la justicia social y para que todos los seres humanos tengan el derecho de ser dueños de los frutos y productos de su trabajo, de sus vidas, de que la tierra, este planeta es de todos y pertenece a todos.

Entre todas estas conmemoraciones, esruvieron aquellas que hicieron Arja Sanjoma, Jan Hammarlund, Beatriz Piñeda, ” El Gallo Colorao”, Pepe y Mary y, sobre todo, la presentación del Conjunto Concumén, en la Sala Z de ABF, en Estocolmo, que nos trajo no sólo el recuerdo, la presencia actual de Violeta, sino, además, este reencuentro con el grupo folklórico más antiguo de Chile.

Concumén se creó en 1955, en los Cursos de Verano musicales que organizaba la Universidad de Chile a cargo de la maestría y la enseñanza de Margot Loyola, gran investigadora, al igual que Violeta Parra, de los orígenes y presencia del auténtico folklore chileno.

El Conjunto Concumén se distinguió de muchas maneras y tuvo como miembros a Rolando Alarcón, Mariela Ferreira y Víctor Jara, entre muchos otros, que querían realizar una vivencia del auténtico folklore chileno, olvidado, falsificado por aquellos conjuntos musicales que surgían de la clase patronal chilena, como los ” 4 Huasos” y ”Los Huasos Quincheros” que de huasos, verdaderos huasos campesinos, no tenían nada.

Después del Golpe Militar y durante la Dictadura es Mariela Ferreira la que hasta hoy mantiene la cohesión, la creatividad y herencia del Grupo Quimantú con nuevos jóvenes que se insertan en la tradición del auténtico folklore chileno.
 


Quisiera destacar, también, entre tantas conmemoraciones del Centenario del nacimiento de Violeta Parra, a la Compañía de Danzateatro Reality con la presentación de ”Gracias a Violeta Parra que me ha dado tanto”. Porque, a fines de la semana recién pasada, nos entregó no sólo la música de Violeta Parra sino, también, aspectos y escenas muy importantes de su vida. Nos renació a Violeta y regresamos a esos años lejanos, a las décadas de los años 50 y los 60, donde Violeta nos entregó no sólo su música y su arte, sino también su pasión, su lucha por la reivindicación de la clase campesina y del pueblo mapuche. En escena, se nos apareció una Violeta en combate por la vida, su decisión de realizar su vida propia, sus proyectos y realizaciones, sus grandes éxitos, pero también su lucha consigo misma, sus frustraciones y fracasos ante la necesidad de ser feliz y ser amada.
Nos trajo a escena algunos aspectos de su vida, esa vida que ella vivió en forma rápida y quizás desordenada, pasional, pero también llena de angustia y frustraciones. Violeta era una mujer comprometida con su clase campesina y con los trabajadores y mujeres chilenas. Cuando ella canta ”Por qué los pobres no tienen” o ”Arauco tiene una pena” nos lleva a la vida real, a la angustia de la explotación, la miseria y la masacre, el robo de la tierra. Y sin embargo, también canta ”Gracias a la vida que me ha dado tanto.” Esta canción se repite, con estrofas separadas, en muchas escenas. Donde se nos muestra la angustia y la lucha existencial de una Violeta que quería tener paz y felicidad en su vida, pero que le era negada por la vida misma. Y éso, creo, es lo que hace de esta obra, el texto y la presentación escénica, una visión verdadera de una Violeta que apenas conocemos, Una Violeta real, auténtica, amorosa y violenta, frustrada ante el amor y la realidad que le toca vivir en lucha con sus sueños y sus ansias de ser plena mujer ante una vida amarga que al final la lleva a suicidarse.

Esta obra de danzateatro ha sido escrita, dirigida y realizada por Paula Fuenzalida, actriz, bailarina, coreógrafa y creadora de esta Compañía de Danzateatro Reality. Ella nos dice que : ” en nuestra obra, los actores van saliendo y entrando en la vida de Violeta Parra por medio de la técnica del distanciamento, más conocida como ”La técnica teatral de Bertold Brecht”. El objetivo es realizar una obra gestual y dinámica, con una técnica tan compleja como la del dramaturgo alemán. Es la necesidad de mirar a Violeta desde nuestra perspectiva, nuestra visión y experiencia como diáspora chilena que vive en una sociedad abierta y libre. La técnica del distanciamiento implica que el actor/bailarín no se convierte en el personaje que el libreto le presenta: lo importante es interpretarlo, observarlo y evaluarlo para poder identificar las críticas sociales y la realidad que muchas veces es injusta y agresiva, puesto que nos olvidamos de quiénes están en una situación de vulnerabilidad, expuestos a ser heridos profundamente por la vida. Así estaba Violeta.

El complemento de teatro, danza, música, arte plástico y manual, más la belleza de los poemas y textos de Violeta hacen de esta obra, un teatro sensible y moderno, realizado por suecos y chilenos residentes en Suecia y que desde su visión actual descubren el Chile de los años 60, y también el París de 1963 donde vivió Violeta cuando expuso sus arpilleras y pinturas en el Museo del Louvre. Los textos, poemas, se convierten en el hilo conductor de nuestro descubrimiento y exploración de la humanidad, sensibilidad y arte de Violeta Parra. Pero, también, de su vulnerabilidad ante la vida, de sus heridas más profundas.

Quiero expresar también mi admiración y aprecio, no sólo a Paula Fuenzalida como creadora de esta obra ”Danza y Teatro”, sino a todo el elenco, especialmente a Renata de la Maza quién interpreta el rol de Violeta Parra con gran sensibilidad, ternura y yo diría amor por el personaje, la persona que fue nuestra Violeta. Igualmente a Sanna Violeta F. Ribbing, Davinya y Virginia Rolando, Charlie Andersson. A Jaime Gatica Moyano que hace de narrador y periodista y, especialmente a José Miguel González que con su guitarra y voz interpreta algunas de las canciones de Violeta con enorme sensibilidad, como igualmente a Francisco Zambrano, músico, percusión y voz. A todos ellos mi saludo y admiración por su trabajo y creatividad. Porque con ellos, los intérpretes todos, incluyendo a Paula, los textos y poemas de Violeta se convierten en el hilo conductor de la tragedia humana. Es, como dice Renata de la Maza, al comenzar la obra, que vamos juntos a explorar el legado, la gran herencia que nos ha dejado esta gran mujer que fue, que es Violeta Parra, consciente de si misma e intérprete del pueblo explotado, humillado e ignorado por los grandes dueños de ese país llamado Chile.

Enrique Durán

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.