Martes 20 de Febrero del 2018

Más articulos

Cultura que cruza fronteras

Por: Higinio Delgado Fuentealba.- Pocas veces he cedido a la tentación de escribir sobre alguien con quien me une un vínculo familiar. En esta oportunidad lo hago para referirme a la trayectoria artística de mi hermano Aliro Delgado Fuentealba, en la convicción que su compromiso con una causa de justicia soci


Ensayo: La literatura y el mundo circundante

Por: Norton Robledo. Ensayo: La literatura y el mundo circundante. En cada obra literaria se vislumbra la posibilidad de crear o reinventar el mundo circundante. Es ahí donde está la esencia de la literatura, su magia. Quisiera ser alquimista, unir las letras milenarias, organizar, construir cimientos de futu


Husby Konst & Hantverks Förening presenterar Kiko Pino

HUSBY KONST & HANTVERKS FÖRENING presenterar Kiko Pino, verksam konstnär y Stockholms Norrort under många år medutställningen "Made in förorten. Ihopsydda kartonger där krysset är ett genomgående tecken i hans bilder. Det är någon slags markering och begränsning i denna resa med andlösa färger och grafiskt kl


EL ÚLTIMO TREN

Por: Roberto Farías Vera. - El dictador fue claro y preciso en su decreto firmado por él y sacramentado por todos sus títeres. En pocas palabras, y sin ninguna clase de explicaciones, eliminaba todas las líneas férreas que recorrían el largo y angosto territorio del país. Además, se ponía a la venta: estacion


SE NOS FUE NICANOR PARRA EL ANTIPOETA UNIVERSAL

SE NOS FUE NICANOR PARRA EL ANTIPOETA UNIVERSAL. Con 103 años y toda su vida ligada a la cultura, el hermano de la Violeta Parra, el creador de la antipoesía, el candidato eterno al Premio Nobel de literatura ha fallecido hoy en Santiago, pero ya hace muchos años que vivía en Las Cruces y se me viene a la mem


Conmemoración de los 100 años de Violeta Parra en Estocolmo

 

Conmemoración de los 100 años de Violeta Parra en Estocolmo




El miércoles cuatro de octubre, llegó a Estocolmo otra vez la Carpa con el alma de Violeta Parra y se armó la fiesta, dijo el gran espíritu de la cultura; porque ese día cuando había que tirar puertas y ventanas para dar paso, a la fiesta en nombre de Violeta.





El día cinco de febrero de este año, se cumplían cincuenta años (1917 – 1967) de la desaparición física de violeta Parra. Desde esa fecha en muchos rincones del mundo, se ha estado conmemorando a Violeta, por ser el año en que se cumple un siglo de su llegada al mundo, envuelta en un manto cultural.
Pero el cuatro de octubre es fecha de su nacimiento y en el conmemorativo acto, se enalteció (1917 – 2017) los cien años de vida, de lo que es hoy el gran tesoro cultural, ese que han compartido pobres y ricos del arte de Violeta.




En Alias Teatern en Estocolmo, aparecía el espíritu de Violeta iluminada en la presencia de Beatriz Piñeda, contándonos de ella, un siglo de vida. Escuchar y ver a Beatriz en la ilustración de Violeta, creo que no habrá alguien más que, pueda representar mejor a ella y hacer revivir la carismática de una hija del folclor chileno. Violeta, con su canto nos hizo reflexionar el porqué dar gracias a la vida y el valorizar el ser joven, cuando ahora no se puede regresar a los diecisiete.




La participación de Quimantú fue también muy representativa, originando con su música un ambiente que acercó en la escena más aún la presencia de Violeta. Los integrantes del grupo cantaron con pasión, guitarra, bombo y al Arpa tocado por Monica Covarrubias; creando con las tonadas una atmósfera de fiesta a como Violeta merecía. Mientras en típico traje, el folclorista invitaba alguien del público y zapateaba frente a la pareja, al ritmo de las tonadas, escritas por Violeta.




Cuando el espíritu de Violeta inspirada en la voz de Beatriz, nos repasaba su vida, aparecía en la Carpa el payaso Cascarita, (Mario Warle), improvisando con su alegría y recitando para Violeta: “La vida de un payaso.”




La presencia del payaso simbolizaba la relación que despertó a Violeta, en su deseo de intentar entregar cultura en una Carpa de circo. También en la fiesta se hizo presente el trovador Luis Daneri quien escribió y leyó un muy bello poema para Violeta: “Matices y quebrantos.”




El joven Catalán: Guillem Duquette quien se acompañó con su guitarra eléctrica en un estilo muy original, cantó: Gracias a la vida y Volver a los diecisiete. Por la existencia eterna de Violeta que ahora ha regresado a los 17 después de vivir un siglo; en devoción, el público entonó algunas canciones, alegrando más aún la festividad que terminó compartiendo una riquísima torta y alzando una copa de vino, todos hicimos un salud por la eternidad de Violeta Parra.

Ella quien apareció en mi jardín y por primera vez escuché su voz cantando: “Casamiento Negro” despertando mi emoción por el folclor; porque desde mi niñez, sin Violeta no hubiese sabido que la vida es un encanto, aunque hoy me duela el espanto de las injusticias. Esas que construyen más guerras que viviendas y crean más muertes que vidas.... Las canciones de Violeta, no son pasajeras, son eternas.



Fernando Ramirez Peña.
..
Fotos: Fernando Martínez Peña
2017-10-06

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.