Martes 12 de Diciembre del 2017

Más articulos

Que prime la mayoría

Lo que pase y lo que venga será responsabilidad de todas las fuerzas democráticas, progresistas y de izquierda. La suma en los resultados electorales, la masividad de expresiones del movimiento social, la extensión de reivindicaciones de amplios sectores de la sociedad civil, señalan de manera categórica que


Ejercer un derecho ganado

Para los trabajadores, los jóvenes y sinnúmero de ciudadanos, participar en los procesos electorales es parte de las luchas sociales, políticas y cívicas. El 19 de noviembre el pueblo chileno está llamado a ejercer el sufragio efectivo, a hacer valer un derecho por el cual se luchó durante décadas -lo que inc


Delicados y cuestionados procesos

Autoridades del Poder Judicial, junto a parlamentarios, insistieron en lo negativa y arbitraria que es la Ley Antiterrorista. Los dos últimos procesamientos de mapuches terminaron con comuneros absueltos y dejados en libertad por pruebas insuficientes y no acreditación sustancial de delitos. Judicialmente se


Falacias anticomunistas

Hay posturas anticomunistas que quieren inhibir su participación y frenar su legítimo esfuerzo de incidir en la realidad nacional. Algunos medios de prensa quisieron establecer que los problemas originados en el oficialismo por el caso de cuatro comuneros mapuches en huelga de hambre tuvieron origen en una en


Guevara: acción, pensamiento y valores vigentes

Guevara: acción, pensamiento y valores vigentes. Actuó en consecuencia sin esperar jamás un tributo, un homenaje, alguna prebenda o posición. Perezosos, indolentes, conservadores, pseudorevolucionarios, incoherentes, quieren pregonar que la acción y el pensamiento de Ernesto Che Guevara no tienen vigencia.


Derechos Humanos en el presente

 


Derechos Humanos en el presente

septiembre 22, 2017


 

Los porfiados hechos demuestran la falacia de sustraer materias de DDHH y consecuencias de crímenes que se cometieron durante la dictadura a un asunto del pasado.

Editorial. El Siglo. Los porfiados hechos demuestran la falacia y la equivocación de pretender sustraer las materias de derechos humanos y las consecuencias de los gravísimos y dramáticos crímenes que se cometieron durante la dictadura a un asunto del pasado.

La carta de ex jefes de uniformados defendiendo a represores, el debate en torno al destino de Punta Peuco, la insistencia del Ejército en cuanto a que no tiene información sobre acciones represivas, el proyecto que termina con el secreto del informe Valech I sobre víctimas de crímenes de agentes del Estado, y la exigencia persistente en el seno de la sociedad de que se esclarezcan y exista justicia respecto a multiplicidad de casos de violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, son algunos ejemplos decidores respecto a que estos temas tienen plena vigencia, deben ser ineludiblemente abordados y tienen que ver en cómo se construye este país hacia el futuro.

Una situación grave en esto, y que debe ser resuelta por el Estado chileno, es que continúan alrededor de mil compatriotas en calidad de detenidos desaparecidos y nada se sabe de ellos. Ninguna nación que se respete y ninguna sociedad que pretenda asumirse como democrática y civilizatoria, puede permitirse algo como eso.

Queda además claro que esto no es un tema acotado a los familiares de las víctimas ni mucho menos en el ámbito de la venganza. Si hasta los partidarios de la dictadura y los ex miembros de las Fuerzas Armadas y Carabineros se ven obligados a asumir posición en relación a estos asuntos. Más aún, el emplazamiento a verdad y justicia cruza a todo el país y específicamente es una demanda de la que deben dar cuenta los cuerpos castrenses.

Estas semanas, sin duda, la agenda del país estuvo cruzada por los temas de derechos humanos y ello persistirá porque no solo están abierta heridas tremendas, sino que están pendientes una serie de cuestiones relativas a los derechos humanos, procesos judiciales, esclarecimiento de hechos y real procesamiento a responsables.

Hay que insistir en que la sociedad chilena podrá asumir reencuentros, sentirse en paz, restañar heridas y tener soportes sólidos, en la medida que sea capaz de encarar con reconstrucción e información veraz y con procesamientos institucionales serios y transparentes, todo lo concerniente a los crímenes, actos represivos y acciones feroces ocurridas durante la dictadura contra miles de chilenas y chilenos.

Mucho de eso se está definiendo en esta coyuntura.

 

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.