Martes 12 de Diciembre del 2017

Más articulos

Declaración por Palestina

Una vez más Estados Unidos viola el mandato de la ONU, las múltiples resoluciones emitidas por más de seis décadas, el derecho del heroico pueblo palestino y el Derecho Internacional, al designar a la ciudad de Jerusalén como capital del estado sionista de Israel y trasladar la sede de la embajada de EE.UU. a


Los apoderados de mesa, estratégico para Guillier

Garantizar el respeto al voto en más de 42 mil mesas electorales. Tarea de partidos e independientes. Hay preocupación por maniobras de la derecha. Una de las tareas estratégicas instalada entre los partidos políticos que respaldan a Alejandro Guillier -el candidato presidencial del progresismo y la izquierda


Los pasos que se dan en pos de una Nueva Constitución

Ejecutivo puso suma urgencia a proyecto para fijar un mecanismo de reemplazo de la Carta Magna actualmente vigente. El Gobierno puso suma urgencia al proyecto de ley que busca cambiar el Capítulo XV de la Constitución para fijar un mecanismo de reemplazo de la actual Carta Magna.


“Es más probable ahora un triunfo de Guillier”

“Es más probable ahora un triunfo de Guillier”. Guillermo Teillier, presidente del PC, frente a segunda vuelta, planteó necesidad de actuar “de manera inteligente” y alcanzar “acuerdos programáticos”.


Guillier: “El Presidente de la gente”

El candidato presentó su slogan para llegar a La Moneda. Dijo que desde hoy “comenzamos a hacer oficialmente campaña”. Desde el comando del candidato presidencial Alejandro Guillier aseguraron que pusieron el pie en el acelerador para desplegar la campaña, luego que en estos días el Servicio Electoral (Serve


Alejandro Guillier A Fondo

 


Alejandro Guillier A Fondo


El Siglo - 07/07/2017

En entrevista con radio Nuevo Mundo el candidato presidencial afirmó que “el proceso de firmas va bien, pero debemos asegurarnos”.

Radio Nuevo Mundo. Santiago. En entrevista en el programa “De domingo a domingo, sin restricción”, de radio Nuevo Mundo, el aspirante presidencial habló de la campaña para inscribir su candidatura, de la necesidad de solución política en La Araucanía, de industrializar el país y desarrollar la digitalización, de avanzar hacia una democracia participativa, de descentralizar y repartir el poder político y económico, de potenciar a las regiones y asegurar derechos de la mujer.

¿Cómo va el proceso y cómo ve el despliegue de los partidos que lo apoyan?

Durante la campaña los partidos se mueven y van dando un producto colectivo. Hemos conseguido que en muchas comunas se trabaje en colectivo, hemos logrado integrar el trabajo de los partidos con los independientes, que también tienen sus organizaciones y esto ha funcionado de manera bastante armoniosa, eso ha sido muy notable. El proceso de firmas va bien, pero debemos asegurarnos, porque es un proceso engorroso, porque tiene que ir cada persona frente al Notario, además no todos las Notarías están adheridas a la campaña, por tanto las personas deben llevar su papel de inscripción, sacar número. Hay que tener en cuenta además, que en las comunas pequeñas en regiones no hay Notarios, así que por eso ha sido un poco lento. La gente debe estar atenta porque en los puntos de recolección de firmas llevamos Notarios, y así se facilita el trámite.

Durante su visita a La Araucanía, ¿cuál fue su apreciación de lo que sucede allá?

Conocí mucho la Región durante la década pasada, porque fui voluntario de una ONG que se llama World Vision, que apoyaba a las poblaciones vulnerables, recorrí bastante la zona. Los hechos graves están circunscritos a tres focos muy puntuales y el resto de La Araucanía es bastante pacífica, como la mayoría de las regiones de nuestro país. Hay que saber manejar estos conflictos que existen y que dejan víctimas, con sufrimientos para todos lados: policías, agricultores y mapuches. En mi visita estuve con un joven que recibió balines en la espalda por parte de carabineros, tiene más de 40 perdigones en el cuerpo que no se les pueden sacar porque se desangraría. Son brutalidades que han ocurrido y que tenemos que resolverlas. Pero no se resuelve con más violencia, con más disparos, sino todo lo contrario, es con una política como la que anunció la Presidenta (Michelle Bachelet). Primero, con este mea culpa por “los errores y horrores” cometidos con todos los pueblos indígenas. En Punta Arenas los hacendados salían a cazar indígenas y una vez que los mataban les cortaban las orejas para cobrar su recompensa. Eso es una brutalidad que el país vivió con consecuencias que se pueden seguir pagando por mucho tiempo, porque son cosas que ocurrieron en el siglo XX. La solución en La Araucanía es política, donde haya reparación para todas las víctimas y además un plan de desarrollo estratégico que permita la sustentabilidad y mejore la calidad de vida de toda la población incluyendo al pueblo mapuche.

¿Cómo reciben los chilenos la propuesta de cambiar el modelo de desarrollo por un modelo que aproveche mejor los recursos naturales?

Para los chilenos es sentido común. Estamos acostumbrados a un modelo extractivista, rentista, que vive de la explotación de recursos naturales y que en vez de avanzar en la cadena de valor, fuimos retrocediendo. El caso del cobre es patético, porque éramos exportadores de cobre fino y hoy estamos exportando concentrados donde van una serie de minerales, entre ellos el cobre, que se vende a precio de cobre, incluyendo oro, plata, entre otros. Son como catorce productos mineros que tienen distinta valoración en el mercado, muchos de ellos más que el cobre incluso. Los grupos rentistas no tienen interés en hacer cadena de valor o generar industrialización en Chile, porque como controlan el acceso a los recursos naturales les basta eso para hacer su riqueza y cuando saturan el mercado prefieren irse a países de Oriente a seguir haciendo sus negocios, en vez de encadenar a Chile en una dinámica de crecimiento cada vez más diversificada, sustentable, basada en ciencia, tecnología e innovación. Pero eso se acabó, no hay alternativa, hay que entrar a las cadenas de valor de las nuevas industrias, de los nuevos servicios y por esa razón hemos planteado entrar a la revolución tecnológica.

En ese marco usted habla de la digitalización.

Es la manera de que todo el país y los sectores de la economía utilicen las plataformas digitales. Eso cambia la manera de hacer negocios, cambia la forma de hacer medicina, cambia todo, incluso el tema de la seguridad ciudadana, porque cuando están las informaciones integradas a un sistema se pueden manejar mejor los casos con delincuentes.

Pone también énfasis en participación ciudadana activa.

En Chile hay varias tareas. Lo primero es terminar con la colusión y el abuso, que son situaciones posibles cuando el poder se concentra en muy pocas manos. Nosotros necesitamos descentralizar el poder, repartir el poder, eso en lo económico y lo político. Parte por la descentralización del país, de manera que cada región de Chile tenga la posibilidad de hacer su propio buen gobierno no solo eligiendo a los Intendente, sino entregando a las regiones competencias para tomar decisiones y una ley de rentas regionales donde al menos una parte significativa de lo que genera de riqueza quede en el territorio para fomentar el desarrollo de nuevos emprendimientos y mejorar la calidad de vida de todo el país y no tener un país concentrado en los grandes centros urbanos. Lo segundo, supone el fortalecimiento de los municipios para que tengan capacidad de gobernar la ciudad, no solo de administrarla como pasa hoy. La tercera pata es la participación ciudadana y para eso en Chile hay leyes, está la Ley 20.500 que habla de la participación de la sociedad civil en la gestión de los organismos públicos y que cumplen una rol colaborador, pero que no tiene un carácter vinculante desgraciadamente. Eso lo tenemos que hacer efectivo, porque es la mejor manera de asegurarse que la toma de decisiones responda al interés de los ciudadanos y no a grupos de interés comerciales que siempre se infiltran en la toma de decisiones. La participación tiene que ver con la dimensión de la toma de decisiones para transparentar los conflictos de interés que hay atrás y para asegurar el control ciudadano en todos los ámbitos, no solo en lo político, también en lo económico.

Se entregaron las bases programáticas de su candidatura, pero usted dijo que serían retroalimentadas con la ciudadanía. ¿Cómo va ese proceso?

La tradición en nuestro país era que el programa no era importante y se le encomendaba a un grupo de profesionales -en el caso de Sebastián Piñera a un grupo de expertos en marketing– que hacen una serie de frases y slogans donde dicen qué es el programa y lanzan un documento. Pero nosotros tomamos en consideración que el verdadero programa es un pacto entre los ciudadanos y sus gobernantes. Por lo tanto, tenemos que acercar a ambas partes de manera que lo que se plantea en el programa refleje los anhelos y los consensos que están en la sociedad civil. Fue y es un proceso muchísimo más lento, porque comenzamos a recorrer el país bajo el principio de elaborar una propuesta que le haga sentido al común de los chilenos y ahí empezó a salir una nueva visión de Chile. Por ejemplo, la reforma a la educación con la cual muchos profesores no están conformes; por eso conversamos con un grupo de docentes que pertenece a un grupo de los mejores evaluados y nos señalaron que se creó una institucionalidad en torno a las escuelas, pero no entramos a los colegios, donde la manera de enseñar y aprender sea acorde al siglo XXI, donde la escuela sea un todo integrado. Nuestro programa nos ha dado la visión estratégica de dónde queremos ir, pero ahora tenemos que ver las opciones de qué vamos a hacer primero y esa va a ser la propuesta programática, donde incluso quiero que cada región tenga sus propias prioridades. Para eso vamos a tener una segunda etapa, después que reunamos las firmas, donde vamos a darle los contenidos como programa de Gobierno y no solo bases programáticas.

Re-significación de los roles

En ese programa, ¿cuál será el lugar que se dará a la agenda de género?

Lo primero tiene que ver con la re-significación de los roles. Nosotros somos todavía una sociedad muy antigua donde el rol del hombre y la mujer están muy separados. Un solo ejemplo: la mitad de las mujeres no sale de su casa ni a estudiar ni a trabajar, eso para el país es un daño enorme. También es una gran frustración para las mujeres que tienen el talento para estudiar, igual que los hombres, y tienen el talento para desempeñarse laboralmente. En segundo lugar, en el mundo laboral las mujeres encuentran que por el mismo trabajo, no hay igual salario al de un hombre. Hay una tremenda y brutal discriminación que aumenta incluso con los años de escolaridad; entre más educación más desigualdad hay y eso, además, repercute en las pensiones. Por otro lado, tenemos que seguir avanzando en un cambio cultural para re-asignar roles al interior de las casas, donde sean compartidos. En el ámbito ciudadano lo mismo, la ley de género tiene la virtud de incentivar la participación de la mujer en la vida social y política, lo que es muy constructivo.

Sociedad participativa, en red

¿Cómo será este nuevo Contrato Social donde la representación y la participación serán algo importante?

Las democracias de los siglos XIX y XX instauraron lo que se llama la democracia representativa, donde en el acto electoral delegas tu soberanía y se las endosas a un representante, un parlamentario por ejemplo. Eso es una manera de delegar y ahí dejas de tener participación en la toma de decisiones hasta la elección siguiente. Yo creo que hoy día en las sociedades que estamos viviendo vamos avanzando en lo que se llama la sociedad en red o el Estado en red, que tiene que ver más bien con las estructuras de la red social, es decir, más horizontalidad, más participación, más interactividad, avanza hacia una democracia participativa; donde se forman grupos de intereses específicos, no siempre totales, puede ser por temas, donde la sociedad puede concordar en algunos aspectos y discrepar en otros, pero donde hay una voluntad de participación, de ser protagonistas. Eso es muy interesante y está pasando en Chile, por eso debe consagrarse en nuestra Constitución. Ahí entran fuerte las Juntas de Vecinos, los clubes deportivos y de Adulto Mayor, porque ahí se eligen a los representantes ciudadanos. Para ese tipo de democracia directa tenemos todo tipo de tecnología. Si en Chile está todo digitalizado, las consultas se pueden hacer con un plebiscito electrónico, las votaciones se pueden hacer por ese mecanismo, no tienes que ir a un lugar físico. El anacronismo no es más que una manera de burlar el ejercicio de la participación ciudadana, porque le tienen miedo a la participación y las oligarquías quieren seguir manejando el poder ellos solos.

Publicado por: elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.