Jueves 23 de Noviembre del 2017

Con hache y sin hache


             Con hache y sin hache

Antes de entrar en materia, perdonen que les relate otro suceso, ocurrido aquí en Göteborg. Entre nuestras amistades femeninas, había una especialmenta simpática. Tocaba la guitarra y cantaba. Alguna vez me dijo que pensaba ingresar a la Universidad y estudiar español, creyendo que le sería fácil. Tiempo despues nos encontramos y le pregunté como le iba con su curso de español, a lo cual contestó: Tuve que dejarlo, era muy difícil. Y eso es verdad.

En nuestra Gramática tenemos una larga serie de "accidentes" gramaticales. Tenemos por ejemplo, aquellas palabras que teniendo la misma pronunciacion, tienen distinto significado. Por ejemplo la exresion:
Baya que es fruta o fruto.
Puede ser color tambien.
Valla que es un cerco.
Vaya que es del verbo ir.

Hecho que es una forma del verbo hacer
Echo que significa tiro -lanzamiento y no tiene nada que ver con hecho.
Echar que significa empujar-vaciar. De algun modo significa ir.
echar para arriba -echar para abajo.

En la salitrera Santa Luisa, cerca de Taltal, usaban la expresion siguiente:
"Hay que echarle para levantarle"- queriendo decir : Hay que sudar para elevar la produccion.

Tenemos otros ejemplos:
Caso que se usa como suceso.
Cazo que es un artefacto de cocina.

Ah ! y Ha ! que se usan como exclamación
ha que es del verbo ser.
a que es una preposicion.

Hora que es de tiempo
ora que es del verbo orar

La lista es abundante y no vamos a incluirlas todas. Tampoco vamos a clasificar los sinónimos o los homónimos, para no complicarles la vida a nuestros lectores.
Yo no soy un corrector, no es mi oficio, pero creo que se debe ser muy cuidadoso con nuestro idioma. Para eso estan los diccionarios. Los o las que gustan de exponer sus ideas por medio de la escritura no deben tener temor o verguenza en solicitar ayuda para corregir sus escritos.

Un afamado maestro chileno, que publicó una Gramática escolar, planteó que existen dos maneras para no cometer errores ortograficos. Uno es conocer todas las reglas gramaticales, el otro haber leido
tanto, que por efecto fotgráfico se imprime en el cerebro la forma o el texto adecuado.

Ahora bien, no pretendo dármelas de experto en esta materiia. Mi objetivo principal es como "parar la olla", es decir colaborar y mantener una página.

Ya que la vida me ha llevado y traído por varios países de lengua hispana, he podido descubrir que el español de España no es igual en Chile ni en Argentina. Tampoco en Bolivia, Perú, Cuba, Ecuador, nicaragua y Colombia.

Y hasta aquí llegamos, dijo el que te dije..

Raul Valdivia

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.