Lautaro Carmona, secretario general del PC, también indicó que la derecha busca que haya baja participación en el proceso constituyente, incluido el plebiscito del domingo.

Radio Nuevo Mundo(*). 22/10/2020. El secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, advirtió sobre una campaña de guerra psicológica, instalada desde los sectores pinochetistas para impedir la alta participación que se espera en el plebiscito del 25 de octubre.

En su diagnóstico, la estrategia de la derecha está orientada a desmovilizar a la población a partir de la represión de agentes del Estado que se ejerce en el marco de hechos de violencia orquestados muchas veces desde la propia institucionalidad.

El dirigente sostuvo en entrevista con Radio Nuevo Mundo: “Yo creo que algunos todavía tienen nostalgia de tiempos dictatoriales, en que de arriba hacia abajo se podía determinar el destino del país en cuestiones tan importantes como las que vamos a ver el domingo. Y para eso bastaba sistematizar reiteradamente una campaña de guerra psicológia que buscara afectar a la población, atemorizando y por esa vía desmovilizándola a una justa tan propia como es un plebiscito, una votación universal directa”.

Carmona enfatizó que “quienes están arriba, quienes gobiernan no eran partidarios en absoluto de este plebiscito, lo hacen a contrapelo y buscan que este tenga una baja participación. Lo jugaron como hipótesis, y hasta formaron gabinete para eso. No hay que olvidar la opinión que tiene el ministro del Interior (Víctor Pérez) al respecto”.

Del mismo modo, el secretario general del PC advirtió que la derecha pretende asociar las protestas con hechos delictuales que no guardan ninguna relación con el sentir popular, expresado en la movilización.

Afirmó que “desde esa perspectiva tratan en una campaña hecha a la medida, de asociar el legítimo derecho a la movilización social como un factor democrático, demostrado empíricamente, comprobado: fue la movilización social la que ha puesto en la agenda un debate institucional de primer orden, como es discutir la nueva Constitución. ¿Qué más democrático que eso? Sin embargo, para ellos, eso constituye conspiración, constituye desestabilización, constituye medidas que están fuera del sistema legal”.

El dirigente comunista aclaró que la violencia y el vandalismo presente en las marchas, es instigado por delincuentes, pero también por operaciones policiales y de la Armada, mediante la infiltración de agentes del Estado.

En opinión de Lautaro Carmona “tratan de asociar, en lo que son los hechos que ocurren en toda movilización de las proporciones que tiene la lucha en Chile, e instigado por el aprovechamiento del lumpen proletario, siempre ha existido. Es decir, la gente que vive del delito, pero también las operaciones de seguridad que intencionadamente se hacen, como ha quedado demostrado por la presencia de un carabinero infiltrado en Peñalolén, azuzando para asaltar una comisaría, o como lo que es asumir y hacerse cargo; un funcionario de la Armada infiltrado en las acciones que están vinculados a los incendios de las iglesias. O como fue el apedreo en Temuco con funcionarios de la FACH”.

El dirigente comunista sostuvo que la derecha chilena es quién está detrás de la campaña del terror, ejercida por funcionarios de Carabineros mediante montajes e infiltración de sus funcionarios en la protesta social. En ese sentido apuntó: “Hay aquí una operación que intencionadamente se trabaja sobre la base del estado de ánimo de indignación, de rabia, de molestia, de protesta”.

Agregó que “todos, estados de ánimo legítimos y reales por lo demás, responden a lo que están viviendo sus familias y la propia gente. Hacer una intervención que descalifique la movilización. Tanto el funcionario de carabineros como el de la Armada, no están ahí porque son de una de las barras deportivas. Están ahí porque tienen tareas y misiones. Y obviamente ¿quién podría estar detrás? A quien le interesa que fracase el plebiscito. ¿A quién le interesa que fracase el plebiscito? A los sectores más reaccionarios de la derecha chilena, y en general a un sector de la derecha chilena que no quiere mover nada lo que el día de mañana pudiera poner en riesgo su estándar, sus privilegios y sus niveles de capitalización en términos monetarios, de esta relación que hoy día existe en esta sociedad neoliberal.

El secretario general del PC, concluyó que la presencia de Carabineros infiltrados en las manifestaciones, da cuenta de una orden superior, dirigida al fracaso del plebiscito.

(*)Medio colaborativo de El Siglo.