Presidente chino dijo que esa batalla “demostró las fortalezas de su sistema socialista y de la cultura tradicional china”. La enorme ayuda a otros países.

Agencias. Beijing. 09/09/2020. El Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, calificó como “difícil pero histórica”, la lucha de su país en contra del Covid-19. En una actividad de reconocimiento a profesionales y personal que batalló contra la pandemia del nuevo coronavirus, el mandatario de la potencia asiática recalcó que la batalla de la nación contra el SARS-CoV-2 demostró las fortalezas del “sistema socialista y de la cultura tradicional china para estimular la motivación, generar consenso y aunar recursos”.

Reiteró que “estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario para proteger la vida de la gente”, en un acto en la capital china.

“Hemos librado una gran batalla contra la epidemia, que resultó ser abrumadora para todos. Superamos una prueba histórica y extremadamente difícil. Ahora estamos a la vanguardia mundial en términos de recuperación económica y de lucha contra el Covid-19”, agregó Xi Jinping.

El nuevo coronavirus se detectó por primera vez en la ciudad de Wuhan, centro de China, en diciembre de 2019. Hasta ahora el brote ha dejado 4 mil 634 muertos y 85 mil 144 infectados, sin que en las últimas tres semanas se hayan reportado casos de transmisión local debido a las estrictas medidas sanitarias que se han aplicado.

China, con una población de casi mil 400 millones 500 mil habitantes, tuvo el año pasado un producto interno bruto (PIB) de 14.34 billones de dólares, según el Banco Mundial (BM).

Xi reiteró en la ceremonia que China continuará con su respaldo a la OMS para que juegue un papel de liderazgo en la lucha contra la pandemia del Covid-19, y expresó que “el egoísmo y la confusión entre el bien y el mal no sólo dañarán a un país y a su gente, sino a la población de todo el mundo”.

Apuntó que el gobierno chino ayudó a salvar un gran número de vidas del Covid-19 en todo el mundo con acciones concretas y destacó algunas de sus contribuciones, como la exportación de 209 mil ventiladores, mil 400 millones de trajes de protección y 151 mil 500 millones de mascarillas y envío de personal sanitario para ayudar a un puñado de países severamente afectados por la pandemia.

Durante el acto, el Presidente de China condecoró con insignias a cuatro médicos, entre ellas la Medalla de la República, la mayor condecoración civil en el país, al conocido experto en enfermedades respiratorias Zhong Nanshan, premiando su trabajo en la lucha contra el Covid-19 y el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés). Fueron reconocidos Zhang Boli, experto en medicina tradicional china que presidió la investigación del tratamiento de COVID-19 que combina la medicina tradicional china y la medicina occidental; Zhang Dingyu, director del Hospital Jinyintan, designado para tratar el nuevo coronavirus en Wuhan; Chen Wei, científica médica militar que alcanzó importantes logros en la investigación básica y el desarrollo de vacunas y medicina relacionadas con la COVID-19.

Además, se reconoció el aporte a la lucha contra la epidemia de 1.499 individuos, 500 grupos, 186 miembros del PCCh y 150 organizaciones del Partido del nivel básico. Otros 14 miembros del Partido fueron condecorados de manera póstuma.