Hay 9 mapuches en continua huelga de hambre en Angol y Temuco. Se exige aplicación del Convenio 169.

Temuco. 17/07/2020. En un estado de salud “muy grave” se encuentra el machi Celestino Córdova, que este día cumplió 75 días de huelga de hambre, quien exige que se respete el Convenio 169 respecto a derechos indígenas y que se le permita cumplir la pena de cárcel en su domicilio.

La doctora Leonor Olate Mercado, quien le atiende en el Hospital Nueva Imperial, reportó la gravedad del líder indígena quien persiste en su huelga de hambre en rechazo a las condiciones en que lo tienen las autoridades políticas, judiciales y carcelarias. La doctora señaló que está “en un estado permanente de riesgo, de alto riesgo cardiovascular, su corazón continúa latiendo de manera muy lenta, tiene una bradicardia 45-50 latidos por minuto, hipotensión permanente, riesgo de falla renal, de sus riñones, él tuvo un sangrado interno visceral, lo que lo dejó aún más débil”.

El pasado miércoles, Celestino Córdova fue trasladado desde la cárcel de Temuco hacia el Hospital Intercultural de Nueva Imperial, debido a su gravedad y después de semanas en huelga de hambre en el recinto penitenciario.

Su  vocera, Giovanna Tabilo, reiteró la gravedad en que se encuentra el machi y dijo que “tiene demasiadas secuelas físicas de la huelga de hambre del 2018 y hoy día estamos contra el tiempo”.

Córdova cumple una condena de 18 años de cárcel por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay.

En estos momentos hay nueve comuneros en huelga de hambre en Temuco y Angol. Todos reclaman la aplicación del Convenio 169, que les permitan realizar ceremonias dentro de los penales, protección ante el peligro de contagio del Covid-19 y cumplir condenadas en los domilicios.

La Mesa del Sector Público pidió la liberación de los indígenas y fin al trato discriminatorio hacia ellos. Diversas organizaciones indígenas, sociales y políticas están exigiendo la liberación de Celestino Córdova y de los otros mapuches.

Declaración pública: Frente a la prolongada huelga de hambre presos políticos Mapuche

Frente a la prolongada huelga de hambre, que ya cumple 75 días, realizada por 20 presos políticos mapuche en las cárceles de Angol y Lebu, como Partido Comunista declaramos:

  1. El gobierno del Presidente Sebastián Piñera no sólo repite la indolencia y negligencia que realiza con millones de chilenos y chilenas al no desplegar una política de protección integral frente a la pandemia, sino que la profundiza al ignorar deliberadamente las necesidades surgidas por la crisis producida por el coronavirus con los presos políticos mapuche. Es decir, ignora las demandas y pone en riesgo la vida de ellos. El gobierno en consecuencia actúa de manera irresponsable y dañina con personas pertenecientes al pueblo mapuche.
  2. Lo anterior, es parte de una política sistemática de violencia y vulneración de derechos humanos, que se inicia desde el primer día del gobierno de derecha, con persecución y militarización de las comunidades, crímenes como el de Camilo Catrillanca, cuyo propósito final es seguir apropiándose de las tierras del Pueblo Mapuche, y negar sus derechos en el marco de los cambios que experimenta el país.
  3. La demanda de aplicación efectiva del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes exigida por los huelguistas es legítima. El Estado de Chile debe respetar y aplicar los tratados internacionales firmados, y dejar de hacer oídos sordos. Por ello, exigimos el cumplimiento de dicha normativa internacional a la cual Chile está obligado al haber ratificado dicho Tratado.
  4. El gobierno ha tomado medidas hacia la población carcelaria y entre 18 de marzo y 31 de mayo 13.321 reclusos salieron de prisión (8.000 condenados y 5.000 en calidad de imputados). Sin embargo, estas medidas no han sido aplicadas a los Presos Políticos Mapuche considerando que muchos de ellos no han ni siquiera iniciado juicio; esto constituye en una acción de discriminación y de violación del principio de igualdad ante la Ley.
  5. Se debe poner la vida y salud de los presos como prioridad, por lo que seguir ignorando las demandas y no querer dialogar como lo ha hecho el gobierno puede comprometer aún más la salud y la vida de los huelguistas, y señalamos como único responsable al Presidente Sebastián Piñera de un desenlace fatal del Machi Celestino Córdova y de los lagmiens en Huelga.
  6. Finalmente, junto con solidarizar activamente con la lucha y las demandas del pueblo Mapuche, exigimos la liberación inmediata de los presos políticos Mapuche.

Comisión de Pueblos Originarios  Partido Comunista de Chile

Walmapu, 17 de julio de 2020.