Amplia campaña en Tarapacá y a nivel nacional en defensa del diputado comunista que la derecha quiere destituir. El miércoles es el día clave. Argumentos del rechazo.

Equipo ES. 17/05/2020Una campaña por redes sociales, diversidad de declaraciones, expresiones de solidaridad de organizaciones políticas y populares de la Región de Tarapacá, respaldo del Partido Comunista y cuestionamientos por conflicto de intereses de miembros del Tribunal Constitucional que deberán decidir sobre la acusación de la derecha, se desató el fin de semana en solidaridad con el diputado del Partido Comunista (PC), Hugo Gutiérrez.

El próximo miércoles 20 de mayo, el Tribunal Constitucional (TC) iniciará la revisión de los antecedentes de la solicitud realizada por un grupo de parlamentarios del conglomerado de derecha “Chile Vamos” que solicitan la destitución del diputado Gutiérrez, por supuestamente alentar la violencia contra el Presidente Sebastián Piñera.

En ese marco, se produjo una amplia campaña en la Región de Tarapacá (donde están los distritos que representa el legislador comunista) y a nivel nacional de respaldo a Hugo Gutiérrez, de condena a la acción de la derecha y de críticas al TC.

“La mirada obsesiva de un sector”

Desde la Bancada Parlamentaria del Partido Comunista (PC) se emitió un comunicado donde se expresó que “estamos en presencia de una arremetida antidemocrática, parte de una persecución política en contra de un abogado con reconocida trayectoria en la defensa de los derechos humanos. Es esta lucha la que ha fijado en él la mirada obsesiva de un sector que defiende y relativiza los crímenes de Estado contra el pueblo, tanto como ocurrió en Dictadura y tal como sucedió tras el estallido social”.

Se añadió: “Se acusa al diputado Hugo Gutiérrez de respaldar al movimiento social y al pueblo movilizado en las calles. La pretensión de destituirlo por ejercer su libertad de expresión y su rol como representante popular retrata el carácter antidemocrático de estos parlamentarios”.

“A su vez, el Tribunal Constitucional chileno es el único en el mundo que puede llegar a destituir a un diputado democráticamente electo, pero además ha sido el guardián de la herencia pinochetista estampada en la Constitución de 1980. Una carta magna que esconde en sus páginas los más atroces atropellos contra la vida”, se sostuvo en el texto de las y los parlamentarios comunistas.

Se argumentó que “nos parece, además, altamente inconveniente que el TC acelere el intento de destitución de un representante electo popularmente, en momentos en que varios de sus integrantes están cuestionados por posibles delito de corrupción.   Hoy las instituciones de nuestro país debiesen estar investigando a quienes han sido parte de la maquinaria que ha fomentado la impunidad,  indagando a quienes han ralentizado los procesos de búsqueda de verdad y justicia. Sin embargo, la premura es por resolver la destitución de un diputado que ha denunciado estas prácticas antidemocráticas. Esa es la real dimensión del problema”.

Las firmas por redes sociales

Este fin de semana se activó por redes sociales una campaña de recolección de firmas de apoyo al diputado Hugo Gutiérrez bajo la consigna “Que no te roben la democracia”. Se dijo: “La derecha busca usar el TC para romper la soberanía popular, destituyendo al diputado Hugo Gutiérrez. Están haciendo trampa para conseguir una mayoría que electoralmente no lograron”.

Hasta el cierre de esta notas cientos de personas habían firmado en respaldo al legislador del PC y cuestionando la acción de la derecha. Asimismo, volvieron a aparecer cuestionamientos en contra del TC por su papel en parar, por ejemplo, reformas de corte social, y ahora estaría a punto de quitarle el cargo parlamentario a un diputado electo en varias ocasiones con amplia mayoría ciudadana.

Gutiérrez no reconoce legitimidad del TC

Según la acusación de la derecha, el diputado, al mostrar un dibujo de un niños en redes sociales, que no era de su autoría, incitó “al odio y la violencia en contra del presidente Sebastián Piñera”.

Fue en los meses de la revuelta social en que arreciaban las críticas, burlas, memes, imágenes contra el mandatario y exigiendo su renuncia e incluso en pancartas, rayados en paredes, lienzos, gritos y cánticos se leía y escuchaba la frase “Piñera Asesino” o “Muerte a Piñera”.

Eso, cuando el mandatario había convocado a una “guerra contra un enemigo poderoso”, había centenares de víctimas oculares, más de dos mil heridos, alrededor de 5 mil detenidos y cuatro informes nacionales e internacionales que acusaban graves violaciones a los derechos humanos en el país, la mayoría cometida por Carabineros y de responsabilidad política del gobierno de Piñera.

Hugo Gutiérrez puso en redes sociales un dibujo de un niño expresando el enorme rechazo a Piñera, lo que motivó la acción de la derecha que, por cierto, no realizó en los meses del estallido social ninguna denuncia o querella por violaciones a los derechos humanos o incitación al odio por parte de grupos de derecha y ultraderecha.

Al conocer que el TC vería la denuncia de “Chile Vamos”, el parlamentario y abogado de derechos humanos, declaró: “Ya he dicho que no le reconozco legitimidad al Tribunal Constitucional para que tome medidas por sobre la soberanía popular. No puede este enclave de la dictadura venir a juzgarme, especialmente por las acusaciones que me hacen los diputados de Chile Vamos que son realmente aberrantes”.

Por lo demás, en los momentos que se vea la acusación contra el diputado, el TC estará bajo cuestionamiento porque hay investigaciones por cohecho e irregularidades en la tramitación de causas de derechos humanos y hasta la presidenta del organismo hizo críticas respecto a cómo ha estado trabajando el organismo.

El propio Gutiérrez tiene en marcha procesos legales en contra de miembros del TC por esos motivos y serán los que juzgarán la acusación contra el legislador, lo que genera un escenario anómalo.

Además, distintos personeros políticos, legisladores y juristas alertaron, de nueva cuenta, que el TC se conforma por un real cuoteo político, lo que en casos como estos significa, de hecho, un motivo para decretar una inhabilidad ya que más allá de los motivos legales y constitucionales, los ministros del TC pueden actuar por motivaciones y objetivos políticos.

Apoyo del PC de Tarapacá

El Comité Regional Tarapacá del Partido Comunista emitió una declaración donde se expresó el “apoyo irrestricto al diputado Hugo Gutiérrez Gálvez” y se dijo que “el gobierno de Sebastián Piñera busca destituir a un diputado con amplio respaldo popular a través de un organismo ilegítimo y antidemocrático como es el Tribunal Constitucional”.

Se afirmó que la verdadera causa de esta acusación es “desviar la responsabilidad política” de hechos ocurridos durante el estallido social y además, “opera en medio de una crisis de salud pública provocada por el pésimo manejo de los brotes de Covid-19”.

En la declaración se apuntó que “para Tarapacá la posible destitución del diputado Gutiérrez significa desconocer la voluntad del pueblo que lo ha elegido tres periodos consecutivos como su representante, voluntad que se funda en el reconocimiento de su incansable labor de abogado dedicado a la lucha contra la dictadura cívico-militar y su férrea defensa de los derechos humanos”.

El PC de Tarapacá señaló en el texto que Hugo Gutiérrez, “como diputado por la región destaca su perseverancia en la denuncia, persecución y condena de la corrupción política local y nacional, cuya constancia ha permitido desenmascarar casos emblemáticos como Corpesca y SQM, desbaratando las redes de influencias económicas y políticas que se habían tomado Tarapacá como un fundo manejado según los intereses de empresas que depredaban nuestros recursos”.

En abierto cuestionamiento a quienes, dentro del TC, tendrán que decidir sobre los cargos contra el legislador comunista, los comunista de Tarapacá señalaron “el conflicto de intereses de los miembros del TC, ministros (Iván) Aróstica y (José Ignacio) Vásquez, los que se encuentra bajo investigación por los delitos de cohecho y prevaricación interpuesto por el diputado Gutiérrez, basados en las declaraciones públicas de la ministra María Luisa Brahm, presidenta de dicho organismo”. Se agregó que “tales personeros dan cuenta de la inmoralidad en la que ha caído el TC, instrumentalizado por la derecha económica-política”.

Se llamó “al pueblo de Chile y especialmente de Tarapacá a expresar su solidaridad y a defender al diputado Hugo Gutiérrez”.

El Comité Central del Partido Comunista, la noche de este domingo, emitió una declaración donde se expresó que “la derecha reaccionaria está buscando sacar del Parlamento” al legislador Hugo Gutiérrez.

“Golpe a la democracia”

En entrevista con Prensa Latina y AhoraTv, el secretario general del PC, Lautaro Carmona,  expresó que la acusación contra Gutiérrez es “es directamente un golpe a la democracia”.

Carmona se refirió al hecho que suscitó la denuncia de la derecha. “¿Cuál sería el delito de Gutiérrez? El dibujo de un niño, que él no solicitó ni hizo. ¿Qué motivo tiene el dibujo? Los noticieros de todos los canales de TV que mostraban la represión y declaraciones de ‘guerra contra un enemigo invisible y poderoso’ que reiteraba Piñera. En esa línea Hugo Gutiérrez es responsable de la consigna que recorrió las calles, los estadios, recitales y el festival de Viña en que miles y miles gritaban ‘Asesino igual que Pinochet’. ¿Si un niño lo repite sería responsabilidad de Gutiérrez? Así podemos llegar a cualquier extremo”.

Carmona manifestó a Prensa Latina y AhoraTv que “la verdad es que se trata de un pretexto en una campaña contra la democracia y que golpea a un consecuente representante popular,  un diputado comunista”.

Añadió que “seremos parte activa de la movilización y solidaridad que han levantado destacadas figuras del movimiento sindical,  de derechos humanos, comunidades de pueblos originarios, de  círculos vinculados a la infancia, de artistas, intelectuales, de la juventud y estudiantes, de migrantes, de hombres y mujeres. Lo mejor de las comunidades de nuestra sociedad exigen fin a la operación para desaforar al  diputado Gutiérrez”.

“Es parte de un plan autoritario”

Para el CC del PC, se “ha recurrido al Tribunal Constitucional, un ente parte de la institucionalidad política vigente, severamente desprestigiado y carente de legitimidad popular y sin representación democrática” para ir contra el legislador.

Se añadió que “el diputado Hugo Gutiérrez tiene una historia amplia de defensa de los derechos humanos; que parte en la lucha contra de la dictadura de Pinochet, continúa en la década de los noventa, y se mantiene hasta hoy”.

En el comunicado se estableció que el parlamentario del PC “es también un impulsor fundante de la batalla por una nueva constitución política, por vía de asamblea constituyente y asentada en la soberanía popular. Ha sido impulsor de iniciativas legislativas a favor del Pueblo; de su soberanía; y del distrito al cual representa”.

“La verdadera razón de este intento persecutorio, es que se le pretende quitar al Pueblo de Chile, de un diputado que siempre ha actuado en defensa de sus intereses” se indicó en el texto.

Desde el PC se dijo: “Alertamos que esta acción derechista es parte de un plan autoritario; más amplio, regresivo y reaccionario de la derecha y su gobierno, que buscan reducir todavía más los pocos espacios democráticos que van quedando en Chile”.

Se enfatizó en que “Hugo Gutiérrez cuenta con su partido, y con el Pueblo de Chile, para enfrentar esta antidemocrática y espúrea acción”.