Sábado 28 de Marzo del 2020

Más articulos

MARIPOSA DE OTOÑO

Por: Roberto Farías Vera. - “La mariposa volotea, revolotea y desaparece...”. Casualidad. Siempre la casualidad apareciendo como por encanto. Buscaba en YouTube sin saber lo que buscaba. De súbito, un nombre, Patricia Carmona Tributo a Neruda. Mariposa de Otoño. Y surge su voz, clara, afinada, diáfana,


La canción luminosa de Patricia Carmona

La canción luminosa de Patricia Carmona. A los 52 años y producto de un cáncer falleció la cantante, destacada por su cultivo de la música latinoamericana y su compromiso con múltiples causas sociales. “Era una persona de una luminosidad especial”, recuerdan sus cercanos.


Alejandro Sieveking, dramaturgo chileno

Por : Enrique Durán B. - El 5 de marzo de este año, falleció en Chile nuestro estimado compañero y dramaturgo Alejandro Sieveking a los 85 años de edad. Quizás, muchos de ustedes recuerden la presentación de una de sus obras más conocidas y famosas, ”Ánimas de día claro”, realizada en Suecia por el director


Chile ovaciona de pie a Mon Laferte: nuestra Piaf de la Gómez Carreño

Chile ovaciona de pie a Mon Laferte: nuestra Piaf de la Gómez Carreño. Su presentación fue emotiva, impactante e histórica. En verdad todos los calificativos no alcanzan para describir de forma completamente rigurosa la calidad artística y significación social de la participación en el Festival de Viña del Ma


A ESTA HORA

Relato de Roberto Farías Vera. A ESTA HORA. A esta hora, ni más ni menos, Arturo Vidal mediocampista del club Barcelona llega en helicóptero a ver jugar a su equipo de fútbol del barrio. Esto sucede en Santiago de Chile. A esta hora, justamente a esta hora, GretaThurberg pronuncia un discurso en las Naciones


MARIPOSA DE OTOÑO

 

                                         MARIPOSA DE OTOÑO

        “La mariposa volotea, revolotea y desaparece...”. Casualidad. Siempre la casualidad apareciendo como por encanto. Buscaba en YouTube sin saber lo que buscaba. De súbito, un nombre, Patricia Carmona Tributo a Neruda. Mariposa de Otoño. Y surge su voz, clara, afinada, diáfana, cantando los versos nerudianos como si estuvieran hechos para ella. Me dejo llevar por la grata voz de Patricia, me evado hacia el mundo de las mariposas, me nutro de colores, de vuelos, de flores, de fragancias. Conocí a Patricia cuando vino a Suecia junto a su esposo el cantautor Pancho Villa. Pepe Saavedra, junto con su esposa Mary, gratos amigos, dúo musical, que participa en todos los actos solidarios, los había traído a Suecia. Me reté, me reprendí, por no haberlos escuchado antes. La propuesta musical de Pancho era y es de primer nivel a tono con su compromiso político, que le ha costado estar marginado de los medios de comunicación, en nuestro Chile tan demasiado castigado. Patricia lo acompañaba en algunas canciones con su voz que perfectamente podía hacerla destacar en solitario. Compartimos en casa de unos amigos, Juan Álamos y su esposa Mory, generosos, hospitalarios compañeros. Pancho y Patricia músicos, artistas consumados, nos brindaron un concierto íntimo. Además, Patricia bailó con una gracia especial. Hacían una excelente pareja.

        Años más tarde, en unos de mis tantos regresos con causas al país, fui a visitarlos a su casa. Conocí a a sus niños, disfruté con ellos y con mi hermano Jorge de una agradable once a la chilena. Otra vez las casualidades. Patricia, que tenía la profesión de psicóloga, había trabajado en la Comunidad Tiempo Joven en la cual yo también laboré, pero algunos años atrás. Pancho me invitó a un concierto donde iba a participar junto con Patricia. Asistí con mucho gusto y tuve el placer de escuchar a Patricia que interpretó temas portugueses acompañada por un joven guitarrista. Recuerdo que ella dijo casi textualmente: “Me he cansado de ser el arroz de Pancho así que haré mi propia carrera en solitario". Algo así por el estilo fue lo que acotó y que causó algunas risas entre el público asistente. Me quedé pasmado al oír los fados que interpretó Patricia con un aire de saudade, de nostalgias del pasado y del futuro como dijo un poeta anónimo. Sorprendido, sentí que mis sentidos se trastocaban. Por momentos, instantes que se prolongan en ese tiempo que no se deja atrapar, me deslicé por senderos que no se pueden describir.

        Patricia, no sé los motivos, dejó hasta ahí su carrera en solitario. Ella siguió siendo madre, psicóloga, y un poco o mucho "el arroz" de Pancho. Después de ese concierto nunca más vi a Patricia. De vez en cuando la escuchaba acompañando a Pancho en los C.D. que tenía de ellos en casa.

        Llamo a mi amigo Jorge Cáceres para saber como le va con el Coronavirus. Me dice que él y su compañera se encuentran bien. Luego me informa de la muerte de Patricia. El maldito cáncer. La noticia me deja en un silencio, en un estado difuso. Escucho a Jorge, sin escucharlo, algunos breves instantes. Luego le cuento que ayer la encontré en YouTube y escuché el tema Mariposa de Otoño. Jorge me dice que escriba sobre Patricia unas líneas para la página del Víctor Jara.

        Me siento ante el ordenador, escribo mientras escucho el tema Mariposa de Otoño una y otra vez. Patricia no es una mariposa de otoño. Ella es una mariposa de todas las estaciones. El verso nerudiano dice: La mariposa volotea, revolotea y desaparece. Sin embargo, Patricia no es la mariposa que desaparece, pues ella siempre estará junto a su esposo Pancho, junto a sus hijos, junto a nosotros en el recuerdo. Su sensible mensaje prevalecerá, su hermosa voz traspasará todas las fronteras con un canto a la vida, al amor, a la esperanza, a nuestro derecho a soñar con un mundo mejor.


Roberto Farías Vera
 

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.