Sábado 28 de Marzo del 2020

Más articulos

Comunistas plantean suspender pago de cuentas de servicios básicos

Comunistas plantean suspender pago de cuentas de servicios básicos. Seria hasta junio de este año. El costo asociado a la implementación será a cargo de las utilidades de las empresas que entregan el suministro. Este lunes 23 de marzo los y las diputadas del Partido Comunista (PC) ingresaron una moción parlam


Ajustes y replanificación por nueva fecha de plebiscito y elecciones

Ajustes y replanificación por nueva fecha de plebiscito y elecciones. Fuerzas involucradas en esos procesos tendrán que rediseñar campañas, itinerarios y habrá más tiempo para candidaturas. Colegio Médico advirtió que todo está sujeto a evaluación.


Unidad para el Cambio llamó a posponer procesos eleccionarios por pandemia

Unidad para el Cambio llamó a posponer procesos eleccionarios por pandemia. A través de una carta dirigida al Presidente de la República el bloque presentó medidas de carácter social y económico para afrontar las consecuencias que dejará la crisis sanitaria.


Posición del PC ante emergencia sanitaria por el coronavirus

Posición del PC ante emergencia sanitaria por el coronavirus. Insistencia en tomar con prontitud las medidas necesarias, incluso drásticas, y evitar el pánico. Vocerías y declaración pública de la colectividad. La doctora Paula Araya, Encargada del Área de Salud del Partido Comunista (PC), afirmó que el gob


El manifiesto del PC a 30 años de “una transición pactada”

El manifiesto del PC a 30 años de “una transición pactada”. “Hoy, Chile vive un esperanzador momento de su historia y de su futuro. Son estas luchas las que han conquistado el proceso constituyente”. “Es urgente elecciones anticipadas”.


El relato de brigadistas de salud en las movilizaciones

 

El relato de brigadistas de salud en las movilizaciones

Hablan integrantes de la Brigada de Salud Gladys Marín, dedicada a rescatar heridos y llevarlos a puntos médicos. Rompen estigmatizaciones y cuentan su realidad.

Hugo Guzmán. Periodista. 28/02/2020. Nahuel Guzmán y Felipe Ponce tienen voz pausada, ojos serenos, gestos tranquilos, sonrisa permanente y estar con ellos un rato lleva a concluir que son cabros buena onda y sencillos. No hay asomo de enfado, depresión, rabia, mal humor, pese a todo lo que vivieron en los últimos meses.

Ambos son jotosos, militantes de las Juventudes Comunistas (JJCC). No quieren que se les dé el crédito en algo que consideran muy colectivo, muy de compas, muy de atreverse sin individualidades. Son parte de la Brigada de Salud “Gladys Marín”, dedicada a dos objetivos precisos en las movilizaciones que inundan la ciudad en estos meses: rescatar a los heridos y atenderlos en puntos médicos.

Nahuel y Felipe accedieron a conversar con ElSiglo.cl no solo para contar lo que hacen, cómo lo hacen, con qué propósito. También para romper estigmatizaciones, mostrar que no son delincuentes y el rostro de quienes atienden a manifestantes lesionados, asfixiados, con heridas en los ojos, e incluso a adultos mayores y niños afectados por gases que entran a sus edificios.

Han estado en la primera línea sobre todo cuando vieron y consideraron que el accionar de la policía era muy agresivo y violento. Han estado en la zona cero, en las calles, en espacios públicos, en medio de la protesta popular, apoyando y también recibiendo aplausos y gratitud. Afirman, con serenidad, que esto comenzó y no termina aun.

Nahuel, ¿qué es la Brigada de Salud Gladys Marín?

Es una brigada sanitaria que se dedica al rescate de manifestantes heridos, está compuesto por militantes y no militantes de las Juventudes Comunista, contamos con médicos, enfermeras y enfermeros, rescatistas y gente para la contención con escudos. Estamos trabajando e instalados frente al edificio Gabriela Mistral, el GAM, y somos la única brigada que está en ese espacio.

Felipe, ¿qué labores, qué acciones han tenido?

La Brigada de Salud Gladys Marín nace de la necesidad de defender y proteger a los manifestantes en las marchas. Nos dimos cuenta que en cada manifestación, la represión de las Fuerzas Especiales de Carabineros era y es brutal. Tiraban perdigones a la gente, a la altura de la cabeza, también las bombas lacrimógenas, y producto de eso salía mucha gente herida y ahí empezó a trabajar nuestra brigada. Se complementa el lado de salud, que se encarga de atender al herido, y el lado de la protección del manifestante y crear el espacio para que se pueda desenvolver, ahí están los escuderos y el área de seguridad.

Nahuel, ¿qué contestas a funcionarios del gobierno, dirigentes de la derecha y ex personeros de la Concertación que dicen que ustedes son delincuentes, vándalos, que atentan contra la democracia?

Puedo responder que delincuentes no hay en la primera línea. Conozco a muchos, tengo amigos que están en la primera línea que son abogados, estudiantes de medicina, algunos son médicos titulados, y se dedican a contener a las Fuerzas Especiales para que la gente se pueda expresar de una manera pacífica. El trabajo que hacen es fundamental en la manifestación, porque sin ellos la cantidad de heridos sería enorme, porque los carabineros actúan con mucha violencia. Ahora están actuando el GOPE (Grupo de Operaciones Especiales), las Fuerzas Especiales ya no está metida donde trabajamos nosotros y el GOPE cada vez está más violento. Entonces, cada vez las heridas son más graves, hay más lesionados, disparan proyectiles diversos, bolones de goma, siguen disparando a la cara, a las piernas, y la primera línea lo que hace es contener. A nosotros como brigada de salud también nos disparan, nos buscan para dispararnos, y los de la primera línea nos protegen, y por eso la cantidad de heridos es más baja de lo que podría ser.

¿Cómo surgió la idea de la Brigada de Salud Gladys Marín?

Surgió la segunda semana del estallido social, a fines de octubre, y nació por una necesidad que vio las Juventudes Comunistas de armar una brigada por la gran cantidad de heridos que estaban en la calles y que quedaban por la represión. Como en la Jota hay varios profesionales de la salud, y compañeros que se encargan de seguridad, se conformó con ellos la brigada sanitaria.

Felipe, ¿cómo se protegen, como es eso de los escudos, cómo se identifican en la manifestación?

Tenemos como símbolos algunos que son característicos e históricos de la Jota, y nuestros escudos tienen un complemento gráfico con la Brigada Ramona Parra (BRP), ellos nos los pintaron. Con nuestros escudos tenemos distintos tipo de formaciones, dependiendo del cometido y de cómo actúan las Fuerzas Especiales de Carabineros, porque ellos tienen diferentes formas de actuar. Entonces, por ejemplo, cuando las Fuerzas Especiales si tiran contra la primera línea y empiezan a dispersar a los manifestantes, nosotros tenemos una posición de cuña, como de flecha, para que la gente pase por los costados. Si es una represión frontal, a muy poca distancia, nosotros tenemos una posición que se llama “tortuga”, en donde los escudos se ponen tanto arriba como al frente para cubrir un mayor espacio, una mayor área. Quiero decirte que la tendencia de violencia y represión de los carabineros ha ido en aumento, cada vez usan armas más sofisticadas para reprimir, ya pusieron un muro para contener a la gente, cambiaron el tipo de las bombas lacrimógenas y ahora le ponen arsénico, nos tocó ver cómo Carabineros tiraron una bomba lacrimógena dentro de un edificio, con gente de la tercera edad, con niños y jóvenes adentro.

¿Cómo es la relación con jóvenes que no son militantes, que llegan ahí a participar?

Uno de los objetivos de la brigada, aparte de atender heridos, o participar con la gente, como JJCC, es que no depende eso de tener una bandera política o ser de un partido. Nosotros, en específico, estamos ahí porque respondemos a una necesidad del pueblo en estos días. Quizá no implique necesariamente mostrar la bandera, mostrar el símbolo de la Jota, pero por el hecho de estar actuando, de estar ayudando, se ve una presencia nuestra.

Nahuel, ¿esto es una nueva forma de lucha, de organización en la manifestación?

Sí, es una nueva forma de lucha. Es nuestra forma de manifestarnos en cada marcha y espacio de movilización. Hay gente que se manifiesta de distinta manera, golpeando una olla, llevando una bandera, con un silbato. Nosotros nos manifestamos cuidando y atendiendo a los manifestantes heridos, ayudando al que está gaseado, al que lo mojaron con agua con químicos, a los que les dispararon en los ojos. Esa es nuestra forma de manifestarnos y expresar el descontento ante la represión del Estado.

¿Esto va a continuar, se van a reforzar para marzo?

Si, nosotros nos vamos a reforzar para marzo, vamos a continuar esta lucha y este trabajo, nos estamos preparando, tenemos elementos de seguridad para los compañeros que hacen labor de contención, protegiéndonos con canilleras, overoles, cascos, máscaras antigases, antiparras, y estamos con la campaña de recolección de insumos médicos para marzo y los meses que vienen, porque estamos escasos de insumos y tenemos que estar preparados, sobre todo con el aumento que puede haber de heridos. Por lo que se ve, marzo se viene complicado, se espera represión, porque estando en febrero las Fuerzas Especiales se vieron más agresivas en su forma de reprimir las manifestaciones, hasta las más pacíficas.

¿Cómo es, Felipe, la coordinación, cómo le llevan a los médicos o enfermeras a los heridos que sacan de la manifestación?

Hay dos espacios. Están los puntos médicos y están las brigadas de rescate. Nosotros somos una mezcla entre los dos. Cuando recogemos un herido o nos llega un herido, vemos la gravedad de las lesiones que tiene y dependiendo de eso vemos si lo curamos o atendemos ahí mismo con la protección de los escudos que tenemos, o si es muy grave lo llevamos a un punto médico. Hay que entender que hay muchas brigadas de salud, entonces llevamos a los heridos a puntos que tienen distintas brigadas de salud. Está la Brigada USACH (Universidad de Santiago), la Brigada FECH (Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile), la Brigada de Salud en Resistencia, y todos estamos coordinados en caso de que ocurra un caso de mayor gravedad y ver a qué punto médico se lleva al herido, nos comunicamos.

¿Les ha tocado algún caso muy grave, muy dramático?

Sí, bastante dramáticos. Heridos graves. Por ejemplo, nos ha tocado recibir heridos con estallidos oculares, gente que estaba marchando, y las atacaron con perdigones. Hemos visto casos de gente que ni siquiera estaba protestando, que estaban caminando por la calle, que estaba intentando salir de la zona, y les dispararon. Es que esto no es solo entre la primera línea y las Fuerzas Especiales, también le llega la represión a gente que iba pasando por el lugar de la manifestación, que quería salir de esa zona. Te contaba del caso cuando vimos que Carabineros lanzaron  una bomba lacrimógena a un edificio donde había abuelos, niños, madres, gente recién operada. Tuvimos que entrar para ayudarlos, el aire estaba irrespirable, nos dimos cuenta que teníamos que resistir y ser la brigada que daba apoyo en salud y también emotivo. Esa gente, que le meten gases en su edificio, en sus departamentos, no saben qué hacer, nos piden ayuda, nos ven a nosotros junto a ellos, y les decimos que todo va a estar bien, que los vamos a atender, que no se preocupen, les damos apoyo emocional.

Nahuel, ¿cómo los reciben o los ven la gente que va a las marchas? Porque es muy variable el tipo de personas que va a las movilizaciones.

Mira, pisando la Alameda la gente nos empieza a aplaudir. Nos dan las gracias. Porque cumplimos un rol fundamental. Y es toda la gente. Nosotros somos como 20 en la brigada, tenemos acceso a siete puntos médicos, actuamos para proteger y atendemos a heridos, y te quiero decir que yo creo que gracia a ese trabajo, y de otras brigadas, no hay más muertos en las manifestaciones. Porque el rescate de heridos y la labor de los puntos médicos, cumplen un rol fundamental. Hemos recibido casos críticos, como los estallidos oculares, personas con pérdida de conciencia, afectadas respiratoriamente por el gas lacrimógeno, con golpes severos, incluso en la cabeza, con convulsiones. Entonces la gente ve eso y después nos agradece. Lo hacen con palabras, con un palmoteo, con un sándwich, con un jugo, con un abrazo o simplemente dándonos las gracias.

¿Por qué le pusieron brigada Gladys Marín?

Por la lucha que dio la compañera Gladys Marín defendiendo los derechos humanos, defendiendo los derechos del pueblo. Y ahora que los derechos humanos se siguen violando, con mayor razón. Nuestro aporte es de esta manera, con la Brigada de Salud Gladys Marín.

¿Cuántos son los integrantes?

Unos veinte, entre hombres y mujeres, y en cada salida vamos entre once y quince. Cada día hay más gente, más jóvenes, interesados en estar. Estamos en un plan nacional de crecimiento, estamos en Antofagasta, Concepción, y a nivel Región Metropolitana nos están contactando como brigada para ver un tipo de capacitación, de orientación, para ver lo que pueden hacer en comunas. Se está extendiendo la brigada. Se está dando apoyo en las comunas más críticas, como Peñalolén, Quilicura, Pudahuel, Renca, que son las que presentan todos los días a gente manifestándose en las plazas y espacios públicos.  Estamos incluso en no atender solo la manifestación pública, sino que nuestra presencia esté en encuentros sociales, la marcha del Primero de Mayo, en movilizaciones feministas. Ahora estamos haciendo una convocatoria para compañeras que se quieran unir a la brigada, ya que los colectivos feministas, para el 8 de marzo por ejemplo, están pidiendo brigadas solo de mujeres. Mujeres con escudos, mujeres que lleven la camilla, mujeres que asistan a los heridos.

¿Cómo ven Felipe a los Carabineros, ustedes que los ven de cerca, actuando?

Los vemos, desafortunadamente, como una fuerza que en vez de estar con el pueblo, representan a un sector y a intereses de una clase social que es menos del 5% del país, muy minoritaria. Los Carabineros buscan que esa gente siga teniendo los privilegios que tienen. Es triste también cuando uno ve toda la represión que hubo, la pérdida de ojos, los heridos, los abusos, gente que recibió perdigones, los maltratos en buses policiales y en las Comisarías, y esa represión la hizo y la hace Fuerzas Especiales de Carabineros. Por eso surge la necesidad de defenderse, es que hay que defenderse. Ahí surgen las brigadas de salud y la primera línea, no es por otra cosa. Sin esa represión, en la práctica quizá en las marchas la primera línea no existiría, no estaría…

Ibas a contar algo Nahuel…

Sí, sobre esa actitud de los Carabineros, cómo los vemos, pero cómo nos ven ellos, a los que somos del pueblo. Yo estaba esperando micro un día, en el centro, era de noche, habíamos harta gente en un paradero, y pasa un grupo de Carabineros y nos arrojan una bomba lacrimógena. Y nos dicen que nos vayamos. Cortaron la calle, dijeron que no pasaban más micros, que nos fuéramos, que estaban controlando el orden público y sin que estuviéramos haciendo nada. Esas cosas ellos las hacen a cada rato, de molestar, agredir, y no sale en ninguna parte, no queda grabado. Yo creo que los Carabineros nos ven como enemigos. A gente de poblaciones, a los pobres, a los estudiantes, a los trabajadores, a las feministas, nos ven como enemigos. No nos ven como ciudadanos. No nos ven que pertenecemos al mismo país. Somos enemigos, es su doctrina, hace tiempo. Ellos se identifican con los empresarios, con los ricos, defienden sus intereses, defienden al Estado y a este gobierno. No están defendiéndonos a nosotros, a la gente, a la mayoría. Imagínate que hubo un viernes que los Carabineros dispararon bombas lacrimógenas a los puntos médicos, y les llegaron a médicos, a enfermeras, a lesionados, y nos les importó nada, fue un objetivo de guerra de ellos atacar los puntos médicos. Ahí detuvieron a brigadistas. Están agrediendo a las brigadas de salud, nos ven como enemigos.

¿Lo compartes Felipe?

Sí, claro. Además que uno piensa que todos esos carabineros de Fuerzas Especiales, o al menos la mayoría de ellos, debieran estar atendiendo problemas reales y más serios, como las bandas de narcotraficantes en comunas, proteger lugares que pueden ser asaltados o haber vandalismo como en el Metro, proteger a la gente de la delincuencia en poblaciones, y uno no los ve ahí. Hicieron copamiento preventivo, y mil efectivos, en la Plaza de la Dignidad, mil carabineros actuando en uno de los días más represivos y difíciles, y uno se pregunta por qué no toman esas medidas para evitar el vandalismo, el ataque a estaciones del Metro, a centros culturales, para realmente proteger las poblaciones.

elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.