Las bancadas del Partido Comunista, Partido Humanista, Partido Ecologista Verde y del Frente Regionalista Verde Social, anunciaron la presentación conjunta por violaciones de derechos humanos.

Igor Mora. Periodista. 28/10/2019. Como un deber político y ético calificaron los diputados y diputadas del Partido Comunista, Partido Humanista, Ecologista Verde y de la Federación Regionalista, ante la grave y reiterada violación a los derechos fundamentales de miles de chilenos desde el establecimiento del Estado de Excepción por parte del Presidente Sebastián Piñera.

El Presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier, sostuvo que en las últimas jornadas se han vulnerado las garantías constitucionales del derecho a la vida y la integridad física de las personas. “Según los tratados internacionales de los Derechos Humanos ratificados por Chile, estas garantías no pueden restringirse ni aún bajo Estado de Excepción. Hay muertes, torturas, heridos, niñas y niños que han sido vejados, lo que constituyen violaciones flagrantes a los Derechos Humanos”.

“Nuestro país ha sufrido las consecuencias de un Golpe de Estado  y sufrió la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles. Esto ha traído un recuerdo y nos ha traído al presente algo que no queremos volver a vivir. El Presidente de la República, con esta actitud, ha hecho repetir ese pasado que no queremos que vuelva. No queremos que en Chile se vulneren los Derechos Humanos bajo ninguna circunstancia”, detalló Teillier.

Félix González, Presidente y diputado del Partido Ecologista Verde, detalló que responsabilidad de los diputados el presentar una acusación constitucional contra el Presidente. “Esto no se resuelve solamente con los cambios legislativos, que vamos a seguir impulsando o un cambio en la organización del Estado a través de una Asamblea Constituyente y una Nueva Constitución. Acá hay algo que no podemos dejar pasar que son las violaciones de los Derechos Humanos que han acontecido en estos días”, señaló.

El diputado Gónzalez advirtió que “va a ser el Parlamento quien va a determinar si es válido que el Presidente de la República saque al Ejército y a Carabineros a dispararle a la población, a hacer arrestos arbitrarios, a golpear y violar personas. En ningún Estado de Excepción se permite eso, ni siquiera en el Estado de Guerra se permite disparar a su propia gente”.

La diputada del Partido Humanista, Pamela Jiles, agregó que “no vamos a permitir que Piñera siga matando gente, hiriendo niños, violando mujeres y hombres en las comisarías, denigrando a la gente de la diversidad sexual. Es nuestro deber institucional, presentar esta acusación contra el primer responsable de los crímenes. La calle lo dice “Renuncia Piñera”, y la única salida institucional a esta crisis es la salida de Piñera del Gobierno”.

Por su parte, el diputado Esteban Velásquez del Frente Regionalista Verde Social detalló que “estamos ejerciendo un instrumento establecido en la Constitución del 80. Quienes hacen de esto un melodrama, le están mintiendo al país. Nosotros estamos aplicando un instrumento constitucional y lo vamos a ejercer, así como el Gobierno hace un cambio de gabinete y le parece interesante, la ciudadanía con mucha fuerza está las calles del todo el país, se está manifestando. Hoy tenemos el rol moral de ejercer un rol democrático, no violento”.

La diputada Carmen Hertz, aseveró que la acusación contra Piñera es un imperativo político y ético. “Tenemos un Presidente que ha infringido de manera grave y reiterada sus obligaciones constitucionales legales. En Chile, en esto días  se han realizado violaciones masivas y graves a los derechos fundamentales de las personas. Se ha diseñado un Estado Excepción, violando flagrantemente las propias disposiciones de la Constitución de Pinochet, se ha establecido un Toque de Queda ilegal. Los Jefes de Zonas no estaban facultados para decretarlos. En ese marco de Toque de Queda ilegales, se han arrestado a centenares y centenares de personas”.

Y acusó que “no se ha transparentado por el Gobierno las cifras de muertos y heridos y ha impedido a los observadores de los Derechos Humanos el ingreso a los recintos hospitalarios. En esta situación, la Acusación Constitucional contra Sebastián Piñera adquiere relevancia y el carácter ineludible e inevitable que hemos señalado”.

elsiglo.cl