Martes 17 de Septiembre del 2019

Más articulos

UNA FECHA INOLVIDABLE

Muchos chilenos y latinoamericanos concurrieron hasta el local de la Federación Nacional Víctor Jara en Estocolmo, para recordar al Presidente Salvador Allende y celebrar el triunfo de la UP en la elección presidencial del 4 de septiembre de 1970. A continuación la intervención de Lautaro Cotal Rojas.


Adios al compañero Andrés Chávez Navas

A los 89 años y con casi 70 años de militancia, por lo cual recibió la medalla Elias Lafertte fallece el día miércoles 27 nuestro querido compañero Andres Chavez Navas. El “Viejito Chávez” fue un gran militante, combatiente ejemplar, incansable luchador social y político, dedicó su vida a luchar por una socie


Homenaje a Salvador Allende

Homenaje a Salvador Allende. Intervención de Carlos Vidales en el seminario organizado con motivo del Centenario de Salvador Allende en el ABF central de Estocolmo. Se me ha pedido que hable más de los aspectos humanos, de mi relación con Allende. Como yo trabajé en La Moneda durante tres años


Condolencia fallecimiento Francisco Mansilla Díaz EPD

Estimada cra Bernarda García. Hemos tomado conocimiento del sensible fallecimiento de su compañero Francisco Mansilla Díaz, al cual conocimos por años como una excelente persona y hombre comprometido con las luchas sociales y políticas. Además de ser un eximio dirigente de nuestra Asociación por años, que tra


Comunicado sobre las elecciones del COSOC

Con gran satisfacción informamos que nuestra compañera Karina Francis ha resultado electa como consejera al Consejo de la Sociedad Civil (COSOC) en la categoría de “Chilenos en el Exterior”, en representación de la Región de Europa-África, en las elecciones convocada por el Ministerio de Relaciones Exteriores


UNA FECHA INOLVIDABLE

 

UNA FECHA INOLVIDABLE

El 4 de septiembre de 1970 es un hito histórico, tal vez, el más importante en lo que se refiere a su vida política después de la guerra civil de 1891. Por vez primera es elegido un hombre de ideas marxistas en votación democrática, de todo un pueblo, tras una feroz campaña, para iniciar un proceso de democratización del pais, camino revolucionario, donde se plantea crear las bases económicas y sociales para la construcción de una sociedad socialista. Ese hombre es Salvador Allende Gossens.

Y esa noche, desde la Federación de Estudiantes, a pocas horas de saberse el triunfo, se dirigió a sus partidarios de Santiago y de Chile para ratificar su programa de gobierno y su compromiso y lealtad a Chile y su pueblo:

"...Yo les pido a ustedes que comprendan que soy tan sólo un hombre con todas sus flaquezas y debilidades que tiene un hombre, y si pude soportar, porque cumplía una tarea, la derrota de ayer, hoy sin soberbia y sin espíritu de venganza acepto este triunfo que nada tiene de personal y que se lo debo a la unidad de los partidos populares"

Más adelante agregaría en su discurso: "Desde aquí declaro, solemnemente, que respetaré los derechos de todos los chilenos. Pero también declaro y que lo sepan definitivamente que al llegar a la Moneda y siendo el pueblo gobierno, cumpliremos el compromiso histórico que hemos contraido, de convertir en realidad el programa de la Unidad Popular"

Luego, con emoción y sentimiento agregó: "... para los que están en la pampa o en la estepa, para los que escuchan en el litoral, para los que laboran en la precordillera, para la simple dueña de casa, para el catedrático universitario, para el joven estudiante, el pequeño comerciante e industrial, para el hombre y la mujer de Chile, para el joven de la tierra nuestra, para todos ellos, el compromiso que yo contraigo ante mi conciencia y ante el pueblo, actor fundamental de esta victoria, es ser auténticamente leal en la tarea común y colectiva, lo he dicho: mi único anhelo es ser para ustedes el compañero presidente".

¡Y vaya que lo cumplió! El primero de mayo de 1971, da cuenta a los trabajadores de lo gestado como gobernante en ese corto tramo y para decirles de sus derechos y de sus deberes fundamentales recordando que su gobierno tiene un programa que cumplir y que es fundamental la nacionalización de las riquezas básicas y terminar con los monopolios de capitales extranjeros y del gran capital nacional. En los sectores social y mixto de la economía, los trabajadores dejarán de ser simples asalariados para integrarse, junto a los representantes del Estado, que van a ser ustedes mismos a la dirección de las empresas y respetando la organización sindical que tiene una actividad diferente.

En síntesis, el llamado fue a la responsabilidad del trabajador y a encarar la batalla de la producción. Ya se preparaba el gobierno de los Estados Unidos para cortar créditos y cercar la economía. Claro y contundente explicó, en aquel acto, que más producción generaría excedentes de los cuales se utilizarían para pagar sueldos y salarios de aquellos que allí laboraban, pero que el mayor porcentaje se utilizaría para crear nuevas fuentes de trabajo y nuevas empresas. Fue un discurso memorable. Con claridad, fuerza y nitidez señaló a los trabajadores la responsabilidad que debían tener y el cuidado de no caer en la anarquía, ni en las tentaciones del "tejo pasado" en sus demandas.

Recordamos al presidente Allende, el dirigente político y consecuente que en su gobierno nacionalizó el cobre. Antes, Salvador Ocampo y Elias Laferte, senadores comunistas habían presentado un proyecto de nacionalización del cobre. Otro proyecto fue presentado a nombre de los parlamentarios socialistas donde la firma de nuestro recordado compañero estaba presente.

La lucha por la propiedad de nuestras riquezas básicas fue y sigue siendo patrimonio de los trabajadores, nunca de la burguesía. El 11 de julio de 1971 ha de ser recordado siempre, por nuestro pueblo, como el " Día de la dignidad nacional".

En el gobierno de la Unidad Popular se realizó la tercera conferencia mundial de comercio y desarrollo. La UNCTAD. Allí nuestro presidente plateó las condiciones subhumanas en que vivía, en ese tiempo, más de la mitad de los habitantes del planeta. No ha variado mucho esa trágica comprobación. Paises ricos y otros muy pobres aún existen. La miseria de unos pueblos es la riqueza de otros. Las relaciones económicas y financieras no permiten que pueblos oprimidos puedan desarrollarse y hoy observamos como el desarrollo científico y técnico, lo usan los poderosos como una amenaza al derecho al trabajo en lugar de una fuente de desarrollo y bienestar para todos. Lo vemos hoy en nuestro pais, cómo se alborotan y desesperan con la iniciativa de Camila Vallejo y de Karol Cariola para reducir la jornada de trabajo a 40 horas.

¿Sabe alguien, si alguna vez la derecha chilena no se haya opuesto a leyes que beneficien a los trabajadores? ¡Siempre en contra y siempre augurando un caos.!

En la actual discusión hemos vuelto a la lucha por los tres ocho: 8 horas para trabajar, 8 horas para el ocio, 8 horas para dormir. Cuántas decadas han pasado de aquella lucha de los trabajadores, cuánta sangre obrera trazó el camino para lograrlo, cuánto olvido en el presente.

Nunca antes, ni tampoco después un presidente de Chile ha sido escuchado en Naciones Unidas con tanto respeto ni ovacionado al término de su discurso.

En el mundo, en todos los continentes, plazas, calles,colegios, avenidas, universidades,centros de investigación, llevan el nombre del compañero Allende, como una muestra de admiración y cariño al hombre que dirigió el sueño de un pueblo por su libertad y desarrollo.

Hoy nos gobiernan aquellos que impidieron con la traición y el crimen, la concreción del gobierno popular y se visten de demócratas y tratan de que el pueblo olvide sus acciones criminales: la educación se ha transformado en privilegio, la salud en comercio, nacer y morir es negocio para algunos, producimos materias primas y no agregamos valor a ellas, por transitar en nuestras calles hay que pagar, el agua no nos pertenece y suma y sigue...

Por eso, en este día, cobra significativa importancia recordar el 4 de septiembre de 1970, día en que los trabajadores de Chile eligieron Presidente a un hombre que con su actuar y su consecuencia, se transformó en un ciudadano universal.


Lautaro Cotal Rojas

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy como ayer, y a la luz de su ejemplo nuestra lucha ha de ser por la más amplia unidad del pueblo, sin otra exigencia que la de luchar por los intereses de nuestro pueblo que distan enormemente de los de aquellos que besan la bota sucia que los denigra.

Salvador Allende Gossens vive en el corazón de los trabajadores del mundo

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.