Martes 17 de Septiembre del 2019

Más articulos

Entrevista de Régis Debray a Salvador Allende

“El proceso social no va a desaparecer porque desaparece un dirigente…Podrá demorarse, podrá prolongarse, pero a la postre no podrá detenerse”. Extracto de la entrevista que el Presidente Salvador Allende Gossens concedió al periodista francés, Régis Debray.


“La flexibilidad de jornada es conveniencia del capital”

“La flexibilidad de jornada es conveniencia del capital”. José Cademartori dijo que “el empresariado confunde la calidad de vida con flojera cuando se trata de la vida del trabajador”. En una entrevista-conversación, el economista José Cademartori, ex Ministro de Economía del gobierno de Salvador Allende, y


Halter analizó a la juventud y el auge del nacionalismo

Halter analizó a la juventud y el auge del nacionalismo. Jean Pierre Halter es un sociólogo francés y un investigador especializado en las políticas locales de la juventud. Actualmente es director de la Asociación de Métodos y Ciencias Humanas e investigador del Instituto Nacional de la Juventud y la Educació


“La del viernes debe ser una manifestación incluyente”

Claudia Pascual dijo que siempre el 8 de marzo “se ha expresado la diversidad” y apuntó que “desde el feminismo hay una reivindicación de otro tipo de sociedad”. En el Día Internacional de la Mujer, en Chile y en el mundo, “siempre se ha expresado la diversidad” de los feminismos y de las demandas de las muj


Las respuestas de Nicolás Maduro

Las respuestas de Nicolás Maduro. En entrevista con La Jornada habló de DDHH, libertad de prensa, crisis humanitaria, división en las Fuerzas Armadas y autocrítica del Gobierno.


“La flexibilidad de jornada es conveniencia del capital”

 

“La flexibilidad de jornada es conveniencia del capital”

José Cademartori dijo que “el empresariado confunde la calidad de vida con flojera cuando se trata de la vida del trabajador”.

 

Maximiliano Morón. 07/06/2019. En una entrevista-conversación, el economista José Cademartori, ex Ministro de Economía del gobierno de Salvador Allende, y seguidor de las coyunturas políticas y económicas en Chile y el mundo, abordó lo sustancial, lo de fondo, respecto a los planes laborales del Presidente Sebastián Piñera, en un análisis sin eufemismos y con categorizaciones que pueden acercar más y mejor a la realidad que vive Chile y su población.

Pese que al gobierno, a la derecha y sectores conservadores no les agradan esas definiciones, Cademartori hizo un acercamiento de clase a lo que vive el país y reveló las pretensiones del capital, es decir, de los grandes consorcios y empresarios. Pero también habló de manera directa sobre realidades que viven los trabajadores, como su estado de consciencia. Y no dejó de echar una mirada a la política, sobre todo en cómo viene la mano desde las fuerzas de la derecha, desde Evópoli hasta José Antonio Kast.

La derecha afirma que con el proyecto de reforma laboral se le otorgarían herramientas a los trabajadores y trabajadoras para adaptar su jornada. ¿Les beneficia trasladar horas de una jornada a otra,de acuerdo a la necesidad de cada cual?

Uno de los aspectos esenciales que hay en este juego de horas es que trabajo y descanso son considerados elementos equivalentes. Tú ganas más de esto y pierdes más de lo otro, y viceversa, según cada caso individual. Con ello, el empresariado se evita que los trabajadores se presenten como un frente común, promoviéndose una negociación individual o grupal (dos o tres sindicatos en una empresa). Lo que no se menciona por parte del empresariado y el Ministerio del Trabajo, es el impacto de la jornada de trabajo en la salud física y mental delos trabajadores y trabajadoras. En parte, por la misma deformación de su cultura, el trabajador compara el trabajo con el no trabajo sin considerar el impacto en la salud. Un descanso más extenso va a compensar la pérdida de energía humana de una jornada de trabajo más extensa. La muerte por exceso de trabajo, o “karoshi”, es el caso extremo -el cual al principio no se diagnosticaba- o también, las consecuencias en los mineros.

¿Ello también se podría constatar en los trabajos intelectuales?

Por supuesto, en los profesores, en los trabajos de oficina, un ejemplo reciente es la denuncia de los estudiantes de arquitectura. El rendimiento baja al alargarse la jornada y cada minuto es más pesado que el anterior.

Este proyecto tendría la virtud, según la derecha, de regular una situación de hecho, ¿qué piensa de este planteamiento?

Pero los efectos son a largo plazo y el gobierno de derecha no mira a largo plazo. El tiempo presente no es la realidad completa. El descanso y el fomento del descanso dependen del nivel del salario. El salario bajo obliga a trabajar más y a inducir la subestimación subjetiva del trabajador ante sí mismo. Aquí aparece el aspecto político del conflicto, la formación cultural de los trabajadores. Si el salario no fuese bajo, habría posibilidad de descanso. Ante esto, el capital es insensible. No paga los efectos para la salud del trabajador. El capital sabe que el trabajador individual se enfermará, pero no le importa si hay sanidad o no, si hay muerte o no.

¿En ello consistiría la precariedad del trabajo?

Más bien la precariedad de la vida, pues el trabajo es parte de la vida. El único que puede asegurar la prevención y la curación es el sindicato. Esta precariedad económica, también es política. Al empresario le conviene la precariedad de la conciencia. Por ello, antes de hablar de precariedad se debe observar la presión del empresariado contra el trabajador. El capital no mide los costos para los trabajadores ni se hace responsable de los impactos en la población en general. Su interés que es que esto no se hable pues su solución es el reemplazo, contratar a otra persona. Y por otra parte, el capital aparece en los servicios de salud y las pensiones. Muchas veces las prescripciones médicas consisten en el descanso, y la Isapre parte de la base de que el trabajador no quiere trabajar. Desde luego, la pelea de las Isapresno es la salud de los trabajadores, sino rechazar licencias, y han logrado disminuirlas en algún porcentaje. La salud de los trabajadores no es un tema de las Isapres ni de ningún capitalista, sino de los trabajadores mismos.

Entonces, ¿la flexibilidad de la jornada es una solución?

Es una necesidad de nuestra época en una visión panorámica, pues en nuestra época la vida dentro del trabajo se encuentra mucho más unida a la vida fuera del trabajo, en todas las exigencias. Marx plantea que no hay oposición entre vida y trabajo, todo es vida. Es indispensable considerar la salud tanto dentro del trabajo como fuera,no se pueden separar. El empresariado confunde la calidad de vida con flojera cuando setrata de la vida del trabajador. Por otro lado, el trabajador no puede negarse al aumento de la jornada, se somete en lo general a la conveniencia del capital. En consecuencia, al trabajador no le queda más que el colectivo para relacionarse con el capital. No hay negociación posible entre el trabajador y el empresariado. La flexibilidad de la jornada es para la conveniencia del capital, no para la conveniencia del trabajador, de lo contrario, el empresariado no la plantearía.

Pero puede que los trabajadores y trabajadoras no asuman que la distribución de horas de cada cual es un ámbito exclusivamente individual, ¿por qué?

Porque la derecha ha desarrollado una cultura derechista. Ha desarrollado el individualismo. El trabajador no deja de ver que el valor individual o los derechos individuales de alguna manera lo benefician, en apariencia. Si él tiene algún propósito, quiere negociar y no someterse a la totalidad, lo cual muchas veces se confunde con la suma de lasindividualidades. Pero la suma de la individualidades da una cantidad distinta a la de la totalidad, y dependiendo de ello, y de su conciencia de clase, acepta o no. La división, por ejemplo, entre distintos sindicatos en Chuquicamata proviene en buena medida de ello, de la exacerbación del beneficio individual y en desmedro del colectivo, porque en otra cultura tú puedes aceptar cierto perjuicio individual en beneficio del colectivo, entendiendo que tú eres parte del colectivo; pero puede que pienses que el colectivo no resguarda un beneficio particular que tú mismo valoras y por el cual estás dispuesto a abandonar la solidaridad. Se produjo un desequilibrio en estos últimos quince años con el consumismo, con el individualismo, lo que ha desvalorizado la acción colectiva. Por citar una caso: la pugna en Francia entre un sector de los chalecos amarillos y un sector de sindicatos. La misma “tercerización”, que ha crecido mucho, destruye la fuerza de los sindicatos. Para el capital, la destrucción de la fuerza de los sindicatos es fundamental políticamente para un futuro tranquilo. Puede haber un gran descontento, como en España, pero no se van al Partido Comunista o al Podemos. Todavía no, por lo menos. Esos trabajadores no se convencen, se plantean recuperar algo, pero no ir más allá; no están convencidos porque la idea de los derechos individuales es muy fuerte, y ello debemos estudiarlo y discutirlo.

¿Se plantearía la imposibilidad real del derecho individual ante el empresariado, mientras el empresariado apela al derecho individual?

En efecto, y hay que contraponer el derecho individual al mayor alcance del derecho colectivo, que puede asegurar más, sin perjuicio -y esta es otra contraparte del derecho individual- del deber individual. Por ejemplo, ir a votar, lo que hoy está menospreciado; en mi opinión, con ello hemos perdido una tremenda batalla ideológica, no solo en Chile. Sin ir más lejos, ello ocurrió en las recientes elecciones de los estudiantes de la Universidad de Chile.Aunque sean situaciones transitorias, hay que ver las causas, ver cómo se combaten, escuchar todas las opiniones, pues todo está cambiando con mucha rapidez.

¿La derecha tiene a la vista estos problemas al presentar el proyecto?

Estos problemas son los que hay que encarar, pues de ellos surgen los argumentos que escucha la gente y que con habilidad esgrime la derecha. Todos andan buscando ángulos nuevos y se usan menos conceptos que antes se daban por seguros y que hoy ya no son aceptados. En este sentido, la derecha ha sido muy creativa, ha trabajado en esto. En la próxima campaña veremos el despliegue de nuevas formas, las cuales aunque sean solamente formas, persuaden a una parte de los trabajadores.

Antes de este proyecto, se impulsó el estatuto laboral juvenil, ¿qué explica esta actitud ofensiva o decidida de la derecha?

En Estados Unidos, la derecha está saliendo finalmente de la crisis cíclica. Luego de nueve años, sorprendentemente, EU muestra que ha logrado un record de ocupación que no se veía desde 1945, aunque haya formas de desocupación escondidas y sobretodo malos salarios. No hay una recuperación completa, pero con esta victoria están saliendo de la crisis. En España ya pasó lo peor. Alemania nunca cayó muy bajo. Inglaterra -pese al Brexit- tampoco estuvo en el suelo. En Chile,la derecha experimentó una derrota política: la pérdida del gobierno, luego del primer periodo de (Sebastián) Piñera, la pérdida del Parlamento con consecuencias hasta el día de hoy, y la baja muy acentuada de los partidos de derecha, más la aparición de un foco neofascista. Hoy tenemos una recuperación muy notoria, la UDI (Unión Demócrata Independiente) perdió mucha votación y también RN (Renovación Nacional). Pero se han ido recuperando con la elección de Piñera. No han superado del todo el cuadro anterior, pero pueden razonablemente confiar en que pueden lograrlo. La derrota no fue definitiva, incluso pese a la aparición de Evópoli y José Antonio Kast. Esto les da aliento, y también las crisis de los gobiernos progresistas en América Latina. A la derecha se le confirma la certeza de que el camino va por los cambios que ya han comenzado, como la renovación de su plana mayor, en el caso de UDI y de RN. Por ejemplo, los más visibles, Pablo Longueira o Jovino Novoa, han desaparecido. Han confiado en la renovación de sus dirigentes, han aceptado los cargos que se les han hecho y están, en resumen, en condiciones para ir a dar la pelea por un nuevoperiodo de gobierno.

elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.