Los pensionados, que cotizaron más de 30 años de su vida laboral, el 50% de ellos tienes una pensión menor a $246.000, cantidad inferior al ingreso mínimo.

Ricardo Klapp Santa Cruz. Integrante de la Coordinadora No+Afp Provincia Cordillera. 17/05/2019. Las pensiones de las AFPs son el fracasado institucionalizado. Fueron  impuestas a sangre y fuego durante en dictadura y prometieron pensiones sobre el 70% de los salarios y actualmente son menores del 30% para los hombres y 22% para las mujeres. Los jubilados vivimos en condiciones precarias. Nuestras pensiones, en promedio son menores de 150 mil pesos. Nuestro poder de compra de medicinas, se duplican a nuestros años.

Un aumento de las cotizaciones de un 10% a un 14%, no impactaría en la mejoría de las pensiones actuales ni futuras. La propuesta del gobierno empresarial de Piñera solo mejorara las ganancias de los dueños de las AFP.

El año pasado, el 50% de los 684 mil jubilados por vejez obtuvimos una pensión inferior a $151.000, y serían menores si no se sumara el aporte previsional del Estado. Las pensiones, de las personas que jubilaron el año pasado, solo autofinanciaron pensiones inferiores a $48.000.

Los pensionados, que cotizaron más de 30 años de su vida laboral, el 50% de ellos tienes una pensión menor a $246.000, cantidad inferior al ingreso mínimo. La mitad recibe menos del 20% de su último sueldo, alcanzando a un 40% con el aporte previsional Solidario.

El aumento al aporte previsional Solidario que promete el gobierno comenzara el años 2024. No se ha analizado los perjuicios sociales como la rentabilidad, esperanza de años de vida, la precarización laboral, solo les interesa el lucro empresarial.

Nos movilizamos para terminar con los abusos y el uso de nuestro ahorro forzoso para inversiones en empresas que dañan el medio ambiente, tienen prácticas antisindicales y que se coluden para encarecer nuestras vidas. Se abusa con el cobro de comisiones y otros gastos confusos y sin información clara. Si los trabajadores fuésemos propietarios de nuestras pensiones, deberíamos decidir sobre el modelo de pensiones.

El desinformado TPP, tratado que pone en riesgo nuestra soberanía, también arriesga los montos de nuestros fondos previsionales.

Las AFP, quieren que los trabajadores coticen más, y que se jubilen más viejos, quieren más plata para gastos en publicidad, avisaje en medios, sueldos y lobby. Prometen mejores pensiones para 20 o 30 años más. Vuelven a engañar al pueblo, con promesas que con su avaricia, no pueden cumplir.

El pueblo, mayoritariamente esta contra las AFP, quieren jubilaciones dignas y tenemos que ser críticos y autocríticos para enfrentar a las AFP. No basta que la Coordinadora No+Afp, sea solo de trabajadores, cuyas cúpulas sindicales están actualmente movilizando a muy pocos de sus afiliados.

No basta que se promueva el cambio de Fondo al E, si con eso, no se derrumba el modelo. No basta solo enviar proyecto de Ley, si la derecha y sus aliados son manejados por las AFP en el Parlamento como en el Gobierno.

Los medios transnacionales de noticias, han creado una realidad informativa de penetración de montajes de sus ideas, para crear las condiciones del de sentido de la lucha social y que ha consolidación una hegemonía de las multinacionales sobre los seres humanos

Hay que democratizar la Coordinadora y transformarla en una Coordinadora Social, que integre a todos y todas en la lucha contra este modelo económico social y cultural que nos oprime.

Se necesita cuidar los liderazgos que han luchado en la práctica contra las AFP. Discutir desde las bases el quehacer movilizativo, ya que esta lucha no es sólo de argumentación técnica y económica. Es fundamentalmente contra el flagelo social, que ha empobrecido a los viejos y viejas de nuestra patria.

Foto: Sergio Cárcamo
elsiglo.cl