Sábado 20 de Julio del 2019

Más articulos

La democracia en Estados Unidos

Por: Atilio Borón. - Un nuevo aniversario de la independencia de Estados Unidos constituye una ocasión propicia para someter a consideración la imagen que las clases dominantes de ese país ofrecen al mundo. Gracias a una intensa y sostenida campaña propagandística aparece como la tierra de la libertad y la de


Duro reproche de Venezuela a Bachelet: que corrija su informe

Duro reproche de Venezuela a Bachelet: que corrija su informe.Se le dijo: “Usted sabe que el informe (de DDHH) no refleja la realidad de lo que vio”. Se afirmó que el texto tiene visión selectiva y parcializada, “carente de rigor científico”.


70 observaciones de Venezuela al informe de Bachelet

70 observaciones de Venezuela al informe de Bachelet. Controversial análisis de la Comisionada de Derechos Humanos de la ONU que se suma a batalla política internacional en contra de proceso venezolano.


Última aberración imperial: Estados Unidos prepara «Guaidós» para Cuba

Última aberración imperial: Estados Unidos prepara «Guaidós» para Cuba. Hay que estar sencillamente desesperado para insistir, tras el fracaso en Venezuela, en la creación de líderes para subvertir gobiernos. Pero el doctorado de la aberración en la Casa Blanca llega con la pretensión de fabricar Guaidós, nad


Oposición venezolana generó grave crisis en la OEA

Oposición venezolana generó grave crisis en la OEA. Uruguay se retiró del organismo. Nueve países cuestionaron legalidad de presencia de contrarios al gobierno bolivariano en la Asamblea del organismo. México y otros nueve países impugnaron hoy la presencia de la oposición venezolana en la Asamblea General d


Hugo Fazio habló del abierto ataque de Trump a Cuba

 

Hugo Fazio habló del abierto ataque de Trump a Cuba

Este recrudecimiento de políticas agresivas de EU exige la respuesta desde todos los países, en nuestro caso particularmente las que tienen una repercusión directa en la región.

Hugo Fazio. Economista. 02/05/2019. El gobierno de Donald Trump anunció oficialmente que a partir del 2 de mayo entrará en vigencia el artículo III de la Ley Helms-Burton, lo que permitirá a empresas estadounidenses presentar reclamaciones ante los tribunales del país demandando por los bienes que poseían en 1959 antes de los inicios de la revolución cubana. Este articulado, diferentes gobiernos en el curso de dos décadas, incluido el propio de Donald Trump, suspendieron semestralmente su aplicación, ya que fue aprobada en 1996 durante la presidencia de Bill Clinton. “Después de 22 años de retrasos –expresó Mike Pompeo, su secretario de Estado-, los estadounidenses por fin tendrán una oportunidad de justicia. El título III –agregó- se suspendió con la esperanza de que el régimen cubano emprendiera una transición a la democracia. Pero la Administración de Donald Trump reconoce la realidad, que los dictadores ven la conciliación como una debilidad” (17/04/19). La decisión fue impugnada por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel. “Nadie va a arrebatarnos, ni por la seducción ni por la fuerza –expresó a través de Twitter-, la Patria que los padres nos ganaron de pie” (18/04/19).

De esta manera, EEUU plantea abiertamente la extraterritorialidad de sus leyes e inicia otro capítulo de sus guerras económicas, que continúa teniendo en el conflicto con China su expresión de mayores repercusiones globales. La formulación de la ofensiva anticubana fue efectuada por el asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, John Bolton, en el hotel Baltimore de Miami, en una actividad organizada por la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos, en la presencia de numerosos exiliados cubanos y venezolanos. Fue en Miami donde también intervino en febrero el propio presidente estadounidense en los días previos a la fracasada jornada de introducir ayuda calificada de humanitaria a Venezuela, en que explicitó claramente los propósitos políticos perseguidos con dicha actividad. El que los anuncios hayan sido en esta oportunidad realizados por Bolton indica que las amenazas se vinculan a la agenda de la “seguridad nacional” estadounidense, supuestamente afectada por la existencia de los regímenes existentes en Cuba y Venezuela, así como considerando los eventos electorales futuros a enfrentar por Donald Trump y la importancia que le asigna a ganar respaldo en los exilios latinoamericanos residentes en el estado de Florida.

En su discurso Bolton no se limitó a plantear la vigencia de los mencionados títulos de la Ley Helms-Burton sino añadió otras medidas entre ellas las restricciones a los viajes a Cuba de turistas estadounidenses y a las remesas de recursos efectuados desde Estados Unidos a familiares en la isla. “Estas nuevas medidas –enfatizó Bolton- ayudarán a quitarles los dólares americanos al régimen cubano” (18/04/19). Los viajes de ciudadanos de EEUU a Cuba fueron liberalizados durante la administración de Obama, con anterioridad se encontraban prohibidos con la excepción de que fuesen visitas a familiares. “La nueva política hacia Cuba regresa a la vieja paradoja de la derecha republicana –comentó el historiador Rafael Rojas- de promover el capitalismo, cerrando las vías externas por las que ese capitalismo puede producirse”, dado que también afectaría a esferas mercantiles que buscan desarrollarse al interior de Cuba.

Se trata de decisiones, comentó Cuba Study Group, organización critica del régimen cubano pero favorable a acercar posiciones entre ambos países, las cuales estimulan el “enfoque aislacionista que ha probado ser inefectivo durante seis décadas. Las restricciones a las remesas –añadió- dañaran a las familias y a los actores de la sociedad civil en Cuba (…), además de la formación de capital para el sector privado”. Concluyendo que “es muy posible que tenga el efecto contrario” al buscado por la Casa Blanca. Las decisiones anunciadas, manifestó el embajador de la Unión Europea en La Habana, Alberto Navarro, en el mismo sentido, que ellas no solo atentan “contra las empresas extranjeras, que tienen leyes antídoto y mecanismos para defenderse, sino sobre todo contra el pueblo cubano y el incipiente sector privado, para el que la restricción de los viajes y las remesas son fatales” (28/04/19).

Las medidas adoptadas por las autoridades estadounidenses adquieren las expresiones más variadas. A comienzos de abril caducaron un acuerdo que se podía poner en vigencia suscrito en diciembre de 2018 para que las Grandes Ligas del Béisbol pudiesen contratar a beisbolistas cubanos. El argumento dado es que ello favorecería a La Habana. La decisión fue adoptada por el Departamento del Tesoro, anulando que la contratación podía efectuarse cancelando una prima a la Federación Cubana de Béisbol.

“El tono del gobierno de Estados Unidos contra Cuba –manifestó Raúl Castro ante el Parlamento- es cada vez más amenazante. Para hablar en buen cubano –agregó-: la crudeza del momento nos obliga a establecer prioridades bien claras y definidas, para no regresar a los momentos difíciles del Periodo Especial”, a principios de los años noventa (15/04/19). Por ello, advirtió el país debe prepararse para enfrentar un lapso de escasez y dificultades.

Igualmente Bolton anunció nuevas sanciones en contra del Banco Central de Venezuela, intensificando así las acciones dirigidas a afectar los mecanismos de financiamiento internacional del gobierno encabezado por Nicolás Maduro “Quien anuncia esa medida en Miami –recordó Rafael Rojas- es el mismo que hace poco proponía el envío de cinco mil soldados a la frontera entre Colombia y Venezuela y el mismo gobierno que ya se queja abiertamente de la incapacidad de su aliado, el presidente Iván Duque, para reducir el narcotráfico” (19/0419).

Esta determinación, que obviamente no tiene efectos directos en la propiedad al interior de Cuba y fue tajantemente rechazado por sus autoridades, permite demandar en los tribunales estadounidenses a empresas extranjeras presentes en su territorio y uno de sus objetivos es también paralizar nuevas inversiones extranjeras. La Unión Europea y Canadá en una declaración conjunta se comprometieron a “proteger los intereses” de sus empresas ante la Organización Mundial de Comercio”. En Cuba las primeras empresas extranjeras en reaccionar fueron la cadena hotelera española Meliá y la transnacional francesa Pernod Ricard asegurando públicamente que seguirán funcionando con normalidad.

“Muchas empresas europeas y españolas –editorializó El País- están utilizando bienes expropiados sesenta años atrás, legítimamente adquiridos y con autorización legal. Reactivar ahora una cadena de reclamaciones históricas –añadió- (…) solo pueden entenderse como una parte de la estrategia política y comercial de Trump que mezcla el proteccionismo reaccionario con el nacionalismo económico más rancio. Llega además en un momento especialmente inoportuno cuando el Consejo de Ministros de la UE (Unión Europea) aceptó la apertura de las negociaciones comerciales con Estados Unidos. Pero esta es la táctica preferida de Trump golpear y presionar antes de iniciar una negociación. Para la economía cubana –concluyó- significa un aumento de la incertidumbre que retraería a los inversores y frenaría el crecimiento: para Bruselas plantea un dilema. Puede seguir el criterio de esperar y ver, o el de activar el reglamento de bloqueo que permite a los tribunales europeos rechazar las sentencias estadounidenses o contraatacar frenando las negociaciones comerciales previstas” (21/04/19).

España a través de su ministro de Exteriores, Josep Borrell, había expresado al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, antes de anunciarse la medida la oposición al endurecimiento del embargo. “Hemos hablado –manifestó- de la posibilidad de que se aplicara el capítulo III de la Ley Burton a Cuba, y ya sabe Estados Unidos que estaríamos radicalmente en desacuerdo los europeos y España en particular” (02/04/19). La suspensión duraba hasta pocos días después de la entrevista, pero Pompeo anunció que se extendería hasta el primero de mayo. Reiterando Borrell en ese momento el rechazo de España y de la UE a una decisión “que podría provocar daño a los inversiones españoles. Hay una cuestión de principio –agregó- , que es que nos negamos a aceptar la extraterritorialidad de las leyes norteamericanas, creemos que sería un abuso de imponer normas a los demás” (04/04/19). Cuando se aprobó la ley, la UE se opuso al capital III y denunció a Washington ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). La querella se retiró con el compromiso de Washington de mantener la disposición suspendida, decisión que durante marzo la administración Trump desahució y comunicó el término de esta obligación.

Ante la inminente medida de poner en vigencia la ley, la Comisión Europea (CE) comunicó a Washington que de ponerse en ejecución procedería a denunciarla a la OMC. En la comunicación dirigida a Mike Pompeo se le advirtió que se adoptarán todas las represalias posibles en caso de ser perjudicadas empresas europeas en Cuba, considerando que se apliquen medidas similares a empresas estadounidenses presentes en territorio europeo. La comunicación fue suscrita por Federica Mogherini, vicepresidenta de la CE y alta representante de Política Exterior de la UE, y Cecilia Malmström, comisaria europea de Comercio. “La UE se vio obligada –expresan en la misiva- recurrir a todos los instrumentos a su disposición, incluida la cooperación con otros socios internacionales para proteger sus intereses. Si una cadena de hoteles estadounidenses –ejemplifican- (…) reclama (compensación) a una cadena europea ante tribunales de EEUU (…), la europea podría reclamar la misma compensación a la estadounidense ante un tribunal europeo y hay que apuntar –concluyen- que la inmensa mayoría de los ciudadanos denunciantes, que suman el 70% del valor de las reclamaciones certificadas, tienen activos en la UE” (17/04/19).

El ejemplo colocado tiene presente que inversiones europeas, particularmente españolas, controlan el 71% de las habitaciones de hotel en Cuba explotadas por capitales extranjeros. Entre ellas se encuentran Meliá, Iberostar, Barceló y NH. Anunciada la suspensión, España demandó por escrito a Bruselas que tome en cuenta la adopción de medidas punitivas extraterritoriales las cuales son incompatibles con negociaciones comerciales como las en principio proyectadas entre EEUU y la UE. La misiva solicita que se suspenda de inmediato cualquier negociación si EEUU adopta nuevas medidas al margen de la OMC. Y va más allá al añadir que no se lleven a efecto de no cumplir EEUU con los compromisos a que se obligó en el acuerdo de París sobre cambio climático.

Simultáneamente, en otro escenario de su política agresiva global, la Administración estadounidense intensificó las presiones en contra del régimen iraní. También a partir del dos de mayo pondrá fin a las suspensiones de seis meses establecidas a algunos países sobre sus ventas de petróleo. “El presidente Donald Trump –expresó el comunicado de la Casa Blanca- ha decidido no renovar las Excepciones de Reducción Significativa cuando expiran a principios de mayo. Esta decisión busca llevar las exportaciones de petróleo iraní a cero, negando al régimen su principal fuente de ingresos” (23/04/19). Tres de los ocho países a los cuales se les concedió el plazo de 180 días para que readaptaran sus compras le pusieron punto final (Italia. Grecia, Taiwán). No lo hicieron Japón, Turquía, Corea del Sur, China e India.

Washington en su comunicado aseguró que con Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos adoptarán medidas para garantizar el suministro global de petróleo. Irán es integrante de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que tiene como uno de sus miembros clave a Arabia Saudí, por tanto de cumplir con la acción indicada por la Administración estadounidense crearía un conflicto al interior de esta organización. “Puesto que las sanciones en cuestión son ilegales por principio -replicó el Ministerio de Asuntos Exteriores iraní-, la República islámica no daba ni da ningún valor ni credibilidad” a la determinación anunciada. Reafirmando que sobre este tema continuará “conversando permanentemente”, con los países que rechazan esta política de sanciones, entre los cuales están los otros suscriptores del acuerdo con Irán del cual Trump unilateralmente se retiró (China, Rusia, Alemania, Francia y el Reino Unido).

Como declaró el canciller cubano, Bruno Rodríguez, “el mundo no puede permanecer impasible mientras se convoca a destrozar países impunemente (…) debe actuarse antes de que sea demasiado tarde” (24/04/19).

Publicado por: elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.