Jueves 25 de Abril del 2019

Más articulos

El suicidio de Alan García

El suicidio de Alan García. Nadie en su sano juicio, podría decir que Alan García fue víctima de una persecución. Ni que los cargos enarbolados por la justicia contra él, fueran motivados por razones de orden político.


Pesar por muerte de Nazario Chamorro

Pesar por muerte de Nazario Chamorro. Fue dirigente del Partido Comunista en Constitución y exintegrante de los conjuntos Cuncumén y Chamal. Enorme pesar ha generado en el partido Comunista, el fallecimiento del dirigente de dicha colectividad en la ciudad de Constitución –región del Maule- Nazario Chamorro


Masiva participación en Paro Nacional Activo

Masiva participación en Paro Nacional Activo. Unas 80 mil personas marcharon este jueves en Santiago. Más de 35 marchas en todo el país. Organizadores dijeron que la jornada fue “un éxito”. Detener la agenda regresiva del Gobierno, parar las alzas y los abusos, y defender el trabajo eran algunas de las consi


La sentida carta de Miguel Lawner a su compañera

La sentida carta de Miguel Lawner a su compañera. Recibido el Premio Nacional de Arquitectura, el destacado profesional decidió escribirle a su fallecida esposa, también destacada arquitecta. Querida Anita, mi amor: Esta sería la carta N° 24 enviada a ti, considerando que tu numeraste la correspondencia que


Gabriela Mistral, una voz digna de Nuestra América

Por: Lautaro Cotal Rojas. A propósito de la actuación pro golpe de estado en Venezuela en la que se ha embarcado el gobernante chileno trastocando conceptos y principios es pertinente recordar un artículo escrito por Gabriela Mistral el año 1931 y publicado en Nueva York. "La cacería de Sandino, el general de


La sentida carta de Miguel Lawner a su compañera

 

La sentida carta de Miguel Lawner a su compañera

Recibido el Premio Nacional de Arquitectura, el destacado profesional decidió escribirle a su fallecida esposa, también destacada arquitecta.

Santiago. 04/2019.Carta Abierta a Anita.

Querida Anita, mi amor:

Esta sería la carta N° 24 enviada a ti, considerando que tu numeraste la correspondencia que intercambiamos cuando yo permanecía recluido en Isla Dawson y la anterior, N° 23 está fechada el 20 de Mayo de 1974, enviada desde la Isla.

Creí necesario reanudar nuestra correspondencia, para darte a conocer una noticia espectacular.El viernes 5 de abril recién pasado, el Directorio Nacional de nuestro Colegio de Arquitectos, me confirió la distinción de Premio Nacional de Arquitectura 2018-2020.

Este es un Premio tanto tuyo como mío. Es un Premio a la generación de la Reforma del 46 en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile, con quienes compartimos la educación, las prácticas académicas, profesionales, institucionales y gremiales.Pero, por sobre todo,es un premio a quienes compartimos los ideales de una arquitectura y un urbanismo para todos. Ninguno de nosotros desertó de sus convicciones. Algunos asumimos compromisos políticos y sociales, otros no, pero jamás se debilitó nuestra amistad y respeto mutuo.

¡Qué satisfacción y que orgullo!  Por eso, tal como lo expresaron varios de quienes llegaron a nuestro departamento cuando se enteraron de la noticia: este Premio es de todos.

Es el momento de recordar a los maestros que contribuyeron a nuestra formación: los Decanos Héctor Mardones Restat y José Martínez. Los profesores que guiaron nuestra carrera: el arquitecto húngaro Tibor Weiner, quién nos transfirió sus experiencias en la Bauhaus; el médico José García Tello, pionero de la ecología en Chile, el historiador José Ricardo Morales Malva, el inolvidable Camilo Mori, guiando nuestros primeros pasos en el dibujo y la acuarela, los sólidos maestros en las materias de Construcción y Estructuras: Francisco Aedo y Raúl Veliz;Guillermo Ulriksen y Moisés Bedrak, educándonos en la unidad de Urbanismo y Arquitectura; los profesores de Taller Mauricio Despouy, Santiago Aguirre y Simón Perelman, que guió nuestro proyecto de título. Mis excusas a quién haya omitido injustificadamente.

Desde antes de egresar de la Escuela, asumimos nuestro compromiso con las familias sin casa, residiendo en esos años en las llamadas poblaciones callampas, adyacentes al Zanjón de la Aguada o en la rivera Norte del río Mapocho.  Nuestros proyectos de título fueron una respuesta a esas demandas y cuando se sucedieron las tomas de terreno en las décadas del 50 y 60, allí estuvimos para asistirlos técnicamente. Así nacieron la población La Victoria, la Santa Adriana y la 22 de Julio.

Ambos, fuimos nominados por el Presidente Allende en altas responsabilidades de gobierno y supimos cumplir nuestras tareas con honor. ¡Que orgullo recorrer tantos conjuntos habitacionales próximos a cumplir 50 años y que aun lucen impecables!

Fui detenido después del golpe militar y enviado a la Isla Dawson. Afrontaste mi ausencia con serenidad. Nuestro amor se acrecentó y me ayudó a sobrellevar los malos tratos. En horas tan difíciles pude ejercer el oficio de arquitecto, cuando el comandante del Campo aceptó nuestra propuesta de dedicarnos a restaurar una joya de la arquitectura austral: la Iglesia de Puerto Harris, hoy declarada Monumento Nacional.

Nos expulsaron de Chile y aterrizamos en un mundo mágico y solidario: Dinamarca, donde ambos pudimos ejercer como profesores de un programa destinado a jóvenes arquitectos extranjeros que llegaban allí becados para seguir un curso de post grado.Nos hicimos de amistades que han perdurado hasta hoy día.

Regresamos a Chile el año 1984 y reanudamos nuestro oficio junto a las tareas de la resistencia contra la dictadura. Asistimos al renacimiento de Bel Arquitectos, junto a nuestro socio de siempre: Pancho Ehijo.

El destino quiso que fallecieran a temprana edad nuestros maravillosos hijos. Luego nos dejaste tú, cuya ausencia y la de los hijos está disminuida por el cariño de nietos, de bisnietos y de un enorme número de amigos que se multiplican en un apoyo incondicional.

Estamos cosechando lo que sembramos: amor y solidaridad. ¿Puede haber algo más hermoso en la vida que el auténticoreconocimiento de tantos y tantas?

No tengo palabras suficientes para agradecer a quienes impulsaron mi candidatura y prepararon con maestría mi presentación ante el Directorio Nacional de nuestro Colegio de Arquitectos: los jóvenes profesionales Fernando Toro y Javiera Martínez, que me han acompañado durante los últimos años, en la lucha por rescatar los bloques sobrevivientes de la Villa San Luis de Las Condes. Mis agradecimientos se hacen extensivos al grupo de colegas y compañeros encabezados por Mario Neira, José Luis Sepúlveda, Patty Henríquez, Nelson Morgado, las infatigables Aglae Casanova, Paz González, María Angélica y otros, que desplegaron múltiples iniciativas destacandonuestro compromiso profesional. No puedo omitir a quienes, a estas alturas, no sé si llamarlos hijos o hermanos: el inigualable Lucho Vera y su esposa la Ximena Bórquez.

El destino quiso que compitiéramos en la última etapa del Premio, con un amigo entrañable y compañero de nuestra generación: Osvaldo Cáceres, meritorio hace años de haber obtenido este galardón. De alguna manera esta situación me incomodó, pero no tenía forma de evitarla. Como quiera que sea, siento que este Premio también es del infatigable y talentoso colega Osvaldo Cáceres.

Aprovecho esta carta para agradecer los múltiples mensajes de felicitación, congratulándonos por este prestigioso Premio, que tiene el mérito de ser otorgado por nuestros propios pares. Como cabía esperarlo, tu Anita, estás presente en muchos de dichos mensajes.

Me es imposible responder a cada uno, como debiera hacerlo. Es una tarea imposible. Espero reparar esta omisión por vía de esta carta dirigida a ti: mi inolvidable esposa, compañera y colega.

Un beso mi amor. Sé que compartes nuestra inmensa alegría, estés donde estés.

Miguel.

Publicado por: elsssiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.