Jueves 18 de Julio del 2019

Más articulos

Reseña de la novela "El día que vuelva a casa"

Leonarda Caroca Fuenzalida, la autora de la novela "El día que vuelva a casa", nació en Chile el año 1941, es profesora de Castellano titulada en la Universidad de Chile, Educadora Especial Pedagógico Estocolmo, Suecia, Magister en Educación Especial UMCE Chile. En 1977 se radica en Estocolmo, Suecia, como Pr


CAFE CONCERT Samuela Burenstrand y su banda de jazz

CAFE CONCERT - EL PUENTE Presenta a: Samuela Burenstrand y su banda de jazz. Samuela, cuya voz y carisma no te puedes perder, es la solista del grupo Black Oak y de la Orquesta escandinava Glenn Miller. Sábado 15 de junio a las 18:00 hrs. Federación Victor Jara, Pontonjärgatan 36 B, Fridhemsplan, Estocolmo


Cine Alternativo Un siglo por Chile

“Un Siglo por Chile” resume en 82 minutos los 100 años del Partido Comunista desde su formación en Iquique. El documental de la realizadora María Isabel “Coti” Donoso, relata el siglo a través de imágenes históricas y testimonios de antiguos y nuevos militantes y en este desfile vemos a José Balmes, Tomás Mou


Por Norton Robledo: ERAS DE LUZ Y DE PALABRAS

Por Norton Robledo: ERAS DE LUZ Y DE PALABRAS. A mí madre Encarnación del Transito Robledo Norton Robledo Yo camino por un lugar de la memoria el árbol se acuerda perfectamente de su brote Luis Vidale El 25 El 25 de junio de 1909 nació mi madre Encarnación del Transito Robledo Araya, era del signo Cáncer, y


Ánimas de día claro en Estocolmo

Por: Enrique Durán B. El Sábado 13 de Abril asisitimos a una función de teatro muy especial, conmovedora. Especial, porque se presentaba una obra chilena ”Ánimas de Día Claro” de Alejandro Sieveking, traducida al idioma sueco y realizada por el Grupo de Teatro STUDIO 32 de la ciudad de Uddevalla, en el escena


El centenario de Isidora Aguirre

 

El centenario de Isidora Aguirre


“Isidora Aguirre no fue neutral, porque le eran desconocidas la indiferencia y la conformidad ante las injusticias y las desigualdades sociales”.

“Militante comunista hasta la médula, Isidora Aguirre

                           nunca dejó de estar, en el momento justo, e hizo lo

                         justo, aquello que su conciencia le dictó como

                           correcto”

                               Luis Sepúlveda Calfucura, Gijón 27 febrero 2011

Iván Ljubetic Vargas

Historiador del Centro de Extensión e Investigación Luis Emilio Recabarren, CEILER.

23/03/2019. Isidora Aguirre Tupper  nació en Santiago el 22 de marzo de 1919.  Hija de  Fernando Aguirre Errázuriz y la pintora doña María Tupper Huneeus (1893-1965).

Fue alumna del Colegio Jeanne D’Arc de la capital. Después, entre 1937 y 1939 hizo estudios de trabajo social y de literatura, piano, ballet moderno y dibujo (1937-39).

DESDE LOS SEIS AÑOS

Isidora recordaba que: “Creo que fue a los seis años que escribí un cuento que después empastamos. Se llamaba ‘Los anteojos de Pepito’ y eran tres páginas con la letra muy grande. No volví a escribir cuentos hasta los quince años, cuando Marta Brunet,  amiga de mi madre, me encargó la página infantil de la revista Familia”

En 1938 publicó una recopilación de ocho cuentos infantiles

En 1940, a los 21 años de edad, se casó con Gerardo Carmona, un refugiado de la guerra civil española. Vivió cinco años en el campo. Después  se fue con su esposo a París. En la capital francesa comenzó a ganarse la vida como ilustradora, al tiempo que seguía estudios de teatro y cine.

En 1948,  Isidora Aguirre escribió una novela para niños.

DEDICADA AL TEATRO POR COMPLETO

Retornó a Chile.  En un trolebús se encontró  con el actor y director de teatro Hugo Miller. Ese casual encuentro fue decisivo   para definir su vocación y dedicarse por completo al teatro.

En 1952 se inscribió en un curso de  dramaturgia, dictado por Hugo Miller  en la Academia Chilena del Ministerio de Educación.  Ello fue el inicio de su total entrega  a la actividad teatral.

BAJO EL ALERO DEL TEATRO DE LA U. DE CHILE

Como ocurrió con gran parte de los dramaturgos chilenos en  las décadas de 1950 y 1960, la carrera de Isidora Aguirre se inició bajo el alero de los teatros universitarios, que, a partir de la década de 1940,  generaron un cambio tanto cualitativo como cuantitativo en la actividad teatral chilena. Con la fundación del  Teatro Experimental de la Universidad de Chile (TEUCH) en 1941 y del  Teatro de Ensayo de la Universidad Católica TEUC) en 1943, empezó a desarrollarse una práctica teatral profesional caracterizada por un mayor rigor artístico y técnico. Ello a diferencia del teatro comercial producido con anterioridad. Ello fomentó la producción de obras y la formación de nuevos grupos teatrales, como de un público consumidor de ese tipo de teatro en el país.

COMEDIAS, DRAMAS Y LA PÉRGOLA

En 1955, Isidora Aguirre estrenó sus primeras comedias “Carolina” y “La dama del canasta”. Pero muy pronto se dedicó al teatro comprometido, corriente a la que pertenece buena parte de su producción.

Para expresar la protesta social, experimentó con diversos estilos teatrales: comedia, comedia musical, farsa,  obras históricas, obras testimoniales y teatro popular.

En 1959, estrenó su primera tragedia: “Población Esperanza”. Una obra  de marcado contenido social,  escrita conjuntamente con el novelista  Manuel Rojas.

En 1960 escribió “La Pérgola de las Flores”. Constituyó un gran éxito. Esta obra le abrió las puertas de la fama. Ha tenido muchas puestas en escena. Fue llevada al cine con el mismo nombre por el director uruguayo-argentino  Romás Viñoly Barreto en el año 1955.

UN TEATRO COMPROMETIDO CON EL PUEBLO

En los años 60 y paralelamente a las radicales transformaciones sociales que vivían Chile y Latinoamérica, Isidora Aguirre afiló su pluma y agregó a su producción un nuevo desafío: mostrar la vida de otros sectores marginados —indígenas, pobladores, trabajadores de basurales— a través del profundo trabajo de investigación documental y observación en terreno que ya era parte de su estilo.

Escribió así obras que mostraban como ninguna otra la vida de miles de personas explotadas, desplazadas, masacradas por su origen de clase o etnia. Así fue la creación “Los Papeleros” y “Los que van quedando en el camino” (sobre la masacre de Ranquil de 1934), textos que forman parte de este archivo digital.

Isidora Aguirre expresó: “Asimismo, al escribir yo un teatro popular para estos grupos que traté de esos problemas, estoy “concientizando” –como lo hizo Recabarren en las salitreras a comienzos del siglo 20-  para instar a los obreros a reclamar por sus derechos”.

EN LA CAMPAÑA DE SALVADOR ALLENDE

Su compromiso político, influenciado por Bertolt Brecht, se incorporó a principios de los años 70 a la campaña de Salvador Allende con la realización del Teatro Experimental Popular Aficionado (TEPA), taller dirigido a sectores populares que tuvo dos grandes objetivos: acercar la cultura a grupos marginados y educar sobre las transformaciones del gobierno de la Unidad Popular. Con el TEPA Isidora Aguirre no “llevó la cultura” a la clase trabajadora, sino que entregó herramientas a los/as participantes de sus talleres para dialogar en torno a sus problemas, escribir sus propias obras de teatro y después actuarlas en presentaciones barriales ante cientos de personas que nunca habían visto una obra de teatro. Esta iniciativa se desarrolló al alero de la Universidad Técnica del Estado, hoy Universidad de Santiago de Chile, en el marco de programas de extensión universitaria.

DURANTE LA DICTADURA FASCISTA

Con el golpe cívico militar de 1973, Isidora Aguirre quedó despojada de sus antiguos espacios de trabajo, amistades. Fue exonerada la Universidad Técnica del Estado. Sus compañeros y compañeras actores, actrices, dramaturgos/as, directores/as y militantes fueron detenidos, desaparecidos, exiliados o muertos. No se sabe muy bien qué fue lo que la salvó, pero ella contaba un dato que puede explicarlo: “La pérgola de las flores” gozó de tanta y tan amplia recepción, que mucha gente la consideró una apología a la patria y a la identidad chilena. Dentro de quienes se inclinaron por la interpretación nacionalista y folclórica de la obra, estuvieron algunos militares. Ante los ojos de la Junta Militar y sus cercanos “La pérgola” era una imagen del país, un producto de exportación profundamente chileno y su autora una cultora inofensiva del teatro nacional. Eso decía Isidora Aguirre, que “La pérgola de las flores” la protegió y la mantuvo en Chile relativamente segura, trabajando, aunque mucho más sola y sin el proyecto político en el que ella había creído y por el cual luchó desde el teatro.
Permaneció en el país. Viajó por América Latina y  ejerció la docencia teatral en talleres de Quito, Cali, Bogotá y México.

EPOPEYA DEL PUEBLO MAPUCHE

Durante los 80 continuó creando. Fue la década que vio nacer su drama “Lautaro. Epopeya del pueblo mapuche”, obra que convocó a gran cantidad público, con Andrés Pérez en el rol protagónico y que volvía a poner en debate el conflicto mapuche. El año 86 salió a la luz “Retablo de Yumbel”, un montaje sobre la persecución de cristianos en el siglo III, pero que hacía alusión también a la represión política de la dictadura chilena y a la ejecución de 19 personas cuyos cuerpos fueron encontrados en la localidad de Yumbel, región del Biobío.

Isidora Aguirre confidenció: Para Los papeleros, pasé meses conversando con los que hurgan en los tarros de basura. Y Lautaro me significó llegar, a caballo, a reductos indígenas y vivir allí”.

 NOVELAS

Isidora Aguirre también escribió novelas para adulto. En 1987 apareció “Doy por vivido todo lo soñado”, que es la historia novela de su madre. En 1990, publicó “Carta a Roque Dalton”, dedicada al escritor y revolucionario salvadoreño, como al amor que tuvo con él en 1969, cuando ella fue miembro del jurado del  Premio Casa de las Américas y Dalton ganó el premio con su poemario”Taberna y otros lugares”.

Una cuarta novela fue “Santiago de diciembre a diciembre”, que es una historia de amor que transcurre en época del gobierno de Salvador Allende del golpe cívico-militar del 11 de septiembre de 1973.

DOCENCIA

Ejerció como profesora de Teatro Chileno y de Construcción Dramática en la Universidad de Chile. También enseñó en la Universidad Técnica del Estado y  en la Coporación Arrau.

UNA GRATIFICANTE EXPERIENCIA

Isidora Aguirre expresó: “Tuve también una gratificante experiencia al escribir, a pedido, la historia de las Juventudes Comunistas, en el estadio Nacional, espectáculo que dirigió Víctor Jara y al que asistieron 80 mil personas”. (Se refería al  acto realizado el 9 de septiembre de 1972)

FALLECIMIENTO

Isidora Aguirre Tupper falleció la noche del 25 de febrero de 2011 a causa de una insuficiencia pulmonar.

En forma póstuma fue publicada una quinta novela  suya, titulada “Guerreros del sur”, escrita en colaboración con Renato Peruggi y prologada por Andrea Jeftanovic. El libro está inspirado en  Lientur, el  toqui mapuche que venció a los conquistadores españoles en la  batalla de Las Congrejeras, el 15 de mayo de 1629.

FALTA DE RECONOCIMIENTO DE LA CONCERTACIÓN

A pesar de su inmensa obra, su espíritu progresista, su defensa de los derechos humanos y su actividad patriótica, los gobiernos de la Concertación de Partidos por la Democracia negaron en reiteradas ocasiones el Premio Nacional a Isidora Aguirre. Este hecho fue recordado por el dramaturgo Juan Radrigán en su discurso de obtención de dicho premio en 2012.

UNA COMUNISTA DE TODA LA VIDA

Con fecha sábado 26 de febrero de 2011, el Partido Comunista de Chile expresó su dolor por el fallecimiento de la escritora y dramaturga, Isidora Aguirre:

“Isidora Aguirre no fue neutral, porque le eran desconocidas la indiferencia y la conformidad ante las injusticias y las desigualdades sociales”.

“Enarboló siempre con orgullo su militancia comunista, y ejerció con rigor y extremo profesionalismo su misión en el teatro chileno, de cuya historia su extensa trayectoria es inseparable”.

“Extendemos este sentimiento de pesar a cada uno de los suyos, así como al mundo de las letras y particularmente del teatro, a sus innumerables amigos, a todas aquellas y aquellos con quienes compartió su vida y a los que acudió siempre para aprender del alma de su pueblo”.

PREMIOS Y DISTINCIONES

 Publicado por: elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.