Jueves 18 de Julio del 2019

Más articulos

Política de los consensos entra a otra etapa

Por. Hugo Fazio. Economista. Política de los consensos entra a otra etapa. El acuerdo entre el Ejecutivo con la directiva de la DC condujo a un nuevo momento la política de los consensos para llevar adelante regresivas reformas estructurales.


Asaltan y roban sedes del PC

Asaltan y roban sedes del PC. Desde la colectividad se informó de grave agresión que significó pérdidas en equipos y dinero. Esto se sumó a los asaltos a la revista The Clinic y a “Chile Transparente”.


Importantes renuncias a la Democracia Cristiana: anuncian voluntad de aportar a una “Casa Común del Progresismo”

Importantes renuncias a la Democracia Cristiana: anuncian voluntad de aportar a una “Casa Común del Progresismo”. Un conjunto de destacados cuadros dirigentes y militantes de la Democracia Cristiana han anunciado hoy, con motivo de una nueva conmemoración de la nacionalización del cobre, su decisión de renunc


Las precisiones de Guillermo Teillier, presidente del PC

Las precisiones de Guillermo Teillier, presidente del PC. Dirigente comunista salió al paso a agresiones y confusiones por comunicado de su partido sobre informe Bachelet. Además, le aclaró algunas cosas a la DC y a Heraldo Muñoz.


PC: Texto íntegro del comunicado sobre informe de Bachelet

PC: Texto íntegro del comunicado sobre informe de Bachelet. “Aparece necesario se aclare lo que pudiera entenderse como incongruencias, contradicciones, presunciones infundadas y generalizaciones” sobre Venezuela.


PC: “Nuestra más alta valoración” por proceso chino

 

PC: “Nuestra más alta valoración” por proceso chino

De visita en China, Lautaro Carmona, secretario general de la organización, dijo que “no existen modelos, pero sí hay referentes para tener en cuenta”.

Equipo ES. 16/03/2019. Una delegación del Partido Comunista de Chile, integrada por el secretario general, Lautaro Carmona, y el integrante de la Comisión Política, Juan Gajardo, participó en China en la vigésima reunión del Foro de Wanshou, en la que participaron diversidad de fuerzas políticas de Europa, América Latina y otras regiones.

En ese marco, hubo asimismo un encuentro del Partido Comunista de China, con partidos comunistas de Argentina, Perú, Brasil y Chile.

El tema “Construcción de la comunidad del futuro compartido de la Humanidad y el desarrollo del socialismo a nivel mundial” fue clave en el desarrollo de la actividad en Chile.

El siguiente es el texto completo de la intervención de Lautaro Carmona en ese evento:

Estimadas y estimados compañeros:

En primer lugar y a nombre del Partido Comunista de Chile  transmitimos nuestro saludo y  abrazo fraternal con profundo reconocimiento para el Partido Comunista de China, que durante estos días nos ha permitido conocer los avances del proceso de construcción socialista y vivir la experiencia de esta reunión del Foro de Wanshou. Tengo la certeza que  incrementará nuestro acervo de conocimientos, necesarios para los desafíos políticos que tenemos, de acuerdo a la realidad de nuestro país en el actual periodo de lucha por la democratización plena de nuestra sociedad.

Saludamos el próximo 70 Aniversario de la República Popular China, que se celebra en medio de los significativos avances del proceso socialista con peculiaridades chinas, dirigido por el Partido Comunista que encabeza su máximo dirigente, el compañero Presidente Xi Jinping.

No cabe duda, esto constituye decisivos avances para esta gran nación que cuenta con nuestra más alta valoración, pero también son un importante estímulo para quienes tenemos la convicción de que otro mundo es posible.

Sabemos que para la lucha que libramos hoy por la transformación y sin perder jamás la perspectiva socialista, no existen modelos, pero sí hay referentes para tener en cuenta.Cada  proceso es sin copia ni calco, cada cual tiene la obligación de pensar con cabeza propia y de acuerdo a su realidad emprender las batallas por construir conciencias para que las trabajadoras, los trabajadores y el pueblo protagonicen los cambios que con urgencia se reclaman para alcanzar conquistas en beneficio de las justas y bella causa que pone en el centro la mayor calidad de vida de las personas y la  realización plena de la comunidad humana.

La actual situación internacional se caracteriza por una criminal ofensiva intervencionista de EEUU, el  Imperialismo Norteamericano a través de  provocaciones injerencistas pisotea el valor universal que tiene cada pueblo en ejercicio de su soberanía: el derecho irrenunciable a la autodeterminación para decidir sobre su futuro.

Surgen contradicciones objetivas por el desarrollo del capitalismo en su fase neoliberal,monopolista y financiera que promueve la economía especulativa a todo evento.

Pero también se potencian nuevos bloques que cuestionan la hegemonía unipolar del imperialismo. Se reabre la esperanza para la humanidad amenazada por la acción del capitalismo salvaje. Esto destaca el alto valor humanitario y por la humanidad que juega China en el marco planetario.

EEUU aplica el mismo crimen que usa contra Cuba, impone un bloqueo económico criminal contra Venezuela, llevando adelante un intervencionismo sedicioso para desestabilizar el proceso bolivariano. En este afán no escatiman ningún recurso incluido la intervención militar, junto al abusivo uso de los medios de comunicación con control monopólico del gran capital, desata una sostenida guerra psicológica usando la desinformación y las falsas noticias.

Sus planes en contubernio con la reacción interna y el rol de Gobiernos subordinados son reconocidos impúdicamente por sus propios voceros. Pretenden  la apropiación de los recursos naturales, del petróleo, el oro, la biodiversidad y las riquezas de Venezuela.

Como pueblo conocimos la tragedia instigada por Estados Unidos. El golpe se impuso a sangre y fuego aplicando el terrorismo de estado con la consecuencia de asesinatos, detenidos desaparecidos, torturados, presos políticos, exiliados y sometimiento de los trabajadores con políticas que destruyeron derechos y conquistas históricas generando la más brutal brecha de la  desigualdad  de nuestra historia, a través de la híper explotación  en beneficio del gran capital nacional y de las trasnacionales. También fue una conspiración para el control de la gran minería del Cobre y de las Empresas del Estado, patrimonio construido por años en nuestro país. Generaron la “legalidad” para mantener hasta la fecha el modelo neoliberal extremo impuesto bajo dictadura fascista.

Esa experiencia trágica está presente en la decisión de levantar nuestra solidaridad con el Gobierno, el pueblo y el proceso bolivariano que por definición soberana llevan adelante.

La lucha por la PAZ, por el respeto irrestricto a la soberanía de los pueblos para ejercer la autodeterminación y definir su propio camino de desarrollo. Son principios irrenunciables que deben regir la convivencia multilateral que respete la diversidad de los modelos a nivel planetario.

La no intervención externa, la solución política  de los conflictos internos, deben imponerse por sobre la injerencia, la conspiración, la sedición genocida.

Desde la solidaridad y amistad entre los pueblos, debemos levantar las banderas por la PAZ y la coexistencia pacífica entre los estados.

La construcción de la comunidad del futuro compartido de la Humanidad y el desarrollo del socialismo constituyen una unidad inseparable, está demostrado que el capitalismo neoliberal y el imperialismo no tiene la voluntad para dar respuesta a este gran desafío.

La perspectiva socialista está directamente vinculada a las luchas por construir modelos de desarrollo que cada pueblo y país  enfrenta hoy día. 

Nuestras luchas exigen empleo estable, salario justo, derechos sociales y justicia social que disminuyan la brecha de la desigualdad. Sistema que asuma la Previsión como un Derecho y no como un negocio, que termine con el actual sistema de AFP. Equidad de género laboral, a igual trabajo igual salario. Fin del empleo infantil privilegiando el derecho a la educación que el estado debe garantizar. El capitalismo no quiere comprender que salarios justos, capacitación y el uso  de modernas tecnologías permiten mejor productividad que es condición para el crecimiento y un mayor PIB.

Debemos bregar por una sociedad inclusiva con derechos plenos para todas y todos, que termine con los valores machistas que someten y atentan contra los derechos y la dignidad de la mujer. Estamos firmemente comprometidos con el movimiento feminista que irrumpe para quedarse e imponer una convivencia progresista y con valores de humanidad.

Los derechos plenos de los pueblos originarios no tienen posibilidades en el capitalismo. 

El futuro compartido exige que cada país  potencie al máximo su soberanía económica pero vinculada al desarrollo. El desarrollo  implica crecimiento económico, pero el crecimiento  no siempre significa desarrollo, si  no existe una justa distribución de la riqueza.

Nuestros países necesitan un plan de industrialización que permitan agregar valor al procesamiento de sus riquezas naturales y no limitarse a ser productores y exportadores solo del sector primario.

El acceso a la educación universal y de calidad como un derecho, que termine con la educación como mercancía. Potenciar la inteligencia enriquece las sociedades. Los pueblos cultos están más cerca de ser libres. Esto reclama inversión científica y capacitación permanente. Inversión en infraestructura.

La lucha por el socialismo, se vincula con el desarrollo sustentable, en que el crecimiento conviva con la preservación del medio ambiente. Enfrentar el irreversible drama del sobre calentamiento global. Esto  obliga a un rol central del Estado para enfrentar la crisis energética, la crisis hídrica que implica escasez de agua y el resguardo del medio ambiente. Para el capitalismo salvaje recursos naturales y los derechos de las personas solo son medios para incrementar su acumulación sin límites.

Al fin el socialismo es la sociedad que tiene en el centro el desarrollo integral del ser humano y su felicidad como parte sustancial de su calidad de vida.

De acuerdo a  las particularidades de nuestro país, reafirmamos valores vigentes del proceso que encabezó la Unidad Popular de cambios con la perspectiva del socialismo a la chilena, con empanadas y vino tinto.

Dos factores insustituibles y estratégicos  en el proceso para cumplir esta  misión histórica son: 1) LA UNIDAD, en función de un programa construir la amplia unidad, en la diversidad, que no requiere que alguien renuncie a su identidad. 2) EL PARTIDO, la certeza de su política, el conocimiento riguroso de la realidad; el enraizamiento en las masas. Se levanta como fuerza de ejemplo por su vocación y consagración a la lucha, con alta moral revolucionaria, combatiendo toda descomposición reñida con los valores y principios comunistas.

Siempre junto, con y desde el pueblo, con el legado de Salvador Allende reafirmamos, en esta lucha: Más temprano que tarde  abriremos las grandes alamedas por donde pase la mujer y el hombre  libre construyendo su destino.

Muchas gracias.

 Publicado por: elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.