Jueves 22 de Agosto del 2019

Más articulos

“La flexibilidad de jornada es conveniencia del capital”

“La flexibilidad de jornada es conveniencia del capital”. José Cademartori dijo que “el empresariado confunde la calidad de vida con flojera cuando se trata de la vida del trabajador”. En una entrevista-conversación, el economista José Cademartori, ex Ministro de Economía del gobierno de Salvador Allende, y


Halter analizó a la juventud y el auge del nacionalismo

Halter analizó a la juventud y el auge del nacionalismo. Jean Pierre Halter es un sociólogo francés y un investigador especializado en las políticas locales de la juventud. Actualmente es director de la Asociación de Métodos y Ciencias Humanas e investigador del Instituto Nacional de la Juventud y la Educació


“La del viernes debe ser una manifestación incluyente”

Claudia Pascual dijo que siempre el 8 de marzo “se ha expresado la diversidad” y apuntó que “desde el feminismo hay una reivindicación de otro tipo de sociedad”. En el Día Internacional de la Mujer, en Chile y en el mundo, “siempre se ha expresado la diversidad” de los feminismos y de las demandas de las muj


Las respuestas de Nicolás Maduro

Las respuestas de Nicolás Maduro. En entrevista con La Jornada habló de DDHH, libertad de prensa, crisis humanitaria, división en las Fuerzas Armadas y autocrítica del Gobierno.


“Interrupción de agenda antiderechos del Gobierno”

“Interrupción de agenda antiderechos del Gobierno”. Camilo Sánchez, presidente de las JJCC dijo que ese es un “objetivo central” el 2019. Indicó que será necesario activar “un movimiento juvenil y estudiantil fuerte”.


“La del viernes debe ser una manifestación incluyente”


“La del viernes debe ser una manifestación incluyente” 

Claudia Pascual dijo que siempre el 8 de marzo “se ha expresado la diversidad” y apuntó que “desde el feminismo hay una reivindicación de otro tipo de sociedad”.

Hugo Guzmán. Periodista. 06/03/2019. En el Día Internacional de la Mujer, en Chile y en el mundo, “siempre se ha expresado la diversidad” de los feminismos y de las demandas de las mujeres y por ello, la movilización que habrá en alrededor de 40 ciudades y localidades este viernes 8 de marzo “debe ser una manifestación incluyente”. Así lo afirmó en entrevista con elsiglo.cl Claudia Pascual, la ex ministra de la Mujer y la Equidad de Género durante el Gobierno de Michelle Bachelet.

Frente a críticas de ministras y ministros de Sebastián Piñera por la amplitud de las reivindicaciones de las mujeres, la Encargada de Género del Partido Comunista precisó que “indudablemente desde el feminismo hay una reivindicación de otro tipo de sociedad” y eso lleva a exigir derechos laborales, pensiones dignas, educación no sexista, terminar con brechas salariales, con todo tipo de violencia contra la mujer, a exigir viviendas adecuadas.

Anotó, en todo caso, que “a la derecha en nuestro país, pucha que le cuesta estar con los derechos de las mujeres”.

-Esta convocatoria de Huelga General Feminista tiene un carácter internacional.

-El 8 de marzo desde 1908 tiene un carácter internacional cuando se produce la tragedia de la muerte de esas 146 trabajadores textiles, quemadas en su lugar de trabajo. Siempre ha sido una movilización internacional. Lo que ocurre es que en los últimos años hubo un aumento de conciencia mundial de la importancia de asumir las distintas perspectivas feministas que permita hacer procesos de transformaciones y de conquistas más profundas. Ahora hay una convocatoria internacional con la denominación de la Huelga Feminista. Es generar espacios de manifestación, de demostración con acciones concretas, con propaganda.

-También hay una convocatoria a que esta movilización sea realmente nacional, que no se centralice en Santiago.

-Discrepo de lo que usted está planteando, en el entendido de que el 8 de marzo, bastante históricamente en Chile, se ha mostrado un espacio de movilización y de visibilización de las demandas, de los derechos que queremos conquistar las mujeres, para una sociedad más justa junto a los hombres, que no se centra en Santiago y tiene expresiones en regiones. De experiencias anteriores que yo recuerdo, como encargada de mujeres en el Partido Comunista, coordinándonos con organizaciones feministas, en la propia Coordinadora 8M años atrás, siempre se veló porque hubiera coordinación con todas las regiones, y que hubiera actividades en regiones. Puede que ahora ocurra que en Santiago se están enterando que hay actividades en regiones. La movilización de las mujeres siempre ha tenido expresión en regiones.

-En estos días la Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, la vocera de La Moneda, se lanzaron con todo contra la Huelga General Feminista e hicieron críticas a la movilización del 8 de marzo. ¿Hay temor de una mala reacción del Gobierno, de que pueda haber represión a las marchas y movilizaciones?

-No lo puedo prever, solo puedo decirle que esperamos que el Gobierno y la fuerza policial en particular actúe con criterio, que se permita la libre movilización, que se entienda que todos los 8 de marzo hay movilizaciones, hay marchas, a todos los gobiernos les ha tocado enfrentarlo. Espero que se permita la movilización pacífica, que no haya provocaciones, y si alguien decide reprimir, tendrá que asumir las consecuencias de esa acción.

-Las autoridades del Gobierno cuestionaron demandas que irían más allá de las reivindicaciones de las mujeres, como la de pensiones justas. Los contenidos de la convocatoria en realidad se ve una amplitud de demandas. Usted misma habla de que hay varios feminismos, no uno solo. Cómo se expresa la diversidad del movimiento y de las demandas.

-Siempre se ha expresado la diversidad, eso no es nuevo. El Día Internacional de la Mujer nació al calor de las luchas de las mujeres trabajadoras, obreras, y por tanto en la mejora y los derechos en el ámbito laboral, de mejora de las condiciones de vida laboral. Pero se fueron sumando más demandas y más derechos que se quisieron y se quieren conquistar. En su momento el derecho al voto, el derecho a ingresar a la universidad, el derecho a sindicalizar, muchas demandas. En ese sentido, y específicamente en esta movilización del viernes, yo espero que las distintas manifestaciones que se hagan en todas las regiones, sean expresiones masivas, de marchas masivas, que respeten la diversidad de mujeres que habitamos el país. Que se respeten las distintas formas de organización que tienen las mujeres, las feministas, de trabajadoras, de pobladoras, de estudiantes, de mujeres que militan en orgánicas políticas, las independientes. La diversidad se manifiesta también en que cada año se van sumando demandas que hay que levantar, qué derechos hay que exigir. Ya no son solo los derechos laborales de las mujeres -que es muy importante porque genera autonomía e ingresos propios-, sino que se suman las demandas contra toda forma de violencia hacia las mujeres, de un sistema público de calidad y gratuito de salud a lo largo de todo el ciclo vital de las mujeres, de respeto a las distintas identidades de género, las demandas en relación a tener más representación y respetar la libre organización de las mujeres, en la sindicalización como en otras organizaciones sociales. La necesidad no solo de desarrollar políticas públicas, transformaciones individuales, y apelar al cambio cultural, sino establecer una sociedad que sea más justa a partir de que haya corresponsabilidad de hombres y mujeres en las tareas, en el cuidado de las tareas domésticas, del hogar. Eso implica educación no sexista, cambios culturales y conductuales, otro discurso. Hay una mayor cantidad de demandas porque hay una idea más completa de la discriminación que viven las mujeres. Hay que agregar otras, como las de las mujeres migrantes en nuestro país, por la vivienda, por pensiones justas para las mujeres, las demandas de las mujeres indígenas en nuestro país, de las mujeres estudiantes. Todo eso está presente en la reivindicación de derechos de las mujeres y estará en la manifestación del viernes. Si todo esto no lo entienden ministras o ministros de este Gobierno, es complejo. Pero todas esas son demandas concretas y reales.

-Es que en eso hay una demanda de otra sociedad.

-Indudablemente desde el feminismo hay una reivindicación de otro tipo de sociedad. Eso se conjuga, para nosotras las comunistas y los comunistas, con la lucha por una sociedad más justa y superar el sistema capitalista. En tanto una sociedad capitalista no satisface todas estas es y derechos de la población.

-La ministra Isabel Plá habló de politización de la marcha. Hay otra gente que también dice que estos movimiento se politizan, hay cuestionamientos a que los partidos participen, ¿cuál es su mirada a esos cuestionamientos?

-Bueno, para empezar, yo creo que la ministra Isabel Plá mal politiza esta movilización. Porque quiere atribuirlo a que se trata de ir contra el Presidente Sebastián Piñera. Pero ya hablé de los contenidos y no se trata de eso. Además, no éste, sino todos los gobiernos han enfrentado una enorme movilización el 8 de marzo. Ahora, el movimiento de mujeres en Chile, internacional también, el movimiento de los feminismos y de las feministas, siempre ha sido profundamente político. Pretender que una demanda de salas cunas para mujeres y hombres, que una demanda como trabajo digno y sin brecha salarial para las mujeres, pensiones dignas y no más violencia contra las mujeres, es algo que no representa una postura política, es una ilusión, una ingenuidad. Otra cosa es que alguien diga “yo soy dueña o soy dueño” políticamente, en términos de identidad política, de todas esas demandas. Ahí hay una diversidad. Pero le puedo decir, y con mucha claridad, que a la derecha en nuestro país políticamente, pucha que le cuesta estar con los derechos de las mujeres. Hay otros sectores, que no son exclusivo de una sola tendencia política, que han estado más vinculados a otras reivindicaciones y a otros les han sido más ajenos. Hay una diversidad. Me parece que acusar de una politización para seguir aumentando “la mala fama” de la política, y de quienes militamos en distintas corrientes políticas, busca generar solo un dividendo comunicacional pasivo y que representa una crítica infundada. Alguien puede decir, con justa razón, que el Partido Comunista no puede apoderarse de este movimiento, eso lo concedo. Pero tampoco lo puede hacer la UDI, tampoco Renovación Nacional, tampoco el Frente Amplio o cualquiera de los otros partidos. En estas reivindicaciones, todas y todos, los que estamos con las demandas y por los derechos, hemos estado de siempre, décadas, no solo ahora. Fíjese que el a-partidismo me parece tan sospechoso…Yo prefiero que trabajemos en unidad, en posiciones distintas, a que se oculte que existen opiniones políticas.

-El año pasado irrumpió la lucha feminista, se instalaron muy fuertes las demandas de las mujeres, se produjeron las tomas feministas. Hoy se retoma con mucha fuerza todo esto, habrá actividades en 40 ciudades, se habla en los medios, se instalan innumerables reivindicaciones y que tienen contenido social y de justicia. ¿Está incidiendo esta lucha de las mujeres en el cambio cultural de la sociedad chilena, en la transformación de la sociedad?

-La lucha de las mujeres inciden en el cambio de la sociedad. Hemos estado hace años asistiendo a transformaciones culturales, nos gustaría que muchas, sino todas, fueran más rápidas. Pero quiero advertir que ciertas transformaciones culturales y cambios en la sociedad, pueden tener retrocesos. Que sea ineludible solo el avance, pueden haber retrocesos. Por eso los avances hay que resguardarlos, tiene que haber un esfuerzo constante, cotidiano, sistemático, de instalar no solo en el discurso, en la agenda pública, sino en los cambios conductuales, con fortalecimiento de institucionalidad, un esfuerzo para que esas transformaciones se asienten, que se instalen.

-Con todo esto que expone, ¿la movilización de este viernes debe tener un carácter incluyente de todos los sectores, está el reto de ser una expresión de unidad? Porque hay muchas organizaciones feministas y de mujeres involucradas, varios discursos…

-Siempre creo en la unidad y en la unidad a partir de la diversidad. Me parece que, efectivamente, la del viernes debe ser una manifestación incluyente, que integre no solo las demandas que hasta ahora puede haber identificado la Coordinadora 8M, las que como militantes comunistas nos movilizan a colocar este día, sino que permitir que las mujeres de regiones, comunas, provincias, coloque sus demandas puntuales, que las mujeres indígenas coloquen sus demandas específicas, que lo hagan las mujeres migrantes, las estudiantes, es decir, distintos segmentos de la población. Creo que si bien es un día que el protagonismo es de las mujeres, debe ser también un día de movilización que permita incluir a aquellos hombres que tienen conciencia de que necesitamos estas transformaciones. Hacer un llamado, una interpelación, a que el cambio cultural y las transformaciones deben incluir a los hombres, sino será más lento llegar a una sociedad más inclusiva, más justa, más democrática y más diversa.

elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.