Partidos del Frente Amplio colocaron cinco temas clave para dialogar en la oposición y llegar a acuerdos en el Parlamento.

Equipo ES. 03/2019. “Como parte de la oposición, nos hacemos parte de la autocrítica respecto al rol que se jugó durante el año 2018. Pero esa desarticulación no puede ser excusa para mantener la inercia este 2019”. Así termina el texto suscrito por Izquierda Libertaria, el Movimiento Autonomista, el Partido Comunes, Partido Liberal y Revolución Democrática, donde sitúan las “bases mínimas” que permitirían llegar a acuerdos en el arco opositor a nivel parlamentario, lo que incluiría la elección de las presidencias de las Cámaras en el Parlamento, pero principalmente converger en una agenda legislativa común.

El documento titulado “Propuesta para coordinar a la oposición: atender las urgencias de Chile”, fue enviado a partidos de la oposición y en él se sitúan cinco temas claves: tributación, reforma laboral, educación, derechos del pueblo mapuche y pensiones dignas. Por cierto, temas ante los cuales el Gobierno de derecha presentará proyectos en estos días.

El siguiente es el texto completo de dicho documento, al que tuvo acceso elsiglo.cl de estos cinco partidos políticos que integran el Frente Amplio:

“El año 2018 fuimos testigos de la poca capacidad de las fuerzas progresistas y de izquierda de ejercer una oposición efectiva al Gobierno y la derecha, que logró avanzar con escasos contrapesos en su agenda neoliberal y autoritaria. Esto se expresó especialmente en el plano legislativo, donde la oposición cuenta supuestamente con mayoría en ambas cámaras.

Esta preocupante realidad fue expresada públicamente por el Frente Amplio y compartida en reuniones con otros referentes de la oposición, quienes mayoritariamente coincidieron en el diagnóstico. Desde el FA creemos que la oposición tiene la responsabilidad de velar por las necesidades urgentes de las grandes mayorías del país y, por lo mismo, esperamos que el conjunto de las fuerzas de esta seamos capaces de reformular nuestra relación más allá de la distribución interna de cargos, para impulsar acuerdos que sean conducentes a la implementación de políticas favorables a los intereses de las chilenas y chilenos.

Si bien para el Frente Amplio el diálogo siempre está abierto hacia todas las fuerzas políticas, nos parece prioritario alcanzar acuerdos mínimos con los partidos progresistas y de izquierda, que permitan frenar los aspectos más regresivos de la agenda del Gobierno e incidir en la tramitación legislativa, bregando por la ampliación de derechos.

Proponemos entonces, como elementos base para coordinar una oposición enfocada en las urgencias de Chile, los siguientes puntos:

  1. Evitar la profundización de la desigualdad en materia tributaria

Ante la iniciativa legislativa del Gobierno por disminuir los impuestos de los sectores más ricos del país, tenemos la responsabilidad de enfrentar de manera unida la profundización de la desigualdad en nuestro país. En particular, debe haber un compromiso para evitar que exista una disminución de la recaudación, retrocesos en progresividad o desmantelamiento de las herramientas para combatir la elusión y evasión del sistema. Además, cualquier modificación tributaria debe fortalecer a las Pymes, garantizar un crecimiento a largo plazo e incluir nuevos mecanismos de recaudación regional.

  1. Sistema solidario para alcanzar pensiones dignas

Ante la urgente necesidad de reformar nuestro fracasado sistema de pensiones, la oposición no puede ceder a la presión por consolidar las AFP y debe impulsar una nueva lógica de seguridad social. La imperante necesidad por entregar mejoras inmediatas a las míseras pensiones que reciben miles de chilenos y chilenas, nos obliga a enfrentar con urgencia el aumento inmediato del Pilar Básico Solidario, exigiendo la división del proyecto de ley del Gobierno. Por otro lado, para discutir la reforma de fondo que modifica la tasa de cotización, debemos abrir una discusión profunda sobre cómo será el sistema de pensiones de Chile hacia el futuro, exigiendo que no se entregue ningún peso de las nuevas cotizaciones a las AFP, sino que a un nuevo sistema bajo principios de seguridad social.

  • Derecho a la educación: principios de inclusión y no endeudamiento

Las deudas pendientes en materia educacional se deben enfrentar desde una lógica de derechos, buscando fortalecer la educación pública, defendiendo el principio de no discriminación y enfrentando la lógica de endeudamiento de las familias. La oposición debe denunciar las deshonestas campañas de desinformación del mal llamado proyecto de “Admisión Justa”, rechazando todas las iniciativas que reduzcan la inclusión y libertad de elegir de los padres, trabajando por asegurar educación de calidad a todos los niños y niñas del país.

En materia de educación superior, debemos enfrentar con firmeza cualquier medida que busque profundizar el endeudamiento, estableciendo medidas concretas que fortalezcan la educación pública y gratuita en los distintos niveles. Así mismo, para enfrentar el endeudamiento que actualmente viven miles de familias en Chile, debemos impulsar medidas que colaboren en entregar alivio inmediato a los estudiantes.

  1. Reforma laboral pensando en trabajadores, trabajadoras y sus derechos

Ante los anuncios del Gobierno respecto a lo que han denominado “modernización laboral” y el énfasis que han puesto sobre las modificaciones al régimen de indemnización y el debilitamiento de la negociación colectiva, la oposición debe poner el foco en los trabajadores y trabajadoras. No podemos permitir el retroceso de los derechos conquistados, sino que debemos empujar por ampliarlos fortaleciendo los derechos colectivos, abriendo la posibilidad de negociación por rama y avanzando hacia un sistema de indemnización por años de servicio a todo evento.

En segundo lugar, debemos tomar postura en la discusión sobre el futuro del trabajo con convicciones fuertes respecto de los derechos de los trabajadores y trabajadoras. El foco, en este caso, debe estar en evitar la precarización de las condiciones laborales y de la vida que el avance de la tecnología puede acarrear, y, por otro lado, hacer un énfasis en aquellas personas excluidas del mercado del trabajo, ya sea por la precarización del mismo o por la creciente automatización de empleos.

  1. Diálogo para enfrentar las deudas del Estado de Chile con el Pueblo Mapuche

El histórico conflicto del Estado de Chile con el Pueblo Mapuche requiere de nuevos espacios institucionales de diálogo, en concordancia con los derechos colectivos que como pueblo originario les corresponde. La oposición debe ejercer su mayoría parlamentaria para que el Congreso abra espacios de diálogo real con el Pueblo Mapuche y, al mismo tiempo, debe exigir al Gobierno la desmilitarización de la Araucanía.

Bases para un diálogo

Como parte de la oposición, nos hacemos parte de la autocrítica respecto al rol que se jugó durante el año 2018. Pero esa desarticulación no puede ser excusa para mantener la inercia este 2019. Por eso ponemos estos elementos como bases mínimas para abrir un diálogo y estar a la altura de las urgencias de Chile.

Izquierda Libertaria. Movimiento Autonomista. Partido Comunes. Partido Liberal. Revolución Democrática.

Publicado por: elsiglo.cl