Miercoles 24 de Abril del 2019

Más articulos

Ánimas de día claro en Estocolmo

Por: Enrique Durán B. El Sábado 13 de Abril asisitimos a una función de teatro muy especial, conmovedora. Especial, porque se presentaba una obra chilena ”Ánimas de Día Claro” de Alejandro Sieveking, traducida al idioma sueco y realizada por el Grupo de Teatro STUDIO 32 de la ciudad de Uddevalla, en el escena


Miguel Lawner: “Es una distinción a una generación ejemplar”

Miguel Lawner: “Es una distinción a una generación ejemplar”. Recibió este viernes Premio Nacional de Arquitectura. En conversación con El Siglo lo definió como reconocimiento “a la consecuencia y el trabajo colectivo”.


Relatos Tertulianos libro de Roberto Farías

Resulta interesante sumergirse en los Relatos Tertulianos que Roberto Farías Vera nos presenta en esta nueva publicación. ¿Y qué es Relatos Tertulianos? ¿Por qué este título? Porque son relatos que, antes de inscribirse en las páginas de este libro, han pasado por la lectura y el análisis en las reuniones de


Unidad y amplitud, lo que dejó el concierto por la paz

Unidad y amplitud, lo que dejó el concierto por la paz. Más de 40 mil personas participaron de la fiesta que reivindicó el derecho de vivir en paz, la autodeterminación de los pueblos y la no injerencia internacional.


Jornada Literaria en honor a Gabriela Mistral

En una memorable jornada cultural el viernes 22 de marzo, El Taller Literario Víctor Jara, rindió homenaje a nuestra insigne y galardoneada poeta, en el marco del 130 aniversario de su natalicio (7 de abril de 1889 -2019), en el local de la Federación Nacional Víctor Jara. Esta noche hemos asistido a una pres


Teatro FugaMar presenta "A propósito de Beckett y Godot"

 

TEATRO FUGAMAR PRESENTA ”A PROPÓSITO DE BECKETT Y GODOT”. Un monólogo basado en la obra dramática de Juan Radrigán BECKETT Y GODOT.

 

En la obra original de Samuel Beckett hay dos vagabundos miserablemente vestidos que no saben qué hacer con sus vidas. Están a orillas de un camino, junto a un árbol y esperan en vano a alguien llamado Godot con quién, no sabemos, quizás tienen una cita. El público nunca llega a saber quién es Godot ni que tipo de asunto o de problemas tienen que hablar o negociar con él. Esperan . Godot no viene esta tarde, anuncia un niño, y los vagabundos siguen a la espera. Godot vendrá mañana. Pero, al día siguiente, aparece el mismo niño, aunque dice que él es otro y les vuelve a decir que Godot quizás vendrá mañana. Y la obra finaliza cuando uno de la vagabundos llamado Vladimir dice: ”Está bien, y qué? Nos vamos?” Y Estragón, el otro vagabundo responde: ”Sí, vámonos”. Pero no se mueven y siguen sentados en el mismo lugar. Fin de la obra.

”Esperando a Godot” se estrenó en París, a comienzos de los años 50 del siglo pasado y tuvo un éxito increíble, a pesar de que, en las primeras funciones. el público no entendía nada. Un crítico resumió su crónica con una frase de la misma obra: ”Nada ocurre, nadie viene, nadie va, es terrible!”. Pero, a pesar de todo, la obra tuvo un gran impacto. De alguna manera, la obra era la síntesis de la filosofía existencialista después de la Segunda Guerra Mundial. Millones y millones de muertos, asesinados en los campos de concentración, la ruina económica de los países europeos. Y qué significado para la vida humana tenía todo eso?. La existencia no tiene sentido. No sabemos porqué vivimos y hacia dónde vamos. Al final del camino sólo espera la Muerte. Y después, qué?

Juan Radrigán, este gran dramaturgo que tuvo la audacia de escribir obras donde la crítica a la dictadura pinochetista era directa, pero al mismo tiempo camuflada en situaciones simbólicas, realistas, pero absurdas,, como ”El Invitado”, por ejemplo, fue viviendo a lo largo de los años que la lucha del pueblo chileno sufría un proceso de transformación y cambios. Precisamente, los mismos políticos que habían traicionado a la democracia chilena y propiciado el Golpe Militar hacían acuerdos con Augusto Pinochet, con el apoyo del imperialismo norteamericano y , como por arte de magia, eran nuevamente políticos ”demócratas”. Y así, un de los más grandes traidores a la democracia chilena, Patricio Aylwin, fue elegido Presidente de Chile, con el visto bueno de Pinochet, del imperialismo y de la clase que dominaba y poseía el poder económico. Y Radrigán empezó a vivir en nueva realidad absurda. Una realidad de mentiras donde la verdad histórica se convertía en fantasía. Fue, entonces, cuando escribió ”Beckett y Godot” allá por el año 2004. Samuel Beckett, el dramaturgo, se sentía bloqueado en su existencia ante la aparición del personaje que él había creado. Godot le exigía prerentoriamente el porqué de su existencia como personaje de una obra en la cual él nunca aparecía. Y para Beckett esto se convertía en una pesadilla que era anticipo de su muerte. La vida no tenía sentido, ni explicación alguna, si no eramos capaces de cambiar la realidad, realizarla, convertirla en verdadera y no en la mentira y en la espera de algo que no ocurriría si no eramos capaces. Entonces, la vida no tenía sentido, era una ilusión inútil.

Esta es la temática del absurdo y de la realidad que intenta actualizar el Teatro FUGAMAR. Florencio Urbano, el director teatral de la obra la expresa así : ” La espera interminable de que por fin Godot ha llegado se cumple. Godot está aquí presente. Aunque nadie lo vé, sino sólo Beckett. Pero Godot se hace presente no para responder las dudas existenciales del autor, sino más bien para asistir y acompañar a su creador durante su inevitable camino hacia la muerte. Desde 1989, Godot lo asiste en su agonía donde ya nada ni nadie tiene algún sentido, ni siquiera el acto de morir. En la dramaturgia de Juan Radrigán existen aspectos similares que Beckett nos plantea, como la desolación, la miseria humana, la soledad, la deshumanización del hombre, la carencia de un sentido, la terrible sensación de pérdida.”

Esto escribe Florencio Urbano sobre el montaje de esta obra de Juan Radrigán que el Teatro FUGAMAR presentará el viernes 30 de noviembre a las 19 horas, en CASA CHILE. Kungsholmsgatan 12, Metro Rådhuset. La actuación es de Jaime Gatica A. y con la dirección teatral de Florencio Urbano.

La entrada general es de 50 kr. Por mi parte espero que asistan todos los chilenos y chilenas, aquí en Estocolmo, que han apreciado las obras de teatro de Juan Radrigán . Les aseguro que esta obra les llegará al alma. No quedarán decepcionados. Los esperamos.

Son todos bienvenidos. Viernes 30 de noviembre en CASA CHILE.

Enrique Durán

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.