Sábado 15 de Diciembre del 2018

Más articulos

Los riesgos de una crisis

Por: Eduardo Contreras. Los riesgos de una crisis. La Historia de nuestro país nos ha enseñado que una cosa es tener el Gobierno del Estado, principalmente a través de la Presidencia de la República y otros órganos estatales establecidos en la Constitución Política, y que otra muy distinta es ostentar el pod


PC desnuda a Gobierno por decisión de Pacto Migratorio

Comunistas denunciaron incoherencias, desconocimiento y postura vergonzosa de autoridades. Que la actitud asumida por el gobierno del Presidente Piñera, constituye un acto regresivo en materia de la concepción integral de los Derechos Humanos, y además muestra el profundo desconocimiento de las autoridades de


Jefe del Ejército estaría torpedeado por grupos internos

Varias señales de presiones y ataques. Teillier dijo que “hay un sector pinochetista que está tratando de operar dentro de las Fuerzas Armadas”. Hay varias señales, situaciones y episodios que apuntan a que el Comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez, estaría siendo torpedeado por grupos internos de


PC llamó a diálogo inmediato con pueblo mapuche

PC llamó a diálogo inmediato con pueblo mapuche. Colectividad indicó que se debe hacer cuanto antes, “sin condiciones ni restricciones en los caminos a explorar”. Se exigió “desmilitarización del Wallmapu”. “Apoyamos con toda nuestra fuerza la exigencia de desmilitarización del Wallmapu, el retiro del comando


JA Lagos explica cómo andan relaciones políticas del PC

Dirigente comunista cuenta reuniones efectuadas, los acercamientos con el FA y la DC y los objetivos que busca la colectividad de la hoz y el martillo. En los últimos meses, la directiva del Partido Comunista (PC) sostuvo muchísimas reuniones con colectividades políticas, que incluyeron a sus antiguos aliado


JA Lagos explica cómo andan relaciones políticas del PC

 

JA Lagos explica cómo andan relaciones políticas del PC

Dirigente comunista cuenta reuniones efectuadas, los acercamientos con el FA y la DC y los objetivos que busca la colectividad de la hoz y el martillo.

Hugo Guzmán. Periodista. 18/11/018. En los últimos meses, la directiva del Partido Comunista (PC) sostuvo muchísimas reuniones con colectividades políticas, que incluyeron a sus antiguos aliados del Partido Socialista y el Partido por la Democracia, que abrieron las conversaciones con organizaciones del Frente Amplio y que llegaron a un intercambio con los dirigentes de la Democracia Cristiana pese a distanciamientos.

El Encargado de Relaciones Políticas del PC, Juan Andrés Lagos, explica en entrevista el alcance de esos encuentros y los objetivos que busca su partido, enfatizando que algo prioritario es “construir una correlación de fuerzas, ahora, con iniciativa política, con unidad y convergencia creciente”.

-¿Con qué partidos de la oposición se han reunido en las últimas semanas?

-“Con el Partido Socialista, con Revolución Democrática, con Izquierda Autónoma, con la dirección nacional del PPD (Partido por la Democracia), con el PRO-PAIS, y Regionalistas Verdes, con quienes hemos mantenido una relación estable y buscando ámbitos de acuerdo en el terreno de la acción política y en lo programático. Hemos establecido una relación estable, también, con las fuerzas políticas que integramos el Foro de Sao Paulo, capítulo Chile, en donde se encuentra el MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria), el MAS-IC, Poder, Izquierda Libertaria, Movimiento Allendista, el PRO-PAIS. También sostuvimos una reunión con la directiva nacional de la Democracia Cristiana. Me refiero a relaciones y reuniones en donde intercambiamos temas de fondo de la política nacional e internacional. Diagnósticos, alianzas, contenidos programáticos. Porque hay múltiples espacios en donde con todos los partidos que le menciono hay relaciones cotidianas, circunstanciales, en frentes sociales, en el Parlamento. En ese sentido le doy una enorme importancia y valor a diversas mesas políticas que se han abierto paso en todo Chile, a nivel comunal y regional especialmente. En todas esas mesas hay una vocación unitaria, sin excluir a nadie, bien relevante. Hay una búsqueda de identidad y de construcción de un sujeto político para enfrentar el desafiante momento que vivimos, en Chile, y en nuestra región.

-Estuvieron con los masones…

-No es un partido político, por cierto, pero sostuvimos hace poco una extensa reunión con el Gran Maestro de la Masonería chilena y su equipo nacional. En la sede de esa institución. Ellos nos invitaron, y agradecimos ese gesto. Se abordaron asuntos políticos y valóricos de relevancia, como la educación y la defensa nacional y sus instituciones. Allí se acordó seguir intercambiando en materias de contingencia.

-¿Para el Partido Comunista, cuáles son los propósitos de esas reuniones?

-Seguir abriendo paso a una convergencia social y política que pueda enfrentar la contundente ofensiva de la derecha y la oligarquía económica, en todos los planos, que sigue adelante y a paso firme. Nuestra meta es construir una correlación de fuerzas, ahora, con iniciativa política, con unidad y convergencia creciente, que vaya generando las sinergias para enfrentar los desafíos electorales futuros que permitan victorias sustantivas. Este objetivo es fundamental lograrlo, porque de no ocurrir, casi todas las fuerzas que le he mencionado comparten el mismo diagnóstico: que la derecha podría lograr contundentes victorias electorales en municipales; Gobernadores Regionales; parlamentarias y presidenciales. Es un dato de la realidad, más allá de que no en todas las fuerzas “opositoras” existe la misma apreciación y mismo diagnóstico respecto de cómo y porqué se debe derrotar a la derecha, con qué contenidos y con qué acción política y social.

-¿Después de esos encuentros, se muestra optimista o a la expectativa?

-El objetivo es necesario, y hay que seguir haciendo todos los esfuerzos para lograrlo. No tiene que ver con deseos. Creo que entre las fuerzas de oposición hay muy diversas identidades políticas y programáticas. Diagnósticos propios respecto de cómo cada partido enfrenta esta situación. Hay énfasis y prioridades. Hay ya coaliciones existentes, que desean seguir adelante, porque les ha ido bien, porque están en su legítimo derecho, como es el Frente Amplio. Hay nuevos agrupamientos que señalan que no son una coalición, pero sí actúan sobre la base de una coordinación de direcciones nacionales, con identidad socialdemócrata común, abiertos a una convergencia futura sin exclusiones. Es lo que nos han dicho en reuniones con las y los compañeros de las direcciones del PS y el PPD. Nosotros hemos dado una opinión crítica de esa coordinación de tres partidos de la ex Nueva Mayoría. La dirección de la DC nos ha señalado que ellos no buscan en estos momentos formar o integrar coaliciones, de ningún tipo. Y sí abiertos a puntos de encuentro, eventualmente entendimientos electorales a futuro. Pero ellos ya han definido un tipo de acción en el Parlamento, por ejemplo, de buscar acuerdos sustantivos con el Gobierno. Ya hay varias leyes aprobadas que lo muestran. Nosotros, en este contexto, debemos actuar haciendo grandes esfuerzos tácticos. Movernos. Eso implica generar procesos de coordinación y entendimientos con todas las fuerzas que hoy, estén por acciones comunes, conjuntas, fortaleciendo el papel y el rol de los que somos de izquierda; progresistas y queremos superar el neoliberalismo en Chile, de una vez. Mire, en estos espacios, nadie cierra la puerta a una convergencia sin exclusiones. Pero hoy, el tema es otro, y es que necesitamos fortalecer mucho las posiciones de izquierda, progresistas y antinoeliberales. Para enfrentar a la derecha y para empujar con fuerza política e ideológica la necesaria convergencia. En eso nuestro Partido Comunista también está interpelado, nuestra influencia política, social, de masas, cultural e ideológica debe crecer mucho para lograr los objetivos que nos hemos propuesto. Las izquierdas, las fuerzas progresistas y antinoeliberales debemos crecer hoy en Chile, y jugar un rol mucho más protagónico e incidente. Y debemos coordinarnos mucho más.

-¿Dónde están las prioridades de la convergencia que buscan: el acuerdo electoral, el programático, el legislativo?

-El análisis histórico-político es el siguiente. Necesitamos, el pueblo de Chile necesita construir una correlación de fuerzas que de una vez derrote a la derecha y a la oligarquía en nuestro país; que de una vez logre establecer un camino democrático sin regresiones, hacia un Estado de derechos y una nueva Constitución política que refleje el nuevo carácter de ese Estado democrático. La “alternancia” entre gobiernos que no logran estabilizar las transformaciones y los cambios que las mayorías reclaman, y el riesgo real de que en Chile hayan dos gobiernos de derecha sucesivos muestran la realidad en que nos encontramos. Mire Brasil. Hay que mirar con crudeza y realismo porqué se elige a un neofacista allí. Si centramos la mirada en las demandas ciudadanas, que llevan décadas. Empleo y salarios dignos, pensiones de verdad justas, fin a la precarización que hace tanto daño a las familias y a las personas, educación gratuita y de calidad, guerra frontal al narcotráfico y las adicciones duras, fortaleciendo la participación ciudadana en todos los planos, nuevo contrato social del Estado con el pueblo mapuche, que ponga término a los asesinatos y militarización. Creo que hay mínimos para empujar con fuerza y ganar a la derecha en las elecciones y en todos los frentes. Eso, necesariamente, nos lleva a un nuevo proyecto nacional de desarrollo. Los sustantivos acuerdos para construir una correlación de fuerzas, con alianzas sólidas y estables, deben estar en las demandas ciudadanas incumplidas. Y desde ahí hacer todos los esfuerzos para lograr entendimientos, pactos, acuerdos electorales y legislativos. Pero no son asuntos ni contradictorios, ni tampoco uno primero, y después el otro. Son esfuerzos simultáneos. Y nuestros pasos van en esa dirección, hoy por hoy.

-Parece que con la DC no se pudo avanzar mucho.

-Avanzamos en clarificar posiciones y propósitos. Eso ayuda. Con la DC nos encontramos en diversas acciones, espacios y frentes. Y seguiremos bregando en esa dirección. Ellos, su dirección nacional, evidentemente tienen sus prioridades hoy, y son explícitas.

-¿Es posible que partidos del Frente Amplio accedan a acuerdos con el PC?

-Totalmente posible y necesario. En la reunión con las compañeras y compañeros de Izquierda Autónoma, surgió una propuesta de ir hacia una mesa común y permanente de intercambio, de análisis, de acciones concertadas. Y hacer los esfuerzos para invitar a esta mesa de iguales, a quienes se identifican con posturas de izquierda, progresistas y antineoliberales. Nosotros estamos muy de acuerdo con empujar en esa dirección. Puede ayudar mucho a lo que señalaba antes. Compartimos que la ofensiva derechista es fuerte y dura, que se busca debilitar a las posiciones y sectores de izquierda en nuestro país. Que si bien hay un Gobierno de derecha, que tiene iniciativa y fuerza, eso no significa que buena parte de la ciudadanía se haya “derechizado”. Lo que ocurre es que en Chile hay una parte importante de ciudadanía que sus opciones sociales y electorales son muy volátiles, pero que insiste y mantiene sus demandas por salud, educación, pensiones, trabajo estable y salarios dignos, seguridad en la vida cotidiana y territorial. Y eso no significa que sean personas de derecha o de izquierda de opción ideológica estable.

-Se insiste en que hay una oposición desordenada, no coordinada, ¿coincide en aquello?

-Más que desordenada, yo diría dispersa, políticamente no coordinada. Y eso nos obliga a debatir e intercambiar los asuntos de fondo, no rehuir ese análisis. Pero hacerlo desde las masas, en los territorios, en los frentes sociales, desde las demandas que en forma insistente y permanentemente hace la gran mayoría de la ciudadanía. Ese es el camino. Los foros y otros espacios ayudan, pero no creo que sean lo principal. Mire lo significativo que han sido el cinco de octubre (el acto por los 30 años del triunfo del NO a la dictdura), la movilización por NO+AFP del 24 del mismo mes. Y la gran movilización nacional convocada por la CUT (Central Unitaria de Trabajadores) el 8 de noviembre. La historia de Chile, y la construcción de futuro, majaderamente muestran que nuestro país requiere un sujeto popular protagonista, incidente, influyente en la dirección del conjunto del proceso político. En esa construcción son claves los y las trabajadores. Claves. Lo fueron para conquistar el gobierno de la UP Unidad Popular), y el proceso de décadas que llevó a esa victoria estratégica, para acorralar a la dictadura fascista. Recuerde usted el 2011, y antes la revolución pinguina. Chile es un país en donde la fuerza de los cambios, la construcción de alianzas amplias y unitarias, se ha dado cuando el sujeto popular juega un papel determinante. Incluso para generar unidad política”.

-¿Usted ve factible un conglomerado o más bien acuerdos específicos?

-Seguiremos haciendo todos los esfuerzos para que se abra paso una convergencia social y política. Las formas que adopte, las veremos y las tenemos que construir sin prejuicios ni dogmas. Le repito, más que factible, lo veo necesario para los grandes, pero urgentes objetivos que buscamos.

elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.