Miercoles 21 de Noviembre del 2018

Más articulos

JA Lagos explica cómo andan relaciones políticas del PC

Dirigente comunista cuenta reuniones efectuadas, los acercamientos con el FA y la DC y los objetivos que busca la colectividad de la hoz y el martillo. En los últimos meses, la directiva del Partido Comunista (PC) sostuvo muchísimas reuniones con colectividades políticas, que incluyeron a sus antiguos aliado


Huela a fascismo

Por: Eduardo Contreras.- La provocación montada por la derecha y los medios en relación al encuentro entre Boric y Orsini y Palma, hiede a maniobra fascistoide. Seamos claros: la provocación montada por la derecha y los medios de comunicación a su servicio en relación al encuentro entre los diputados Boric y


Fernando Atria: “Esfuerzo de convergencia es urgente”

Dirigente del PS enfatizó que ello radica en “urgencia de transformación antineoliberal”. Advirtió que no puede ser “entre directivas” de unos pocos partidos. El “esfuerzo de la convergencia, el esfuerzo de crear, de ir construyendo en conjunto es urgente” en el campo opositor, sobre todo del progresismo y la


“No estamos cumpliendo con sentir de la ciudadanía”

“No estamos cumpliendo con sentir de la ciudadanía”. Presidente del PC expresó que partidos de oposición no cumplen “con espíritu unitario” y planteó que acuerdos deben ser programáticos antes que electorales.


Factores críticos en el escenario internacional

Factores críticos en el escenario internacional. Guillermo Teillier echó un vistazo a varias situaciones que se presentan como el posible triunfo de Bolsonaro, el papel de EU y disputas en el terreno mundial. Hace unos días se efectuó un encuentro de trabajo entre dirigentes nacionales del Partido Comunista


“No estamos cumpliendo con sentir de la ciudadanía”

 

“No estamos cumpliendo con sentir de la ciudadanía”

Presidente del PC expresó que partidos de oposición no cumplen “con espíritu unitario” y planteó que acuerdos deben ser programáticos antes que electorales.

 Equipo ES. 28/10/018. “Da la impresión que no estamos cumpliendo con el sentir de nuestras bases y de gran parte de la ciudadanía que nos observa atentamente. No estamos cumpliendo con el espíritu unitario que primó en el acto de celebración del triunfo del NO. No estamos escuchando a nuestros partidos comunales, regionales, de las organizaciones sociales y sindicales, y las juventudes políticas, que se unen, conversan y esperan señales claras de sus directivas centrales”.

Así lo expresó el presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, al realizar un análisis de la coyuntura política en un acto de esa colectividad donde se rindió homenaje a “Héroes y Heroínas”, asesinados o hechos desaparecer durante la dictadura, y a “Protagonistas en las luchas por la democracia”.

El timonel de la colectividad de la hoz y el martillo sostuvo que es imprescindible la unidad de la oposición y no solo para enfrentar a la derecha, sino para ofrecer una alternativa. Sostuvo, en esa línea, que “en cuanto al carácter de las alianzas, si son programáticas o sólo electorales, a nuestro entender deben ser en primer lugar programáticas”.

En ese marco, advirtió que hoy “aparecen algunas opiniones, que esperamos no sean de partidos, en que se nos relega a los comunistas solo a acuerdos electorales, un cierto ninguneo que recuerda tiempos pasados de exclusión, que por cierto no aceptamos, cuando se nos ofrecía que nos quedáramos bajo la mesa, que aportáramos nuestros votos y que seríamos muy bien representados. A opiniones como estas les decimos no, muchas gracias”.

Teillier habló sobre propuestas que están saliendo para encarar futuras elecciones municipales y de gobernadores y también la presidencial. Indicó que “se nos ha expresado por algunos de nuestros interlocutores que no concurrirán a pactos si no se hacen primarias en todas las comunas para elegir candidaturas únicas a la alcaldía. Quiero adelantar que el PC no les hará el quite a las primarias y que pretendemos competir en más comunas”.

El presidente del PC manifestó además: “Y en el caso de las presidenciales, lo mejor es elegir una candidatura única en primarias”. Respecto a su colectividad, dijo que “en esta oportunidad ha ido madurando en nuestro partido la idea de levantar una candidatura propia a primarias”.

Texto íntegro del discurso del presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, el 27 de octubre de 2018, en el acto de entrega a militantes de ese partido de la Medalla Luis Emilio Recabarren:

“No puedo iniciar estas palabras sin dejar de mencionar nuestro sentimiento profundo ante el deceso de Ana González de Recabarren, que lo fue en vida, pero que trasciende más allá de su muerte como uno de los íconos de la lucha por la verdad y la justicia.

Seguirá siendo un símbolo vivo de la causa de los derechos humanos.

Nos conmociona que jamás se haya logrado saber qué pasó con su esposo, sus hijos y su nuera embarazada, detenidos desaparecidos por la DINA el 29 y 30 de abril de1986, que es lo que ocurre con más de mil detenidos desaparecidos por la dictadura, sin que exista una repuesta clara y pertinente por parte del Estado y en especial por parte de quienes fueron responsables de tales hechos.

No ha existido ningún tipo de conmiseración por parte de quienes cometieron estos actos de genocidio. ¿Cómo es posible que se mantenga viva la incertidumbre de sus familiares?, es una falta de humanidad total y una permanente burla, por parte del estado chileno, de los derechos humanos de miles de compatriotas.

Ana González estuvo presente en el acto del Teatro Caupolicán para recibir las medallas Luis Emilio Recabarren que nuestro partido otorgó a nuestras compañeras y compañeros víctimas de la dictadura, en su caso a su compañero, a sus hijos y su nuera. Y hoy, tal cual lo hicimos en ese acto solemne y en su nombre, nos comprometemos a seguir con más fuerza la lucha por verdad y justicia y contra la impunidad.

Compañeras y compañeros:

Estamos convocados hoy para hacer un reconocimiento a compañeras y compañeros que a lo largo de sus vidas han cumplido múltiples tareas, de diversa índole, pero con la misma lealtad y entrega a su política en muchos momentos de su historia.

Lo hacemos hoy sin pensar en una fecha especial, lo hacemos por ellos y ellas mismas, porque se lo merecen sobradamente.

Antes de proceder a esta tan importante ceremonia, y como se precia todo acto del PC, quisiera hacer algunos planteamientos sobre la coyuntura política.

Gana Bolsonaro: gana la tendencia neonazi

Sé que la mayoría de los que estamos presentes tenemos la mirada y nuestra atención puesta en las elecciones que se realizan mañana en Brasil, porque el desenlace, querámoslo o no, tendrá repercusión en todo nuestro continente, incluyendo Chile. Las encuestas hasta ahora dan un resultado negativo para Fernando Haddad del PT a quien acompaña como candidata a la Vicepresidencia Manuela Pinto Vieira d’Avila, del PC do Brasil. Hay un estrechamiento en las cifras, y ciudades como Sao Pablo en que aparece adelante Haddad, pero no sabemos si alcanzara para lograr la victoria.

De ganar Bolsonaro, el representante de la ultra derecha, que se ha caracterizado por sus comentarios homofóbicos, misóginos, fascistas, que aprueba la tortura y pondera las dictaduras militares, incluyendo la de Pinochet, se fortalecerá enormemente la tendencia neo nazi que se alza en Europa y Trump tendrá un poderos aliado en su afán de mantener su hegemonía en América del Sur. Y no faltarán seguidores en nuestro país.

¿Pero qué ha pasado en Brasil que llegamos a esta situación tan deplorable para la democracia?

Tenemos que remontarnos al año 2005, cuando los países latinoamericanos, con motivo de la IV Cumbre de las Américas, efectuada en Mar del Plata Argentina, rechazaron un proyecto norteamericano, el ALCA (área de libre comercio de américa) que imponía la regla del libre comercio como reguladora de las relaciones entre las naciones. Había sido firmado por todos los gobiernos del continente el año 1994 y debía iniciar su vigencia en la IV Cumbre. Previo a ese desenlace, se había producido el golpe de estado a Chávez el año 2002, apoyado por el gobierno de los EEUU, con la pretensión de hacer fracasar el movimiento que se levantó contra el ALCA: NO ALCA, que preconizaba el comercio justo y el multilateralismo. Los países que estuvieron encabezando el NO ALCA fueron Argentina con Kirchner, Brasil con Lula y Venezuela, con Chávez.

¿Fue perdonada esta derrota por el imperio del norte? Indudablemente que no, y ante un cuadro que se le iba de las manos empezó a bregar para parar la irrupción de gobiernos que buscaban independizarse de su tutela. La forma ya no eran los golpes sangrientos de los 70, sino golpes blandos, parlamentarios o institucionales, como en Honduras el año 2009, el intento de golpe en Ecuador contra Correa el 2010, en Paraguay el 2012 contra Fernando Lugo, en Bolivia intento de golpe en 2012.

En Brasil el golpe contra Dilma Rousseff fue el 2016, con premeditación y alevosía y puede que la era de los golpes blandos no se haya acabado. Tengamos presente que la reserva estratégica de dominación del capitalismo, cuando se ven amenazados los intereses de los grupos económicos dominantes, supra nacionales, por democracias de inspiración social o garantista de derechos, o en el siglo pasado por la emergencia de procesos revolucionarios, es el fascismo, o los golpes de estado. En esos momentos, hasta la derecha más liberal se pliega a ese tipo de salidas, sin escrúpulo alguno.

Y es lo que ha pasado en Brasil, toda la derecha está con Bolsonaro.

¿Qué factores contribuyeron a la estrategia norteamericana para detener la oleada de democracia y progresismo que se imponía en América del Sur? Y para desarticular la democracia en Brasil.

Es evidente que hay un recrudecimiento de la injerencia norteamericana en nuestros países por la disputa de su hegemonía, en nuestro hemisferio, por parte de China que fortalece su presencia económica. Este factor seguirá pesando sin duda, no sólo en Brasil.

Como varios países rentistas, la economía de Brasil se vio afectada por la baja de los precios de los commodities o materias primas y afectó directamente las políticas sociales que había sacado a millones de la pobreza.

Un cuadro de corrupción generalizada, instrumentalizado por la derecha, que al igual que en Chile, primero juega al empate y después se transforma en la gran acusadora y que en Brasil ha aprovechado muy bien con la participación de miembros del poder judicial, sembrando la confusión, la desesperanza y la desconfianza en la política. El encarcelamiento de Lula, para anular su candidatura, fue la culminación del golpe.

Y la falta de unidad, las rivalidades que pueden ser legítimas, pero a nuestro modo de ver inadmisibles cuando se pone en peligro la continuidad de la democracia y se cercena la posibilidad de construir una nueva forma de desarrollo, más igualitario y participativo.

Así que debemos estar preparados, porque de no mediar un repunte en estas horas, tendremos a Bolsonaro y a la derecha más reaccionaria en el poder en Brasil. El cuadro aparece muy negativo, pero tampoco debemos perder la esperanza en el pueblo del Brasil, porque son millones los que están por la democracia y estamos seguros seguirán luchando por reconquistarla. En Argentina donde parecía que todo se hundiría en el neoliberalismo extremo, los trabajadores han salido a defender sus derechos y al parecer Macri ha perdido sus posibilidades de reelección.

Brasil abre debates en Chile

Para los comunistas lo ocurrido en Brasil nos plantea abrir el debate respecto a cuestiones que no son nuevas pero que se ponen de relieve con connotaciones diferentes, porque las condiciones en el mundo y en nuestros países han cambiado. Temas como los del poder, la alternancia de gobiernos en un sistema capitalista neoliberal, la democracia y el socialismo, la defensa de la democracia ante la injerencia imperialista y la posibilidad de golpes de Estado, el carácter de las alianzas y el proyecto futuro de sociedad, entre otras.

Por ello estamos por recoger la invitación que nos hizo RD respecto a repensar el proyecto o proyectos futuros de la izquierda.

Más allá de la izquierda, como oposición democrática, debemos sacar la lección para Chile, primero en relación a la necesidad de alcanzar un importante grado de unidad, en base a acuerdos programáticos que representen efectivamente el sentir de nuestro pueblo y que signifiquen pasos sustantivos en el perfeccionamiento de nuestra democracia, con cambios efectivos al modelo neoliberal imperante, en una permanente lucha contra la desigualdad, con la voluntad de avanzar hasta lograr una nueva Constitución política.

Junto al fortalecimiento de la economía, de la industria y la producción con valor agregado, de un real ejercicio de la soberanía económica, debe crecer el poder adquisitivo de los trabajadores y desplegarse políticas sociales que contribuyan a garantizar los derechos de las personas.

Estamos a tiempo también de ofrecer una alternativa y avanzar desterrando, condenando y no tolerando a quienes cometan actos de corrupción.

Da la impresión que no estamos cumpliendo con el sentir de nuestras bases y de gran parte de la ciudadanía que nos observa atentamente. No estamos cumpliendo con el espíritu unitario que primó en el acto de celebración del triunfo del NO. No estamos escuchando a nuestros partidos comunales, regionales, de las organizaciones sociales y sindicales, y las juventudes políticas, que se unen, conversan y esperan señales claras de sus directivas centrales.

Nunca hemos planteado solo la unidad por la unidad, sino que, con un propósito claro, que en términos generales todos sabemos de que se trata. Y tampoco hemos planteado la unidad sólo en términos electorales. Pero mientras más nos demoremos en conquistar la unidad, mientras no asumamos nuestra responsabilidad como partidos, perdemos un tiempo precioso que favorece la derecha que ya avanza con todo para asegurar resultados favorables en las próximas elecciones y con propósitos bien definidos.

Las elecciones, los acuerdos programáticos, las primarias

Al parecer se han abierto posibilidades de conversar todos con todos en bilaterales, en un proceso de acercamiento de posiciones. Nos parece positivo y estamos en plena disposición.

Hay desacuerdos, expresados algunos públicamente y otros en privado. Nudos que debemos desatar para saber a qué atenernos, la incertidumbre no alienta a proyectos comunes con vocación de triunfo.

Sólo a modo de ejemplo: se nos ha expresado por algunos de nuestros interlocutores que no concurrirán a pactos si nos se hacen primarias en todas las comunas para elegir candidaturas únicas a la alcaldía. Quiero adelantar que el PC no les hará el quite a las primarias y que pretendemos competir en más comunas.

Y en el caso de las presidenciales, lo mejor es elegir una candidatura única en primarias. En esta oportunidad ha ido madurando en nuestro partido la idea de levantar una candidatura propia a primarias, es la mejor posibilidad para el debate abierto ante el pueblo y con el pueblo, usando las herramientas legales que entrega nuestro sistema electoral.

En cuanto al carácter de las alianzas, si son programáticas o sólo electorales, a nuestro entender deben ser en primer lugar programáticas y haciendo una advertencia, con todo respeto. Aparecen algunas opiniones, que esperamos no sean de partidos, en que se nos relega a los comunistas solo a acuerdos electorales, un cierto ninguneo que recuerda tiempos pasados de exclusión, que por cierto no aceptamos, cuando se nos ofrecía que nos quedáramos bajo la mesa, que aportáramos nuestros votos y que seríamos muy bien representados. A opiniones como estas les decimos no, muchas gracias.

A nuestro modo de ver, al menos debieran producirse encuentros para analizar posiciones conjuntas como partidos de oposición frente a los desafíos que representan proyectos de ley como la modernización tributaria, la reforma previsional y la contra reforma laboral. Hay inquietud en las organizaciones sindicales, entre los adultos mayores, hay disconformidad por el aumento de la desocupación, las alzas. Movilizaciones sociales anunciadas que no tienen un correlato político. Hay temas tan importantes para la gente como la delincuencia o la salud respecto de las cuales no tenemos una posición conjunta.

Temas claves: trabajo, pensiones, tributación

Está claro que hay posiciones proclives a consensuar con el gobierno en todas o algunas materias. Nuestra posición seguirá siendo que las leyes se aprueban en el parlamento, que cada proyecto debe evaluarse en su mérito y que lo mejor es que se concuerden posiciones compartidas de la oposición, no con el fin de obstruir, sino de mejorar los proyectos, evitar retrocesos que afecten los derechos de las personas.

Aceptaremos que se rebajen los impuestos a los más ricos como se pretende con la modernización de la Reforma Tributaria, que se atente contra los derechos de los trabajadores y la vigencia de los sindicatos con la contra reforma laboral? ¿Aceptaremos seguir fortaleciendo a las AFP? ¿No nos pondremos de acuerdo en cómo enfrentar las rebajas presupuestarias que atentan contra las políticas sociales? Desde luego que al gobierno le interesa negociar por separado y ojalá con una oposición dividida.

En esta misma línea de acción, como partido vamos a contribuir al llamado a paro activo que ha llamado la CUT para el día 8 de noviembre, como el inicio de un movimiento que frene la arremetida del gobierno contra las conquistas de los trabajadores y en desmedro de sus condiciones de vida.

Son tiempos de unidad y lucha para defender, profundizar y ampliar el alcance de la democracia, en aras de la conquista de un nuevo proyecto de desarrollo para Chile.

Quiero manifestarles que estamos aquí para homenajear a compañeros y compañeras que representan la historia viva de nuestro partido, que han sido leales con su política, y que han contribuido a su puesta en práctica desde diferentes puestos de combate, político, de ideas, de las culturas, desde la legalidad y la clandestinidad, en las más duras represiones o en la confrontación democrática y también en las difíciles contra la dictadura.

Nos ponemos al día con estos actos de fraternidad y de reconocimiento al entregarles hoy la medalla Luis Emilio Recabarren. Vendrán otros y otras en los próximos meses y años.

Nos representan a cabalidad en lo que somos, un partido que nunca ha atentado contra la democracia, que respeta los derechos humanos, que busca la unidad y el acuerdo en la búsqueda de una sociedad mejor, un partido que se alza contra la explotación y se rebela contra la injusticia”.

Foto: Carlos ContrerasPresidente del PC expresó que partidos de oposición no cumplen “con espíritu unitario” y planteó que acuerdos deben ser programáticos antes que electorales.

 

Equipo ES. 28/10/018. “Da la impresión que no estamos cumpliendo con el sentir de nuestras bases y de gran parte de la ciudadanía que nos observa atentamente. No estamos cumpliendo con el espíritu unitario que primó en el acto de celebración del triunfo del NO. No estamos escuchando a nuestros partidos comunales, regionales, de las organizaciones sociales y sindicales, y las juventudes políticas, que se unen, conversan y esperan señales claras de sus directivas centrales”.

Así lo expresó el presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, al realizar un análisis de la coyuntura política en un acto de esa colectividad donde se rindió homenaje a “Héroes y Heroínas”, asesinados o hechos desaparecer durante la dictadura, y a “Protagonistas en las luchas por la democracia”.

El timonel de la colectividad de la hoz y el martillo sostuvo que es imprescindible la unidad de la oposición y no solo para enfrentar a la derecha, sino para ofrecer una alternativa. Sostuvo, en esa línea, que “en cuanto al carácter de las alianzas, si son programáticas o sólo electorales, a nuestro entender deben ser en primer lugar programáticas”.

En ese marco, advirtió que hoy “aparecen algunas opiniones, que esperamos no sean de partidos, en que se nos relega a los comunistas solo a acuerdos electorales, un cierto ninguneo que recuerda tiempos pasados de exclusión, que por cierto no aceptamos, cuando se nos ofrecía que nos quedáramos bajo la mesa, que aportáramos nuestros votos y que seríamos muy bien representados. A opiniones como estas les decimos no, muchas gracias”.

Teillier habló sobre propuestas que están saliendo para encarar futuras elecciones municipales y de gobernadores y también la presidencial. Indicó que “se nos ha expresado por algunos de nuestros interlocutores que no concurrirán a pactos si no se hacen primarias en todas las comunas para elegir candidaturas únicas a la alcaldía. Quiero adelantar que el PC no les hará el quite a las primarias y que pretendemos competir en más comunas”.

El presidente del PC manifestó además: “Y en el caso de las presidenciales, lo mejor es elegir una candidatura única en primarias”. Respecto a su colectividad, dijo que “en esta oportunidad ha ido madurando en nuestro partido la idea de levantar una candidatura propia a primarias”.

Texto íntegro del discurso del presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, el 27 de octubre de 2018, en el acto de entrega a militantes de ese partido de la Medalla Luis Emilio Recabarren:

“No puedo iniciar estas palabras sin dejar de mencionar nuestro sentimiento profundo ante el deceso de Ana González de Recabarren, que lo fue en vida, pero que trasciende más allá de su muerte como uno de los íconos de la lucha por la verdad y la justicia.

Seguirá siendo un símbolo vivo de la causa de los derechos humanos.

Nos conmociona que jamás se haya logrado saber qué pasó con su esposo, sus hijos y su nuera embarazada, detenidos desaparecidos por la DINA el 29 y 30 de abril de1986, que es lo que ocurre con más de mil detenidos desaparecidos por la dictadura, sin que exista una repuesta clara y pertinente por parte del Estado y en especial por parte de quienes fueron responsables de tales hechos.

No ha existido ningún tipo de conmiseración por parte de quienes cometieron estos actos de genocidio. ¿Cómo es posible que se mantenga viva la incertidumbre de sus familiares?, es una falta de humanidad total y una permanente burla, por parte del estado chileno, de los derechos humanos de miles de compatriotas.

Ana González estuvo presente en el acto del Teatro Caupolicán para recibir las medallas Luis Emilio Recabarren que nuestro partido otorgó a nuestras compañeras y compañeros víctimas de la dictadura, en su caso a su compañero, a sus hijos y su nuera. Y hoy, tal cual lo hicimos en ese acto solemne y en su nombre, nos comprometemos a seguir con más fuerza la lucha por verdad y justicia y contra la impunidad.

Compañeras y compañeros:

Estamos convocados hoy para hacer un reconocimiento a compañeras y compañeros que a lo largo de sus vidas han cumplido múltiples tareas, de diversa índole, pero con la misma lealtad y entrega a su política en muchos momentos de su historia.

Lo hacemos hoy sin pensar en una fecha especial, lo hacemos por ellos y ellas mismas, porque se lo merecen sobradamente.

Antes de proceder a esta tan importante ceremonia, y como se precia todo acto del PC, quisiera hacer algunos planteamientos sobre la coyuntura política.

Gana Bolsonaro: gana la tendencia neonazi

Sé que la mayoría de los que estamos presentes tenemos la mirada y nuestra atención puesta en las elecciones que se realizan mañana en Brasil, porque el desenlace, querámoslo o no, tendrá repercusión en todo nuestro continente, incluyendo Chile. Las encuestas hasta ahora dan un resultado negativo para Fernando Haddad del PT a quien acompaña como candidata a la Vicepresidencia Manuela Pinto Vieira d’Avila, del PC do Brasil. Hay un estrechamiento en las cifras, y ciudades como Sao Pablo en que aparece adelante Haddad, pero no sabemos si alcanzara para lograr la victoria.

De ganar Bolsonaro, el representante de la ultra derecha, que se ha caracterizado por sus comentarios homofóbicos, misóginos, fascistas, que aprueba la tortura y pondera las dictaduras militares, incluyendo la de Pinochet, se fortalecerá enormemente la tendencia neo nazi que se alza en Europa y Trump tendrá un poderos aliado en su afán de mantener su hegemonía en América del Sur. Y no faltarán seguidores en nuestro país.

¿Pero qué ha pasado en Brasil que llegamos a esta situación tan deplorable para la democracia?

Tenemos que remontarnos al año 2005, cuando los países latinoamericanos, con motivo de la IV Cumbre de las Américas, efectuada en Mar del Plata Argentina, rechazaron un proyecto norteamericano, el ALCA (área de libre comercio de américa) que imponía la regla del libre comercio como reguladora de las relaciones entre las naciones. Había sido firmado por todos los gobiernos del continente el año 1994 y debía iniciar su vigencia en la IV Cumbre. Previo a ese desenlace, se había producido el golpe de estado a Chávez el año 2002, apoyado por el gobierno de los EEUU, con la pretensión de hacer fracasar el movimiento que se levantó contra el ALCA: NO ALCA, que preconizaba el comercio justo y el multilateralismo. Los países que estuvieron encabezando el NO ALCA fueron Argentina con Kirchner, Brasil con Lula y Venezuela, con Chávez.

¿Fue perdonada esta derrota por el imperio del norte? Indudablemente que no, y ante un cuadro que se le iba de las manos empezó a bregar para parar la irrupción de gobiernos que buscaban independizarse de su tutela. La forma ya no eran los golpes sangrientos de los 70, sino golpes blandos, parlamentarios o institucionales, como en Honduras el año 2009, el intento de golpe en Ecuador contra Correa el 2010, en Paraguay el 2012 contra Fernando Lugo, en Bolivia intento de golpe en 2012.

En Brasil el golpe contra Dilma Rousseff fue el 2016, con premeditación y alevosía y puede que la era de los golpes blandos no se haya acabado. Tengamos presente que la reserva estratégica de dominación del capitalismo, cuando se ven amenazados los intereses de los grupos económicos dominantes, supra nacionales, por democracias de inspiración social o garantista de derechos, o en el siglo pasado por la emergencia de procesos revolucionarios, es el fascismo, o los golpes de estado. En esos momentos, hasta la derecha más liberal se pliega a ese tipo de salidas, sin escrúpulo alguno.

Y es lo que ha pasado en Brasil, toda la derecha está con Bolsonaro.

¿Qué factores contribuyeron a la estrategia norteamericana para detener la oleada de democracia y progresismo que se imponía en América del Sur? Y para desarticular la democracia en Brasil.

Es evidente que hay un recrudecimiento de la injerencia norteamericana en nuestros países por la disputa de su hegemonía, en nuestro hemisferio, por parte de China que fortalece su presencia económica. Este factor seguirá pesando sin duda, no sólo en Brasil.

Como varios países rentistas, la economía de Brasil se vio afectada por la baja de los precios de los commodities o materias primas y afectó directamente las políticas sociales que había sacado a millones de la pobreza.

Un cuadro de corrupción generalizada, instrumentalizado por la derecha, que al igual que en Chile, primero juega al empate y después se transforma en la gran acusadora y que en Brasil ha aprovechado muy bien con la participación de miembros del poder judicial, sembrando la confusión, la desesperanza y la desconfianza en la política. El encarcelamiento de Lula, para anular su candidatura, fue la culminación del golpe.

Y la falta de unidad, las rivalidades que pueden ser legítimas, pero a nuestro modo de ver inadmisibles cuando se pone en peligro la continuidad de la democracia y se cercena la posibilidad de construir una nueva forma de desarrollo, más igualitario y participativo.

Así que debemos estar preparados, porque de no mediar un repunte en estas horas, tendremos a Bolsonaro y a la derecha más reaccionaria en el poder en Brasil. El cuadro aparece muy negativo, pero tampoco debemos perder la esperanza en el pueblo del Brasil, porque son millones los que están por la democracia y estamos seguros seguirán luchando por reconquistarla. En Argentina donde parecía que todo se hundiría en el neoliberalismo extremo, los trabajadores han salido a defender sus derechos y al parecer Macri ha perdido sus posibilidades de reelección.

Brasil abre debates en Chile

Para los comunistas lo ocurrido en Brasil nos plantea abrir el debate respecto a cuestiones que no son nuevas pero que se ponen de relieve con connotaciones diferentes, porque las condiciones en el mundo y en nuestros países han cambiado. Temas como los del poder, la alternancia de gobiernos en un sistema capitalista neoliberal, la democracia y el socialismo, la defensa de la democracia ante la injerencia imperialista y la posibilidad de golpes de Estado, el carácter de las alianzas y el proyecto futuro de sociedad, entre otras.

Por ello estamos por recoger la invitación que nos hizo RD respecto a repensar el proyecto o proyectos futuros de la izquierda.

Más allá de la izquierda, como oposición democrática, debemos sacar la lección para Chile, primero en relación a la necesidad de alcanzar un importante grado de unidad, en base a acuerdos programáticos que representen efectivamente el sentir de nuestro pueblo y que signifiquen pasos sustantivos en el perfeccionamiento de nuestra democracia, con cambios efectivos al modelo neoliberal imperante, en una permanente lucha contra la desigualdad, con la voluntad de avanzar hasta lograr una nueva Constitución política.

Junto al fortalecimiento de la economía, de la industria y la producción con valor agregado, de un real ejercicio de la soberanía económica, debe crecer el poder adquisitivo de los trabajadores y desplegarse políticas sociales que contribuyan a garantizar los derechos de las personas.

Estamos a tiempo también de ofrecer una alternativa y avanzar desterrando, condenando y no tolerando a quienes cometan actos de corrupción.

Da la impresión que no estamos cumpliendo con el sentir de nuestras bases y de gran parte de la ciudadanía que nos observa atentamente. No estamos cumpliendo con el espíritu unitario que primó en el acto de celebración del triunfo del NO. No estamos escuchando a nuestros partidos comunales, regionales, de las organizaciones sociales y sindicales, y las juventudes políticas, que se unen, conversan y esperan señales claras de sus directivas centrales.

Nunca hemos planteado solo la unidad por la unidad, sino que, con un propósito claro, que en términos generales todos sabemos de que se trata. Y tampoco hemos planteado la unidad sólo en términos electorales. Pero mientras más nos demoremos en conquistar la unidad, mientras no asumamos nuestra responsabilidad como partidos, perdemos un tiempo precioso que favorece la derecha que ya avanza con todo para asegurar resultados favorables en las próximas elecciones y con propósitos bien definidos.

Las elecciones, los acuerdos programáticos, las primarias

Al parecer se han abierto posibilidades de conversar todos con todos en bilaterales, en un proceso de acercamiento de posiciones. Nos parece positivo y estamos en plena disposición.

Hay desacuerdos, expresados algunos públicamente y otros en privado. Nudos que debemos desatar para saber a qué atenernos, la incertidumbre no alienta a proyectos comunes con vocación de triunfo.

Sólo a modo de ejemplo: se nos ha expresado por algunos de nuestros interlocutores que no concurrirán a pactos si nos se hacen primarias en todas las comunas para elegir candidaturas únicas a la alcaldía. Quiero adelantar que el PC no les hará el quite a las primarias y que pretendemos competir en más comunas.

Y en el caso de las presidenciales, lo mejor es elegir una candidatura única en primarias. En esta oportunidad ha ido madurando en nuestro partido la idea de levantar una candidatura propia a primarias, es la mejor posibilidad para el debate abierto ante el pueblo y con el pueblo, usando las herramientas legales que entrega nuestro sistema electoral.

En cuanto al carácter de las alianzas, si son programáticas o sólo electorales, a nuestro entender deben ser en primer lugar programáticas y haciendo una advertencia, con todo respeto. Aparecen algunas opiniones, que esperamos no sean de partidos, en que se nos relega a los comunistas solo a acuerdos electorales, un cierto ninguneo que recuerda tiempos pasados de exclusión, que por cierto no aceptamos, cuando se nos ofrecía que nos quedáramos bajo la mesa, que aportáramos nuestros votos y que seríamos muy bien representados. A opiniones como estas les decimos no, muchas gracias.

A nuestro modo de ver, al menos debieran producirse encuentros para analizar posiciones conjuntas como partidos de oposición frente a los desafíos que representan proyectos de ley como la modernización tributaria, la reforma previsional y la contra reforma laboral. Hay inquietud en las organizaciones sindicales, entre los adultos mayores, hay disconformidad por el aumento de la desocupación, las alzas. Movilizaciones sociales anunciadas que no tienen un correlato político. Hay temas tan importantes para la gente como la delincuencia o la salud respecto de las cuales no tenemos una posición conjunta.

Temas claves: trabajo, pensiones, tributación

Está claro que hay posiciones proclives a consensuar con el gobierno en todas o algunas materias. Nuestra posición seguirá siendo que las leyes se aprueban en el parlamento, que cada proyecto debe evaluarse en su mérito y que lo mejor es que se concuerden posiciones compartidas de la oposición, no con el fin de obstruir, sino de mejorar los proyectos, evitar retrocesos que afecten los derechos de las personas.

Aceptaremos que se rebajen los impuestos a los más ricos como se pretende con la modernización de la Reforma Tributaria, que se atente contra los derechos de los trabajadores y la vigencia de los sindicatos con la contra reforma laboral? ¿Aceptaremos seguir fortaleciendo a las AFP? ¿No nos pondremos de acuerdo en cómo enfrentar las rebajas presupuestarias que atentan contra las políticas sociales? Desde luego que al gobierno le interesa negociar por separado y ojalá con una oposición dividida.

En esta misma línea de acción, como partido vamos a contribuir al llamado a paro activo que ha llamado la CUT para el día 8 de noviembre, como el inicio de un movimiento que frene la arremetida del gobierno contra las conquistas de los trabajadores y en desmedro de sus condiciones de vida.

Son tiempos de unidad y lucha para defender, profundizar y ampliar el alcance de la democracia, en aras de la conquista de un nuevo proyecto de desarrollo para Chile.

Quiero manifestarles que estamos aquí para homenajear a compañeros y compañeras que representan la historia viva de nuestro partido, que han sido leales con su política, y que han contribuido a su puesta en práctica desde diferentes puestos de combate, político, de ideas, de las culturas, desde la legalidad y la clandestinidad, en las más duras represiones o en la confrontación democrática y también en las difíciles contra la dictadura.

Nos ponemos al día con estos actos de fraternidad y de reconocimiento al entregarles hoy la medalla Luis Emilio Recabarren. Vendrán otros y otras en los próximos meses y años.

Nos representan a cabalidad en lo que somos, un partido que nunca ha atentado contra la democracia, que respeta los derechos humanos, que busca la unidad y el acuerdo en la búsqueda de una sociedad mejor, un partido que se alza contra la explotación y se rebela contra la injusticia”.

Foto: Carlos Contreras
elsiglo.cl

 

 

Actividades

 

 

Federación Nacional Victor Jara - Estocolmo, Suecia
contactos: director@victorjara.se
© www.victorjara.se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos con mención de la fuente.