Actos, manifestaciones y cacerolazos se vivieron a lo largo del país en una nueva jornada en contra del sistema de pensiones. En Santiago hubo represión y detuvieron a Luis Mesina.

Santiago. 24/10/018. Manifestaciones, cacerolazos y actos se desplegaron durante la jornada de movilización que convocó el Movimiento No+AFP en conjunto con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), donde participaron miles de personas. Desde las 8 de la mañana hubo jornadas de reflexión y mítines en todas las plazas principales del país, asimismo, durante la tarde se realizaron cacerolazos en todas las comunas de la Región Metropolitana en rechazo al proyecto para reformar el sistema de pensiones que presentará el Gobierno a fines de octubre, ya que dicha iniciativa sería en favor de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

En Santiago se vivió el acto central de la convocatoria en horas del mediodía en la Plaza Vicuña Mackenna, al costado de la Biblioteca Nacional, donde se registró una gran represión por parte de Fuerzas Especiales de Carabineros. Cuando los manifestantes bloquearon en parte la Alameda actuó de inmediato el carro lanza aguas y lanza gases, incluso, personal policial detuvo al vocero de la Coordinadora No+AFP, Luis Mesina, cuando intentó tomarse una fotografía en el frontis de la Biblioteca.

Tras ser liberado, Luis Mesina, le bajó el perfil a su detención y apuntó que “difundamos lo importante, el hecho de que en muchos lugares del país el pueblo despertó, los trabajadores seguimos en la pelea. Nos pusimos de pie nuevamente, iremos de menos a más. Difundan las fotos y videos por las redes, la detención no es el eje, es accesorio. Así que demosle con todo a la protesta en la noche, eso es lo que importa”.

Respecto al proyecto de pensiones del Ejecutivo, el vocero de No+AFP, manifestó que “aquí lo tremendamente importante es que se ha instalado como principio –y esto es lo grave- la sustentabilidad financiera de un modelo, es decir, antes de la discusión sobre si los ancianos de nuestro país deben tener derechos fundamentales garantizados por el Estado, o sea, derecho a vivir dignamente, lo primero que se consulta no es eso, sino que si tiene sustentabilidad financiera, el cómo se financia, si acaso los trabajadores están en condiciones de colocar una fracción cada vez mayor de dinero o aumentar la edad de pensionarse”.

También, participaron de la movilización dirigentes sociales, sindicales, estudiantiles, políticos y decenas de ciudadanos. La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, realzó la muestra de unidad que significó la jornada. “Si uno mira lo que tenemos hoy día son los dos elementos fundamentales: Gran unidad del mundo sindical en torno a esta demanda y lo segundo la propuesta de la Coordinadora No+AFP. Y eso debieran ser elementos que le permitan a la Central Unitaria de Trabajadores junto con todas las otras demandas que tenemos que abordar -empleo, salarios, entre otras- también ser un actor decidor”.

“Acá no se trata de que el Gobierno no pueda tener su propuesta. Es lógico que el Gobierno haya sido electo para tener su posición y tiene un programa. Lo que hemos dicho es que todas las propuestas que existen se puedan poner sobre la mesa, particularmente la propuesta del mundo del trabajo que viene desde la Coordinadora”, agregó.

“No se gobierna para la calle”

Mientras se desplegaba las diferentes manifestaciones en todo el país, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, confirmó que se afinan los detalles de la iniciativa en materia de pensiones, pero recalcó que ellos no gobiernan para la calle, porque en las manifestaciones habría “ideologismo”.

“El llamado que yo haría es que veamos este tema sin ideologismos, aquí lo importante es mejorar las pensiones de los chilenos. Este es un Gobierno que siempre va a estar mirando la opinión pública, es un Gobierno que va a tomar en cuenta lo que ocurre y las manifestaciones, pero es un Gobierno que no gobierna para la calle”, dijo Larraín.