Los desafíos a la puerta del mundo sindical, con Paro Nacional de por medio

Los desafíos a la puerta del mundo sindical, con Paro Nacional de por medio

enero 16, 2024Prensa el Siglo

El foro “El movimiento sindical debate y proyecciones en el Chile de hoy” de las Fiestas de los Abrazos 2024 reunió a dirigentes sindicales del mundo privado y público. Se habló de los preparativos y las razones del Paro Nacional anunciado para el 11 de abril que busca remecer al Gobierno. David Acuña, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, manifestó que el Gobierno y el Congreso están al debe respecto a dar respuestas a las demandas sociales, ya que se siguen profundizando las desigualdades. El presidente de la ANEF, José Pérez, indicó que el mundo sindical debe ponerse en tensión y levantar con mucha fuerza las demandas de los trabajadores y trabajadoras. Los nuevos desafíos del sindicalismo van de la mano con las tecnologías, el trabajo precarizado y las pensiones, se indicó.

Daniela Pizarro A. Periodista. “El Siglo”. 16/01/2024. “El movimiento sindical debate y proyecciones en el Chile de hoy”, fue el foro que trató el tema sindical y social en la Fiesta de los Abrazos 2024. Un espacio de análisis que se dio en la carpa central Gladys Marín en la mañana del domingo 14 de enero y del cual participaron David Acuña, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT); José Pérez Debelli, presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF); Angélica Salgado, presidenta del Sindicato UBER; Karen Palma, presidenta de la Confederación de Trabajadores de la Salud (FENATS); Eric Campos, secretario general CUT y Osvaldo Zúñiga presidente de la Confederación Nacional Sindical Campesina y del Agro Ranquil. El foro fue moderado por la secretaria general de las Juventudes Comunistas, Bárbara Navarrete.

Los fuegos los abrió la representante del sindicato de Uber, Angélica Salgado, quien se refirió a las nuevas formas de empleo a través de las aplicaciones. Dijo que en materia de leyes no se ha podido avanzar en la desprecarización del trabajo, por lo que indicó que falta que el gobierno mire de manera general la situación de este sector laboral, ya que hoy es la tecnología la que reemplaza a la interacción humana en el comercio. También indicó que el Paro Nacional anunciado por la CUT para el mes de abril será “un remezón”.

En ese marco, destacó que el mundo sindical debe recuperar el rol articulador en los territorios, ya que las alianzas son fundamentales, “sino no avanzamos”, aseguró.

En tanto, Osvaldo Zúñiga, señaló que en el mundo del agro sólo el 2% de los trabajadores está sindicalizado, ya que son muchas las prácticas antisindicales que ejerce el empresariado por el poder que ostentan y terminan persiguiendo a los dirigentes. El representante del mundo campesino, también señaló como factor la fuerte despolitización, lo que le permite al mundo empresarial permear en las organizaciones. Indicó que en el periodo de verano la Dirección del Trabajo cuenta con menos fiscalizaciones y automóviles por lo que las fiscalizaciones en el campo son escasas.

Zúñiga, además, hizo hincapié en retomar la formación político-sindical para enfrentar los embates. Y destacó que se instaló el concepto de soberanía alimentaria, pero que aún falta información, porque en Chile se produce alimento de buena calidad, pero se vende a la elite de Europa y Estados Unidos, mientras que para alimentar al resto de la población nacional se importan “toneladas de veneno”, apuntó.

Respecto a las resoluciones del último Congreso de la CUT, se refirió el presidente de la multisindical, David Acuña, y manifestó que el Gobierno y el Congreso están al debe respecto a dar respuestas a las demandas sociales, ya que se siguen profundizando las desigualdades. Aseveró que hoy falta un diálogo donde los sindicatos sean incidentes y no sean solo invitados para acompañar, sino ser parte de la construcción de las políticas.

Recalcó que el Gobierno está colocando a los trabajadores como escudo para ceder a las extorsiones de la derecha y se terminan creando leyes que benefician a las grandes empresas. Acuña ejemplificó con el proyecto de 40 horas donde el mundo del trabajo no quería incorporar la flexibilidad, sin embargo, la derecha lo puso como condición para aprobar y se terminó beneficiando con mejoras a las pymes.

Señaló que la CUT ve errores y una falta de conexión del Gobierno y es por ello que hace un llamado a la unidad de acción del mundo sindical, social y político. El timonel de la Central resaltó que el sindicalismo nace de un ejercicio democrático que les da legitimidad y fuerza, por lo que están llamados a ser articuladores del movimiento social. Criticó que los parlamentarios se arrogan una representatividad de los trabajadores que no tienen, por ejemplo, para condicionar una reforma de pensiones.

En esa línea, Karen Palma, explicó que el Paro Nacional de la CUT tiene que ver con recuperar el rumbo para contener a los miles de trabajadores y trabajadoras que no se sienten escuchados. “Queremos que avance la agenda con la que se comprometió el Gobierno, porque el incumplimiento genera desafección social”, dijo. Sostuvo que como CUT quieren capitalizar ese descontento, porque actualmente lo están haciendo las fuerzas de la ultraderecha.

También Palma subrayó que la multisindical no va a renunciar a demandas como cambiar la Constitución, el modelo de desarrollo y avanzar en una transición justa con los avances tecnológicos. Respecto a materia de pensiones dijo que la CUT discutió en su Congreso que el 6% adicional que plantea la reforma debe ir al fondo solidario.

Desde el mundo del empleo público, José Pérez, indicó que el mundo sindical debe ponerse en tensión y levantar con mucha fuerza las demandas de los trabajadores y trabajadoras. Es por ello que insistió con la muy buena preparación que debe tener el Paro Nacional del mes de abril, donde el mundo del trabajo se pone a disposición del movimiento ciudadano. En ese marco recalcó la importancia de generar amplias articulaciones con el mundo social. “Es importante la política de alianzas, solo no llegamos a ningún lado”, concluyó el líder de la ANEF.

Siguiendo en la idea de la unidad y del rol articulador de la CUT, el secretario general de la multigremial, Eric Campos, señaló que el sindicalismo no pasó de moda y que es un espacio que hay que disputar, de lo contrario se deja tierra fértil para la ultraderecha. Criticó la poca fuerza que hoy poseen los sindicatos, lo tildó de “sindicalismo de giftcard” y apuntó al Plan Laboral de la dictadura como uno de los responsables de la desarticulación, fragmentación y despolitización del mundo del trabajo.

Además, el dirigente aclaró que el Paro Nacional que acordó el XIII Congreso de la CUT no es en contra del Gobierno, sino que busca desempatar el campo político y con ello buscan frenar la desafección política que está canalizando la derecha, donde el empresariado y sus organizaciones están siendo más influyentes que los trabajadores en las políticas públicas. Dijo que las razones del estallido siguen vigentes y sin respuestas.

Sobre las alianzas Campos recalcó que “en el movimiento social nadie sobra” y que “no debe haber disputa de hegemonías en el movimiento social”. Pero que debe tener una estructura y poner en el centro las grandes reformas que van en directo beneficio de las mayorías.

  Categories: