Gobernador Rodrigo Mundaca: “Hay una disputa muy aguda”

agosto 12 23:07 2021

Por El Siglo
ago 10, 2021

Menschenrechtspreisträger Rodrigo Mundaca mit Avocadobaum in Chile

Gobernador de Valparaíso entró de lleno a los conflictos en torno de la figura de “delegado presidencial” y los desafíos que se abren en la gobernabilidad de las regiones. En entrevista en Radio Nuevo Mundo describió los principales retos y objetivos en su región, sobre todo en cuanto a desarrollo humano y acceso al agua. Valoró el trabajo de la Convención Constitucional e indicó que “el camino de la gobernación regional está directamente linkeado con lo que ocurre en el proceso constituyente”.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 10/08/2021. El gobernador de la Región de Valparaíso, Rodrigo Mundaca, el primero elegido democráticamente y que triunfó en la primera vuelta con una alta votación, estuvo en el programa “De domingo a domingo, sin restricción”, de Radio Nuevo Mundo, donde abordó temas cruciales de la gestión y objetivos. La siguiente es la transcripción de parte de esa entrevista.

Conversábamos sobre las gobernaciones y hacíamos una introducción de qué estaba sucediendo con las gobernaciones regionales cuando se instalan hace un mes, y hay un representante del gobierno central que sigue haciendo todo lo que hacía el Intendente, es decir, el delegado presidencial. Y no sabemos qué es lo que el gobernador está haciendo o puede hacer. Nos causa mucha extrañeza toda esta situación y parece que hay que darle una apretada a la tuerca.

A pesar del tiempo transcurrido todavía hay harto desconocimiento sobre las funciones del gobernador regional, versus las funciones de delegado presidencial. Nosotros hemos sostenido desde el primer momento que el proceso de descentralización en Chile tiene el freno de mano puesto. Es un proceso que -y también lo dijimos durante la campaña- es un punto de partida y no de llegada, a propósito de que responde a un anhelo largamente acariciado por nuestras comunidades, nuestros territorios. Por más de 200 años Santiago ha sido un reino. Y sus élites culturales, políticas, sociales son quienes han dirimido los derroteros de nuestras comunidades y nuestros territorios.

Dicho esto, el proceso de descentralización en el ámbito del gobernador regional tiene funciones bien específicas. El gobernador electo tiene funciones administrativas, normativas, tiene funciones de planificación, presupuestarias, de coordinación y de fiscalización de aquellos servicios que dependen de su gestión. Y tiene quince competencias delegadas. Hasta este minuto tiene competencias en el ámbito del Ministerio de Vivienda y, por tanto, es el gobernador y su equipo quien formula el Plan Regional de Ordenamiento Territorial. Tremendamente importante en un escenario de despojo, un escenario de extractivismo desatado, particularmente en la Región de Valparaíso. El gobernador regional tiene competencias delegadas del Ministerio de Transporte; administra los subsidios del transporte escolar, los subsidios del transporte rural y también de las zonas aisladas. En materias del Ministerio de Economía tiene competencias descentralizadas de Corfo, Fosis y Sercotec. Esto en concreto significa que de los tres instrumentos de fomento productivo que tiene Sercotec, siete los administra el gobernador regional y que en el caso de la Región de Valparaíso para el 2022 equivalen a mil quinientos millones de pesos. También administra los tres instrumentos de fomento que tiene la Corfo: bienes públicos, PTI y programas de focalización de calidad.

Ahora, el gobernador regional es quien preside el Consejo Regional y por tanto tiene iniciativa presupuestaria que es tremendamente relevante. Nosotros fuimos ungidos en el cargo del día 14 de julio y el día 15 me tocó presidir inmediatamente el Consejo Regional donde el gobernador regional vota y tiene opinión. En el Consejo Regional de Valparaíso son veintiocho consejeras y consejeros y en la primera sesión me tocó aprovisionar cinco mil trescientos millones de pesos. Setecientos millones de pesos para la construcción del Cuartel de Bomberos N°1 en la comuna de Quintero. Y algo así como cuatro mil quinientos millones de pesos que aprovisionamos para la construcción de un sistema de alcantarillado en la comuna de Putaendo. Hace un par de días atrás me tocó presidir mi segundo Consejo Regional donde nos tocó priorizar cerca de cuatrocientos millones de pesos para sistemas de agua potable rural, y también aprovisionamos, priorizamos y aprobamos algo así como ocho mil millones de pesos para los FRIL que son los Fondos Regionales de Interés Local que es transferencia de capital a los treinta y ocho municipios que vía proyectos pueden acceder a esos recursos.

Es decir: tenemos recursos. No suficientes, claro. Pero si lo quisiéramos poner en términos políticos, el gobernador regional administra la región, y el delegado presidencial tiene funciones bien específicas, más allá de que intentan mantener su preeminencia y figuración, el ex intendente hoy delegado presidencial no preside el Consejo Regional, no tiene iniciativa presupuestaria, ni puede focalizar recursos en los distintos ámbitos. Qué hace el delegado presidencial. Es quien maneja la fuerza pública porque sigue conectado con seguridad interior y además, es quien supervigila el funcionamiento de los servicios públicos. Pero en materia presupuestaria no tiene ninguna iniciativa, no preside el Consejo Regional y, por tanto, sin duda que hay un proceso de disputa y nosotros hemos tenido muchísimas disputas con el delegado. Los sin sentido de este proceso dicen relación con que nosotros en la primera semana que asumimos teníamos reuniones agendadas con el Director Regional de Corfo, con Onemi, que es tremendamente importante en esta región, y teníamos reuniones con Bienes Nacionales. Y nos suspenden las reuniones porque teníamos que pedirle autorización al delegado presidencial para reunirnos con los servicios públicos. Esas son cosas que tenemos que enfrentar en los territorios que forman parte de la disputa. Qué dijimos nosotros: Vamos a actuar de facto y hemos empezado a reunirnos con los directores regionales porque tenemos tareas que son tremendamente importantes. El gobernador regional es quien tiene que formular el equipo; la estrategia regional de desarrollo que quedó obsoleta porque llega hasta el 2020 y seguimos funcionando con esa estrategia regional de desarrollo. Tenemos que formular el Cosov, el consejo de la sociedad civil de toda la región y elaborar su reglamento.

Existen facultades y competencias, pero además, nosotros a diferencia de otros gobernadores regionales tenemos un capital político que otros no tienen. Triunfamos el 16 de  mayo y fuimos primera mayoría nacional proporcional. Saqué trescientos mil votos en la primera vuelta. Algo así como el 44% y no hubo necesidad de segunda vuelta. Y ese capital lo estamos usando a fondo.

Hubo un proceso que se llamó delegación de competencias que tocaba a los llamados servicios centrales. Estoy pensando en quien nombra a los directores de los hospitales, quien se hace cargo del problema de la educación en la región. Es decir, todo aquello que de alguna manera siempre se ha manejado desde Santiago, pasando por encima del deseo y pensamiento de las regiones. Te quería consultar cómo va ese proceso que es muy importante para asentar el poder del gobernador regional sobre su región.

Primero, nosotros no designamos a los secretarios regionales ministeriales, ni tampoco designamos a los jefes de servicio. Eso sigue siendo una facultad del nivel central por las características propias de una descentralización que sigue actuando con un celador al lado. Porque transferir poder es difícil para el poder central y menos transferir poder a autoridades subnacionales, como que le cuesta a la élite. La élite es bastante reacia a transferir poder y todos los que estamos en política comprendemos perfectamente que es una disputa de poder y que cuando se está disputando el poder, ni se presta, ni se regala ni se concede. Por tanto ahí hay una disputa muy aguda.

Hay dos proyectos de ley. Hay un proyecto de ley que pasó por el Senado y en la Cámara de Diputados no se aprobó y se echó abajo, precisamente porque no estaba la opinión de los gobernadores regionales, y así lo dijimos. Ese proyecto de ley -y esto tiene que ver con lo inaudito del proceso de descentralización chileno- era un proyecto que hablaba del mecanismo expedito de transferencia de competencia. Se había planteado seis meses y se había planteado en positivo. Es decir, yo en julio al presidente de la República le solicitaba una competencia en el ámbito de agricultura, o medio ambiente por ejemplo, para que los proyectos agrícolas pasen por el sistema de evaluación de impacto ambiental, y transcurridos seis meses, si el nivel central no me contestaba, se asumía que la competencia era adquirida. Después se planteó en negativo, que transcurridos seis meses si no me contestaban era negativo y no se adquiría la competencia. Y finalmente cómo queda; El silencio administrativo se mantiene, son seis meses lo que el ejecutivo se demora en contestar y transcurridos seis meses el ministro del interior y seguridad pública te manda un oficio y te dice: la competencia no le fue delegada.

A mí me tocó entrevistarme con el Contralor un día antes de ser ungido como gobernador el día 13 de julio. Y coincidía con nosotros diciendo que era absolutamente increíble que tuviéramos que esperar seis meses para tener una competencia delegada. Él incluso es partidario de máximo un mes, y nosotros también. Ese mismo proyecto de ley hablaba del órgano dirimente de las controversias entre el gobernador regional y el delegado presidencial. El proyecto original planteaba que el órgano dirimente era la Contraloría. La opinión de la Asociación Regional de Municipalidades era que fuera la Contraloría, perfecto, pero también la Corte Suprema. Que hubiera dos entes que pudieran dirimir las competencias. Eso el proyecto original no lo contemplaba, contemplaba solo el contralor.

Finalmente, el que el gobernador regional fuera el superior jerárquico de todos los servicios y por ende tuviera competencias al momento de designar los directores de servicios. Pues bien, ese proyecto no se aprobó en la Cámara en segundo trámite y quedó pendiente. Hay un segundo proyecto de ley que está en el Senado y que tiene que ver con descentralización financiera. Pero es un proyecto incompleto porque nosotros hemos dicho que la descentralización financiera pasa necesariamente por que se establezca una Ley de rentas regionales territorializadas, de manera tal que las empresas que explotan bienes naturales en nuestros territorios, dejen los tributos en nuestros territorios. A propósito de que estamos insistiendo en una ley de puerto, que grave toda la carga que sale de la Región de Valparaíso donde prácticamente el 80% de las exportaciones salen de la Región de Valparaíso y no hay ley de puerto.

Son temas que están pendientes y que tienen que ver con la discusión política gruesa, como también un proyecto de ley que presentaron los diputados Velásquez, Mulet, Hirsch y Catalina Pérez, recientemente, que tiene que ver con terminar con la figura del delegado presidencial y yo voy a estar con ellos la próxima semana en un punto de prensa, a propósito de que la figura del delegado presidencial -y lo voy a decir en estos términos bastante ufanos-  actúa como un gendarme del proceso de descentralización.

Respecto de tu programa como gobernador, preguntarte específicamente por la proyección que tú haces en tu calidad de gobernador con este capital político que mencionabas.

No lo había dicho al inicio, que no entramos solos el día 15 de julio. Había cargos de confianza y ejercimos la prerrogativa de asumir todos los cargos de confianza. Los gobernadores regionales entramos con seis jefaturas de división. Entramos con la Dipiv que es la División de Inversión Regional, en la DAF, que es la División de Administración y Finanzas, en la Dipoi que es la División de Fomento e Industria,  la División de Desarrollo Social y Humano que es nuestro brazo político en el gobierno regional. Entramos también con la División de transporte y entramos también con la Diplac, que es la División de Planificación Territorial. Tremendamente importantes. Ahí ejercí mi prerrogativa de designar a seis compañeros al frente de esas divisiones. La administradora regional también es un funcionario de confianza y entramos inicialmente con un pequeño equipo de gabinete liderado por Rodrigo Faúndez que fue nuestro jefe de campaña y hoy día es el Jefe de Gabinete, y con dos compañeros más, uno a cargo de participación y un periodista que es el Nico Ramírez, que es el presidente regional del Colegio de Periodistas. La semana pasada pudimos engrosar la estructura del gabinete y fortalecimos la participación con dos compañeros más, y también tenemos un equipo que es el que planifica, hace las minutas y está trabajando permanentemente una mirada más estratégica. Por tanto, estamos con un equipo súper completo trabajando.

Quería apuntar que la Región de Valparaíso es la que tiene la mayor cantidad de campamentos del país. Según el último informe de Techo tiene veintitrés mil ochocientas cuarenta y tres familias viviendo en campamento. Tenemos el campamento más icónico y más grande del país, el Campamento Manuel Bustos. Tenemos más de cien mil personas viviendo en campamentos en una región que se precia de tener enormes bondades y riquezas asociadas al turismo, pero tiene enormes asimetrías materiales

Somos la región que tiene la mayor cantidad de población dependiendo de camiones aljibes porque la crisis hídrica es brutal. De hecho hemos estado haciendo gestiones para que toda la Región de Valparaíso sea declarada en emergencia hídrica y ahora con un conjunto de parlamentarios estamos solicitando que se declare zona de catástrofe hídrica para tener recursos de emergencia. De hecho el martes de esta próxima semana voy a estar en Santiago; me llamó el Ministro de Obras Públicas, nos pidió una reunión. Nos toca hablar con algunas autoridades sectoriales para poder allanar estos temas y vamos a ir con un conjunto de jefes de división a hablar con él sobre esta situación en particular.

Somos una región que tiene dos dígitos en materia de cesantía. Las asimetrías en términos de hombre-mujer son del orden de 30%. La Región de Valparaíso es considerada una zona roja a propósito de la persecución y crímenes focalizados en las disidencias sexuales. Tenemos un montón de tareas. Dicho esto; queremos hacer de la Región de Valparaíso una región que consagre derechos. Una región con equidad. De hecho el gobierno regional con respecto a los veintiocho consejeros regionales, sólo 5 son mujeres a propósito de la equidad de género.

En términos de inclusión en la División de Desarrollo Social y Humano está focalizado el trabajo de los grupos prioritarios y estamos trabajando fuertemente para incorporar nuevas determinantes al momento de elegir proyectos en grupos prioritarios. Estoy hablando de personas con discapacidad en la región, más de doscientas ochenta mil. Población migrante; niños y adolescentes, disidencias sexuales, mujeres rurales. Hemos dicho que queremos construir una base económica justa y solidaria y estamos tratando de focalizar los recursos presupuestarios precisamente en proyectos que tienen que ver con inclusión, equidad, empleo, empleabilidad, etc. Hemos dicho que es parte de nuestro programa que queremos una planificación integrada, sostenible, no degradante ni degradante del territorio y tenemos a la jefa de la división que es Débora Vega, geógrafa de la Upla y con ella estamos trabajando en los primeros pasos de la Estrategia Regional de Desarrollo y en el Plan Regional de Ordenamiento Territorial, además de otras tareas.

Finalmente, hemos dicho que nuestro programa de gobierno regional la memoria es un tema de la centralidad; un pueblo que no tiene memoria comete el error dos veces, primero como tragedia y luego como comedia. Y eso también lo tenemos anidado en la División de Desarrollo Social y Humano.

Yo diría que ahí está lo grueso. Durante la campaña teníamos tres cajas que tenían que ver con una región de derechos. Una región cuya base económica sea justa y solidaria  y con una planificación sostenible, no depredante ni degradante del medio ambiente, y dos principios fundamentales: democracia directa y participación. Y ahí el tema de la elaboración del Consejo de la Sociedad Civil es la herramienta que nos va a permitir incorporar a todas las organizaciones de la sociedad civil de las 38 comunas de la región, para precisamente dar cumplimiento a esa declaración de nuestro programa.

Son un montón de tareas y tenemos distintas herramientas en términos políticos para poder entrar en esa dirección.

Existe en la Región de Valparaíso una realidad golpeadora y es la zona de sacrificio Puchuncaví, una de las zonas más conflictivas del país desde el punto de vista de lo que se está exigiendo a su población y los daños que se han infligido a esa parte de la región.

Son nuestros temas. Esos temas encarnan nuestro movimiento. En Modatima (Movimiento de Defensa por el acceso al Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente) hemos trabajado intensamente en aquello. Aprovecho de saludar a nuestras compañeras constituyentes. Nuestra organización Modatima no sólo gana con primera mayoría la gobernación regional de Valparaíso, sino que también tenemos cuatro compañeras constituyentes que son parte de Modatima y que están en el trabajo diario periódico de la elaboración de una nueva norma jurídica. Ivana en el Distrito 5, Caro Vilches en el 6. Es la única geógrafa en el proceso constituyente. Manuela Arroyo, abogada constitucionalista, abogada de la Machi Linconao, de Alberto Curamil y de varios peñis falsamente imputados, constituyente del D23 y Yarela Gómez en el D27. Tenemos cuatro compañeras que están trabajando intensamente en este proceso. Lo planteó en estos términos porque creo que hay dos claves, a propósito de los bienes naturales comunes, a propósito de la descarbonización de la matriz energética, a propósito de la desprivatización y la desmercantilización del agua.

Hay una clave que es constituyente y en esa clave constituyente tenemos muchas esperanzas cifradas en compañeros constituyentes que han sostenido la necesidad de hacer del agua un  bien común, de hacer de su acceso un derecho humano, terminar con la privatización y mercantilización de las aguas y establecer prioridades de uso y restituir la propiedad del agua al dominio de la tierra. Nuestras compañeras de Modatima encarnan esa batalla. También en otras por supuesto, pero son compañeras que han dado tremendas batallas en su territorio. Compañeras como Caro Vilches que han sido censuradas, perseguidas, amenazadas de muerte, y que están ahí, en el proceso constituyente.

Como organización desde siempre hemos estado sujetos a presiones persecuciones políticas, amenazas porque hay un tema que no se dice o se dice poco, y costó mucho instalarlo: en Chile las bases de la desigualdad se edifican desde la privatización de los bienes naturales comunes. El origen de las fortunas de Matte, Angelini, de Luksic y otros está precisamente en la privatización de los bienes naturales comunes. La crisis hídrica de la Región de Valparaíso tiene que ver precisamente con ese modelo de despojo. Tiene que ver con algo que sostiene un geógrafo británico marxista David Harvey. Tiene un libro que se llama Ciudades Rebeldes, y el habla del patrón de acumulación por desposesión. En Chile ese patrón de acumulación por desposesión se expresa de manera brutal en el ámbito de los bienes naturales comunes.

Entonces, tenemos en clave constituyente esa esperanza y en lo local y cotidiano sin duda que el problema del agua de la Región de Valparaíso sin duda es multidimensional. Los instrumentos de ordenamiento territorial que existen en la región no contemplaron factibilidad hídrica y hay una presión de los holding inmobiliarios que se construyen sobre los cuerpos de agua, directamente sobre los humedales. Antes de asumir acompañé a varias organizaciones de la localidad de Los Molles, Provincia de Petorca, a partir de que se edificaron torres sobre humedales. Lo multidimensional tiene que ver con los holding inmobiliarios, con la mega minería química a cielo abierto, en la parte alta de la primera sección del Aconcagua. Tiene que ver con las hidroeléctricas que simplemente no restituyen el caudal al río. Tiene que ver con el monocultivo de paltas, un frutal de origen tropical que demanda enormes volúmenes de agua y emplazados en suelos que no tienen aptitud de cultivo, en suelos de cerros. Ahí no tengo prerrogativas en lo ambiental porque dentro de los sinsentidos se resolvió que sea el delegado presidencial quien preside la Comisión Regional de Evaluación Ambiental. Pero sí tengo la prerrogativa de pronunciarme territorialmente y tengo la prerrogativa a través de la División Territorial de Planificación de pronunciarme acerca de la pertinencia de proyectos que impactan el medio ambiente del territorio.

También hemos dicho desde el punto de vista del Plan de Ordenamiento Territorial y hemos sido categóricos de oponernos a que el Parque industrial en la Bahía de Quintero se siga ampliando. Y tengo pertinencia en términos de que formulo el Plan Regional de Ordenamiento Territorial.

Sin duda que hoy día a propósito del extractivismo, de los sin sentido y de este realismo mágico de García Márquez, se apaga Ventanas I y se vuelve a prender la semana pasada porque se dice que tiene que ser una reserva estratégica energética, en la medida que hoy la gran demanda de los movimientos ambientales tiene que ver con la descarbonización de la matriz energética. Tiene que ver con terminar con la dependencia de las fuentes de energías a fósiles, gas, petróleo y carbón. Y creo que hoy día existe la suficiente inteligencia en el país para propender a energías renovables no convencionales que puedan sustituir la dependencia de las fuentes de energías a fósiles, gas, petróleo y carbón que son probablemente las fuentes de emisión de gases de efecto invernadero más impactantes en el calentamiento global. Obviamente, al no tener facultades y lo digo sin falsa modestia, mi tarea es poner en práctica el capital político que tenemos. Precisamente para insistir en la descarbonización de la matriz energética, para insistir en la desmercantilización desprivatización del agua. Insistir en poner en el centro a la naturaleza como sujeto de derecho, si somos capaces de propender a aquello. Seguramente vamos a lograr armonizar nuestra relación con la naturaleza y el patrón de acumulación por desposesión va a empezar a andar en retirada. Este martes estaremos en Santiago con las compañeras porque nos parece muy importante linkearnos; el trabajo del gobierno regional con el proceso constituyente.

No existe ninguna posibilidad de que tengamos más competencias, si es que el proceso constituyente no coloca en su centralidad la transferencia de poder político con clave territorial. Por eso para nosotros es tan importante este proceso y que se entienda que la disputa por el poder, que el camino de la gobernación regional está directamente linkeado con lo que ocurre en el proceso constituyente. 

Publicado por: elsiglo.cl

  Categories:
view more articles

About Article Author

Jorge Caceres
Jorge Caceres

View More Articles